ASTÚRICA AUGUSTA NOS ESPERA…


          Este último domingo de noviembre nos pusimos en marcha a las 9 h. de la mañana en dirección a La Bañeza para, desde esta localidad, realizar a pie la última etapa del Camino de la Ruta de la Plata que habíamos iniciado, también por etapas, desde Benavente en el mes de enero del corriente año.
             
          El autocar nos dejó muy cerca del punto de partida y, desde aquí, un pequeño grupo de no más de una docena de los nuestros inició la etapa en su primer tramo hasta Palacios de la Valduerna, localidad ésta desde la que el resto de romeros iniciaría este caminar por tierras del río Duerna.
          Hace una buena mañana para caminar, con agradable temperatura para ser un 25 de noviembre. Por otra parte y, en contra de los pronósticos meteorológicos, la lluvia no hizo acto de presencia en todo el día , por lo que la jornada transcurrió con bastante júbilo entre todos los caminantes por tal motivo.
          Caminando mayormente por entre monte bajo se puede decir que tan sólo nos acompañaban las encinas, ya que el colorido del otoño no se hizo visible en todo el recorrido. Las voces de los perros delataban la presencia de cazadores, bien pertrechados que estaban a la captura de sus presas en este paisaje un tanto monótono.
           Atravesando la autovía A-6 llegamos propiamente a la estación de Valderrey, punto en el que algunos aprovecharán para avituallarse, como otros también lo harán en el bonito entorno del puente romano del lugar conocido como VALIMBRE.



        Continuaremos hacia Celada de la Vega prácticamente en paralelo a la vía del antiguo ferrocarril de la Vía de la Plata.
          Ya en Celada nos encontramos con un numeroso grupo de los nuestros en las instalaciones del Hostal La Paz, donde aprovechan y han aprovechado para comer, tomar café y disfrutar del tiempo de ocio que el horario aún nos permite.
          ¿Qué camino tomamos ahora para seguir hacia Astorga? Si bien hasta aquí hemos tenido una buena señalización del camino a recorrer, ahora tenemos un dilema para continuar sin transitar por asfalto, más cansado, ya se sabe, sobre todo cuando te faltan unos pocos kms. y ya tienes ganas de llegar. Un lugareño nos dice que cuantos peregrinos pasan por esta localidad alaban lo bien que llegan hasta aquí, pero que siempre preguntan por dónde continuar, que si hay un camino para llegar hasta Astorga. Lo cierto es que no hay señalización alguna, por lo que seguimos los consejos de este buen samaritano subiendo a lo más alto del pueblo para seguir por senda o camino tan sólo durante un breve tiempo; este camino nos conducirá a una de las rotondas de la autovía y, desde aquí, cruzando, llegar a Astorga por la carretera N-VI.
          Unos y otros vamos llegando y desperdigándonos por esta sin par ciudad imperial que fue en época romana. Disponemos de tiempo suficiente hasta las 6 h. de la tarde, en que regresaremos a León después de haber disfrutado de un estupendo día y haber recorrido unos 25 kms. por terreno llano que no ha presentado la menor dificultad, siendo así que hemos completado el Camino de la Ruta de la Plata que, si bien lo iniciamos en Benavente este año, como ya ha quedado dicho, lo cierto es que lo empezamos más atrás, concretamente en Zamora, aunque eso ya ocurriera el pasado año.
          Texto: Ángel-Lázaro López
  Fotografía: Nabor Martinez y Maribel Borrego