Camino de Santiago por la montaña. Primeras impresiones.

En esta semana he estado caminando por el Camino de Santiago por la montaña y paso a comentaros mis primeras impresiones colocando algunas fotos como muestra.
Comencé en Cistierna como punto de partida.
La iglesia de Santa María, y el albergue de peregrinos San Guillermo fue lo primero que visité. A partir de este punto comencé a caminar por una ruta que está bastante bien señalizada con postes, señales, y flechas amarillas; aunque, como siempre, no le vendría mal un repaso con un par de botes de pintura.

De Cistierna me dirigí a Yugueros, y a la salida del pueblo encuentras la preciosa ermita de San Roque. Por la carretera continuas hacia La Ercina.

La estación de La Ercina me reservaba una buena sorpresa: no solamente tiene bar si no que la propia estación ha sido convertida en albergue de peregrinos.

A un kilómetro de La Ercina pasas por la coqueta y preciosa ermita de San Pelayo.
Un par de kilómetros de carretera te llevan hasta Acisa de las Arrimadas.

A la salida de Acisa tomas un sendero que te conduce a la esplendida ermita de Santa Marina, que se encuentra en un altozano con buenas vistas de toda la zona.
De aquí apenas 500 metros más y ya estás en Barrillos de las Arrimadas.

Ahora toca subir a la iglesia de Los Remedios, en Barrillos. Desde este punto se toma el camino conocido como Cordel de la Varga, a la iaquierda del templo, para bajar a Boñar.

El Camino de los rocines te conduce a La Devesa de Boñar, que tiene teleclub y aquel día estaba abierto.

Cuesta abajo llegamos rápidamente a La Losilla y nos vamos hacia el apeadero de FEVE.

Y de La Losilla el Camino Rocinero nos lleva diréctamente a Boñar.
Al parecer el enorme albergue que construyeron a la entrada del Soto sigue cerrado.
Pero hay muchos sitios donde comer y dormir en la villa.

Sales de Boñar hacia el soto y cruzas el puente sobre el Porma para subir a Barrio de las Ollas y de aquí te vas monte arriba a disfrutar de la montaña.

Una última mirada al Valle de Boñar y Las Arrimadas y nos vamos hacia La Vecilla.

Cuatro kilómetros andando por el monte nos llevan hasta Otero de Curueño.
Se continúa por un camino hasta salir al puente sobre el Curueño y entrar en La Vecilla.

Tras la preceptiva parada en La Vecilla continué ruta adelante por un sendero que sale de frente al campamento y te lleva hasta Campohermoso.

Por este sendero de pequeño recorrido se camina estupendamente hasta Campohermoso.

Tras echar unos tragos en el caño de Campohermoso continuamos por un sendero entre los robles. Nos quedan menos de dos kilómetros para llegar a Aviados.

Al llegar a Aviados ya paré de caminar y dejé para otro día el continuar, por una senda forestal, hacia la Estación de Matallana y Robles de la Valcueva.
¿Impresiones?
Es un Camino de Santiago cojonudo y que debería darle toda la importancia posible por parte de nuestra Asociación. Serán mas de 200 kilómetros los que recorre por nuestra provincia y vas recorriendo unos paisajes estupendos. En verano es una gozada caminar por el monte y bajo los árboles. Los pueblos están llenos de ermitas, monumentos, y cargados de historia. Ya hay algunos albergues donde pernoctar y en otros sitios puedes contar con centros de turismo rural
¿Qué necesita este Camino? Peregrinos.
Y para ello hace falta promocionarlo adecuadamente tal y cómo se ha hecho con otras rutas.
Es todo un descubrimento.

Una respuesta a «Camino de Santiago por la montaña. Primeras impresiones.»

Los comentarios están cerrados.