3ª Etapa del Camino Primitivo. Domingo, Salas -(La Espina)- Tineo.

Continuando con el Camino Primitivo, el domingo 17 de febrero de 2019 , la Asociacion de Amigos del camino de Santiago de Leon ´Pulchra Leonina ¨realizamos la tercera etapa entre Salas y Tineo. Otro día más, con máxima puntualidad, salimos de León rumbo a nuestra querida y vecina Asturias, con mucha ilusión y ganas de empezar a caminar cuanto antes. De nuevo, una “marea amarilla” dispuesta a disfrutar de otra jornada peregrina. Durante el trayecto contemplamos otra vez los restos de la nieve caída.

Ésta es una jornada plenamente rural, entre prados y bosques de robles y castaños. En el primer tramo, de 8’8 kilómetros ascendemos desde los 240 metros de altitud de Salas hasta los 660 de La Espina. En el segundo tramo, de 11’2 kilómetros, seguimos ascendiendo, ya con desniveles más suaves, aunque frecuentes, llegando a los casi 800 metros de altitud en Tineo.

Recuerdo Año 2007 , 15 de Abril .

Recuerdo año 2007 15 de Abril

Llegamos a Salas. Comprobamos que el día es estupendo para caminar, con temperatura suave y sin atisbos de lluvia. Debido al éxito que el último día tuvieron los famosos Carajitos del Profesor -¡buenísimos!-, hoy de nuevo hacemos acopio de tan exquisitos dulces. También unos compañeros aprovechan para tomar un café “mañanero” y otros van hasta el Albergue de Peregrinos para sellar la credencial. 
Salimos de Salas pasando bajo el arco que une el Palacio Valdés Salas con la torre medieval. 

Unos metros después, tomamos una calle a mano derecha y seguimos por una pista que marcha al lado del río Nonaya. Vamos ganando altura por este precioso tramo, cruzando primero el puente de Borra y más tarde el de Carcabón. Tras las últimas rampas llegamos a El Llanón y vamos por el arcén de la N-634. Después de unos quince minutos, tomamos una senda a la izquierda que nos lleva a Porciles, desde donde vemos unos molinos eólicos. 

Llaneando llegamos a Bodenaya, que tiene albergue de peregrinos, un crucero donado a principios del siglo XX y la iglesia de Santa Marina. En paralelo por la derecha de la N-634 llegamos a La Espina. Aquí termina el primer tramo de la etapa. Aprovechamos para disfrutar de un merecido descanso y reponer fuerzas antes de iniciar la marcha.
Ponemos rumbo a Tineo. Al dejar La Espina, en la rotonda, tomamos por la derecha una senda que avanza junto a un pequeño muro de piedra. A partir de aquí el barro comienza a tomar protagonismo, pero no es obstáculo para nosotros, peregrinos, preparados para solventar cualquier incidencia que surja en el Camino. En muy poco tiempo alcanzamos La Pereda con su Capilla del Cristo de los Afligidos del siglo XV. Giramos a la derecha junto al templo y ascendemos hasta la fuente de Reconco, construida en 1809. A media ladera las vistas son espectaculares. El camino conduce a varias aldeas pertenecientes a la parroquia de La Pereda como El Espín, Bedures -con el molino más bonito de todo el Camino-, La Millariega y El Pedregal, cuya iglesia fue construida en los siglos XV-XVI.

A continuación, seguimos un tramo por la carretera AS-216 la cual dejamos por la derecha junto a un crucero. A unos cien metros, torcemos a la izquierda. Se trata de una parte del Camino de unos 4 kilómetros hasta Santa Eulalia, que se asienta bajo la sierra de Tineo, con vistas a mano izquierda de la sierra de la Curiscada y del polígono del mismo nombre.
Sin entrar en el pueblo, justo antes del cementerio, nos desviamos a la derecha. Cruzamos el río Ferroiro y bordeando el campo de fútbol llegamos a San Roque, con parque y ermita del mismo nombre.

Recuerdo Año 2007 15 de Abril

 Continuamos por un paseo y pasamos junto a la estatua del peregrino, levantada en 2004 y donde sobre el reloj solar puede leerse una curiosa reflexión: “Viator horam aspice et abi viam tuam” – “Caminante, mira la hora y continúa tu camino”-. Giramos a mano izquierda y pasamos delante del Albergue de Peregrinos llamado Mather Christi en memoria del antiguo hospital que hubo en Tineo, en el cual los peregrinos veneraban a Santa Ana.

Llegamos a Tineo, un poco cansados pero enormemente satisfechos del día que hemos disfrutado y los hermosos paisajes por los que ha transcurrido la etapa. En nuestro camino hasta llegar al centro de Tineo, unas simpáticas y amables vecinas nos preguntan si somos los peregrinos que vienen de León. “Sí”, respondemos. Nos preguntan cuándo volveremos. “El día 31 de Marzo estaremos de nuevo por aquí”. Una de estas encantadoras vecinas nos dice que nos conoce porque nos sigue a través de Facebook!.
Llegamos a la plaza del Ayuntamiento, donde nos damos cuenta que la “marea amarilla” no ha pasado desapercibida en Tineo. Comemos y después, café y tertulia en el extraordinario Hotel Palacio de Meras, también Albergue para Peregrinos, donde sellamos la credencial. Desde aquí, muchísimas gracias a su dueño y empleados, por su hospitalidad, amabilidad y por su amor al Camino y  a los peregrinos.
¡Hasta pronto, Tineo!. Nos vemos el día 31 de Marzo.
A la hora vamos a la cercana Estación de Autobuses y ponemos rumbo a casa. Ha sido otro día inolvidable. El viaje de vuelta es rápido, amenizado por canciones y cómo no, cantando el Himno de la Asociación. Y nos despedimos sabiendo que el día 31 de Marzo, continuaremos este Camino Primitivo con la 4ª Etapa entre Tineo y Porciles.
Hasta entonces, y siempre,
¡Buen Camino!.
Texto . Marta María Fernández Santos