4ª Etapa del Camino Primitivo, Tineo-(Campiello)- Porciles.

El domingo 31 de marzo de 2019 la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” realizó la 4ª Etapa del Camino Primitivo entre Tineo y Porciles.
A las 07:30 horas, puntuales, y pese al cambio horario de la madrugada anterior, las peregrinas y peregrinos, con nuestros característicos “pañuelos amarillos” como distintivo, pusimos rumbo a Tineo. Durante el trayecto se pudo charlar y algunos recuperar algo del sueño perdido.

Recuerdo del año 2007, 19 de mayo

Alrededor de las 10:00 horas llegamos a la Estación de Autobuses de Tineo. Bajamos de los autobuses y aprovechamos, antes de iniciar el camino, para tomar un café. En el hermoso y acogedor Hotel Palacio de Meras nos estaba esperando nuestro amigo y compañero Laureano Victor García Diez, Presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaico del Interior, que nos acompañó y, amablemente, fue sellando nuestras credenciales.
Una vez habíamos cogido fuerzas, iniciamos la etapa. Salimos de Tineo desde la plaza del Ayuntamiento por la calle de la derecha en dirección a la iglesia. Desde aquí, tomamos una calle por la izquierda que termina en una pista
 Antes de iniciar el ascenso, una amable vecina nos estaba esperando porque sabía que veníamos y nos ofreció una enorme bandeja con deliciosos trozos de mazapán. Conversamos con ella y nos dijo que conocía el Camino porque lo había realizado y al marchar nos deseó buen día y nos despidió con el tradicional saludo al peregrino: “¡Buen Camino!”. Así da gusto empezar a caminar.

Misma foto que la anterior tomada el 19 de mayo de 2007

Ladera arriba, vamos ganando altitud disfrutando de unas bonitas vistas de Tineo.
Gozamos de un tiempo estupendo, disfrutando de un caluroso y soleado día que nos acompañará hasta el final de la etapa. El paisaje es hermoso. Los bellos parajes de La Freita y el Rebuchar hasta el collado de La Guardia hacen que cada paso merezca una pausa.
Llegamos al rato a una pista de hormigón que nos lleva a la carretera AS-350, en el alto de Piedratecha. En este punto hemos ascendido unos 300 metros de desnivel desde que salimos de Tineo. Continuamos paralelos a la carretera a nuestra derecha y luego tomamos una pista por la izquierda que, a través de un delicioso bosque caducifolio nos deja a los pies del desvío que lleva al Monasterio de Santa María la Real de Obona. 

Lástima que esta joya benedictina del siglo XIII no se encuentre en buen estado.
Algunos compañeros se acercan hasta allí y los que no visitamos el monasterio proseguimos nuestro camino llaneando a través del bosque de robles y castaños hasta llegar a la aldea de Villaluz, perteneciente a la parroquia de Obona.
A la salida tomamos la carretera local TI-3. Por esta vía vamos atravesando varias aldeas de la parroquia de Obona: Vega del Rey, Berrugoso y Las Tiendas. Y finalmente llegamos a Campiello donde hacemos una merecida pausa en Casa Ricardo o Casa Herminia, que también cuenta con albergue. Después del descanso, iniciamos el segundo tramo de la etapa que nos llevará desde Campiello a Porciles.
Recuerdo del año 2007 , 19 de mayo , niebla y lluvia.

19 de mayo de 2007

A la salida de Campiello seguimos por la misma carretera, la TI-3 pasando por El Fresno, donde podemos ver su ermita de la Magdalena que posee una talla románica, y después por El Espín. Dejamos la TI-3 por la izquierda y la abandonamos por la derecha pasados unos 350 metros. Una bonita senda nos conduce hasta Borres. A la salida de Borres hay un corto repecho y seguimos a la izquierda por la ladera, rodeados de bosque. A poco más de un kilómetro llegamos al desvío de Hospitales, que nosotros no tomamos, y seguimos por el camino principal en dirección a Pola de Allande. 
Pasamos por La Mortera y subimos hasta Colinas de Arriba, siguiendo más o menos la carretera AS-219. Y por fin llegamos a Porciles.

A la entrada del pueblo, en el Bar San Roque, comemos y gozamos de una agradable sobremesa. Caminamos hacia la salida del pueblo pasando al lado de la iglesia de San Roque de Porciles y visitamos el Bar Casa Boto. 
Antes de marchar, damos un paseo por el pueblo. Llegamos a la fuente del año 1930 donde nos refrescamos y vemos el edificio de las antiguas escuelas del siglo XIX abandonado, pero todavía con pupitres en su interior.
Ha sido una jornada inolvidable con un paisaje espectacular: hermosos bosques, verdes prados y valles. El buen tiempo y la inmensa luz del día hicieron que gozáramos aún más de estos excepcionales parajes.
Llegó la hora de montar a los autobuses y comenzar el camino de regreso a León. En la vuelta da tiempo a comentar lo bonito del día, a relajarse y descansar. En unas dos horas llegamos a casa. Minutos antes y como es tradicional, entonamos el Himno de la Asociación.
León nos recibe con buena temperatura. Llega la hora de despedirse hasta la próxima etapa de este Camino Primitivo. 
Nos esperan unas jornadas espectaculares.
Hasta entonces, y como siempre,
¡Buen Camino!.
Texto. Marta María Fernández Santo