Colaboradores con el Viejo Camino de Santiago en León

El otro día tuvimos una reunión con miembros de la Asociación La Virgen de la Velilla y les entregamos los diplomas de «Colaborador con la Asociación Camino de Santiago León «Pulchra Leonina», para que se los hicieran llegar a los vecinos de La Mata de Monteagudo, Renedo de Valdetuéjar, San Martín de Valdetuéjar, Taranilla y Cegoñal.
Virgen de Velilla
Hoy hemos vuelto a recorrer los tramos del Viejo Camino de Santiago, que hemos realizado en nuestra provincia de León (sólo que en coche, je, je), para entregar el resto de los diplomas a todos los colaboradores de los distintos pueblos del recorrido, que nos acogieron.
Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de La Acisa de las Arrimadas, a la Asociación La Collada y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.
Viejo Camino de Santiago
A continuación paramos en La Ercina y le hicimos entrega del diploma a los colaboradores de la Estación, Matías, Germán.

Seguimos a Yugueros a dejar el diploma a la parroquia, a los amigos Tino y Amor.

Yugueros

Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de Cistierna, a la Asociación de la Ruta Vadiniense, a los responsables del Museo Ferroviario, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 17 de febrero.
Viejo Camino de Santiago
Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de Puente Almuhey, a la familia de Piedad y Luis, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 27 de enero.
Viejo Camino de Santiago
Continuamos a visita al Santuario de la Virgen de la Velilla, donde estaban reunidos los de la Asociación.  Fotografiamos los libros del Viejo Camino de Santiago a los pies de la crucero peregrino.
Santuario de la Velilla en el Viejo Camino de Santiago
Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de Barrillos de las Arrimadas, a la Asociación Nuestra Señora de los Remedios y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.
Viejo Camino de Santiago
Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de la Devesa, a la Asociación de Nuestra Señora del Rosario y al teleclub, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.
Viejo Camino de Santiago
Entregamos el diploma de «colaboradores con la ACSLeón «Pulchra Leonina» a los vecinos de La Losilla y San Adrián, que nos acogieron en nuestro peregrinaje por el Viejo Camino de Santiago, el día 10 de marzo.
La Losilla

Aquí tenéis más fotos de la entrega de diplomas.

Pronto volveremos a rehacer la ruta, con invitados o solos, caminado o en coche… siempre vale la pena encontrarnos con estos estupendos colaboradores y amigos.

Cistierna a Boñar. Etapa, Viejo Camino de Santiago

Como sabéis el 10 de marzo la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León, «Pulchra leonina» realizamos esta etapa. Vosotros ya tenéis noticia de las dos partes: Cistierna a la Ercina y la Ercina a Boñar, porque escribimos en el blog, dos entradas de anticipo, cuando fuimos a marcar.

La Losilla

El día en cuestión fue lluvioso y frío. Tuvimos que ponernos polainas y capa de agua y agarrar el paraguas y los guantes, en fin, que ya os podéis imaginar. Pero al peregrino todo nos parece bien, embelesados como vamos con las bellezas del paisaje, entre robles, colladas, hermosos pueblos plagados de arte y de historia y además tenemos la conversación de los amigos, con los que hacemos el Camino.

Paramos a tomar un café en Cistierna y tuvimos la suerte que nos invitaron a frisuelos. Estaban calentines, recién hechos y nos reconfortaron.

En Yugueros vimos la iglesia, de la que tenéis fotos aquí.

Cuando llegamos a la Ercina no tuvimos necesidad de subir por la collada, por el Camino León, como habíamos marcado en nuestra anterior entrada. Pues sabréis que yendo a la preparación de la etapa, en La Acisa de las Arrimadas conocimos a Alberto y él nos enseñó el camino de Acisa a la Ercina, que usan para ir a sus fincas. Incluso vino a La Ercina a acompañarnos en la etapa, nos abrió la ermita de San Antonio Abad y San Hipólito. Luego nos refugiamos en el teleclub de Acisa, donde pudimos hacer la parada técnica, nos tomamos el tente-pie de las 12 y nos recuperamos del frío, desembarazándonos por un momento de nuestras capas de agua.

También nos abrió el templo parroquial de Santa Marina, que comparte La Acisa con Barrillos de las Arrimadas y nos acompañó hasta la ermita de los Remedios, para que tomaramos allí, por la Puerta de Galicia, la Senda del Cordal de la Varga hacia la Devesa de Boñar.

La Devesa de Boñar

Cuando llegamos a la Devesa, en el teleclub paramos a comer. Aunque hubiéramos deseado ver con detalle el pueblo, que tiene muchos alicientes, iglesia, escudos nobiliarios, pilón y lavadero y magníficas vistas desde el cementerio, no fue posible, pues la lluvia no paraba. Ved aquí nuestras fotos de la Devesa

Continuamos hasta la Losilla donde nos aguardaba Pelayo, para hablarnos de los mártires, enseñarnos la iglesia y contarnos la historia que se centra en ella.

Empezó entonces a clarear y cuando llegamos a Boñar, hasta pudimos ver los rayos del sol.

Boñar

Lo que no disminuyó fue el frío, aunque tratamos de mitigarlo con bebidas y sabrosos dulces del lugar.

Cuando llegaron las 5,30 entramos en la iglesia para escuchar a Pedro, que nos hablaba de ella y de otros detalles de la villa. Luego salimos a la plaza a seguir escuchando su relato y contemplar los símbolos de la ciudad, ya sabéis «el maragato en la torre y en la plaza el negrillón», como dice la canción.

Boñar

Ved nuestras fotos de Boñar. Y hasta la próxima amigos.

De Cistierna a la Ercina. Anticipo Viejo Camino de Santiago

Retomamos el Viejo Camino de Santiago, después la última etapa, cuando dejamos Cistierna junto a la estación de ferrocarril, con el buen sabor de boca, debido a la presentación del museo de los ferroviarios, que nos hicieron Siro Sanz, Manuel y Ana.
Seguimos la etapa 12ª que marcan los libros del Vexu Kamín de Julián González Prieto, Ed. Monte Casino, 2004 y El Viejo Camino de Santiago de José Fernández Arenas, Ed. Vadinienses, 2006 y las indicaciones del blog el Camino olvidado, que podéis consultar aquí.
Yugueros

Los pioneros han concluído la etapa La Mata de Monteagudo Cistierna

Iniciamos esta etapa preparatoria, desde la orilla de la estación de ferrocarril de Cistierna.

Va una senda bastante inundada, casi en paralelo al río.

Llega un momento en que divisamos un crucero con una inscripción de “La cruz del molino”, algo que los antiguos propietarios han dejado en recuerdo de sus progenitores.

Estamos junto al antiguo molino de Sandalio y próximos a la confluencia del río Esla y el río Mercadillo, que nace por encima de Yugueros.

Yugueros
Vemos ante nosotros el puente del Mercadillo, muy bien situado en un cruce de caminos, casi enfrente al pueblo de Sorriba y próximo a Cistierna y al pueblo de Modino.

Nosotros utilizamos la palabra mercadillo, que quiere decir, un mercado pequeño o de objetos de pequeño valor. Sin embargo antes de esta acepción tuvo una significación muy diferente. Como sabéis primero fue un topónimo, o nombre de lugar, que lleva mucho tiempo con nosotros, miles de años, miles de grupos humanos la han usado. Esta palabra es anterior al puente del Mercadillo, que aquí vemos, pues a este le dio nombre el río homónimo.  Y es anterior a que en sus alrededores se ubicaran las ferias, que llegaron a ser tan famosas, que mercadillo pasó a nombrar las propias ferias, aunque se realizaran en cualquier lugar.

El Padre Martino dice que mercadillo es un hidrónimo. Todo León está lleno de nombres hidrónimos, parece una risa, que tantas palabras signifiquen agua, pero así es. Pueblos antiguos que lo habitaron quedaron admirados y entusiasmados con el agua que tenemos por doquier, una bendición de Dios, Él sea alabado.

Estos edificios del antiguo hospital de peregrinos.
Después de cruzar el puente podemos contemplar los restos de lo que hace tiempo fueron ermita y hospital de peregrinos bajo la advocación de San Bernabé y Santa Catalina.
Los “puristas” del viejo camino seguirían desde aquí hasta la ermita de San Pelayo, próxima a Modino, para girar a la derecha por la senda, en dirección a San Pedro de Foncollada, donde quedan los restos de un importante monasterio que, a buen seguro, daría a los peregrinos cobijo y comida.

Hoy en día los peregrinos viajan buscando los albergues y se informan de dónde pueden comer o descansar y antiguamente estas funciones las cubrían los monasterios y cofradías que regían ermitas o las parroquias de los pueblos, por eso las rutas tenían este trazado, que nosotros redescubrimos ahora con sorpresa. Si este camino se siguiera usando, pronto se modernizarían estos u otros lugares de acogida, por el momento hay albergues y casas rurales, teleclubs y bares dispuestos a acoger al peregrino por todos estos pueblos.

Desde aquí llegarían a la carretera, girando a la derecha, visitarían la ermita de San Roque, para finalmente alcanzar la iglesia y el pueblo de Yugueros.

Yugueros
Alli nuestros amigos habían quedado con nosotros para mostrarnos la iglesia parroquial dedicada a El Salvador.
Yugueros
Nos sorprende esta iglesia, cuyos datos podéis consultar aquí, su imagen de fortaleza en lo alto del pueblo.

Yugueros

Se han aprovechado columnas clásicas en el pórtico, alguna incrustada en su muro. En una ventana se ve una inscripción. Reluciendo en una esquina, un reloj de sol y ya en su interior, un magnífico retablo plateresco, recientemente restaurado, que nos deja deslumbrados.

Yugueros

Tiene también otras joyas, una virgen románica y en la sacristía se conserva un antiguo paño de Semana Santa.

Cerca del pueblo está confirmada la existencia de un asentamiento romano y probablemente en el lugar que ocupa la iglesia, estaría el puesto de observación del valle. Otros términos nos confirman su legado histórico. “El hoyón” y los “corrales” son topónimos romanos y han sido estudiados por nuestro amigo Siro Sanz, lo que podéis consultar aquí.
A la salida del pueblo, en dirección a La Ercina, nos encontramos con la ermita de San Roque.

Yugueros

Está el santito presidiendo el presbiterio con bordón de peregrino, solitario en la recién remozada ermita, junto a la que se congregan los fieles en la fiesta y hacen romería en la campa.

Yugueros

La tradición dice que el santo hizo el Camino y visitó Compostela. Es abogado de la peste y siempre aparece en las imágenes con un perro, que suscita casi tanta veneración como el santo, porque creen que fue su salvador. En realidad cuando el santo, infectado por la peste se retiró al bosque para no contagiar a nadie, un chucho cogía comida de la cocina de su amo y se la hacía llegar al santo. “Mosqueado” el amo siguió al perro y entonces descubrió al enfermo, le llevó a su casa para que se repusiera. Aunque dicen los libros que la verdadera curación fue gracias a la intervención de un ángel, nosotros siempre lo representamos con el perrito. ¡Cosas del marketing!

Desde aquí el peregrino seguía recto a La Ercina, que está a cuatro zancadas.

El día que fuimos a conocer la etapa, nosotros tomamos un camino por la sierra, para subir por Oceja a Sobrepeña, pero eso ya es otra historia, que os será contada próximamente.

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid

De La Ercina a Boñar. Anticipo Viejo Camino de Santiago

Esta andadura constituye la segunda parte de la etapa, del Viejo Camino de Santiago, que realizaremos con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina», el día 10 de marzo. Va desde La Ercina a Boñar.

Esta entrada va dedicada a María José, a su marido Alberto y a Pelayo de La Losilla, por vuestro blog, vuestra acogida y magnificas explicaciones, a Nicolás, a Coral, de La Ercina, a Germán de Fresnedo, a Alberto de la Acisa, a Daniel, que esta vez es el que posa en las fotos, en un pequeño duelo de fotógrafos…
Gracias ¡Sois geniales!

Era un sábado, cuyas previsiones meteorológicas hubieran echado para atrás a muchos. Al llegar a la Ercina, repusimos fuerzas en el bar de la estación para iniciar la marcha.
Ved nuestras fotos de la Ercina.

La Ercina, 2013

Allí amablemente Nicolás, el propietario del mismo, nos indicó un camino que va paralelo a la carretera asfaltada, que queríamos evitar. Nos agradó la coincidencia de que se llamase “camino de León” .

La Ercina, 2013

Hasta el camino nos llevó Germán, un muchacho que es de Fresnedo de Valdellorma, da gusto encontrar gente tan agradable. Se accede cogiendo la calle de la Fuente del Obispo y después de la fuente nace el sendero, que luego se ensancha en una gran pista que recorre toda la collada con accesos a los pueblos.

La Ercina, La Losilla

Continuamos la marcha teniendo en cuenta las indicaciones de los libros de D. Julián González y de D. José Fernández Arenas, ambos referentes imprescindibles sobre los lugares a visitar en el “viejo camino”, el blog del camino olvidado  y las indicaciones de nuestro compañero Daniel, que ya ha realizado esta parte de la ruta en otra ocasión.

La Ercina, La Losilla

Debemos dirigirnos en primer lugar hacia la Acisa de las Arrimadas.
Ved nuestras fotos de la Acisa

El peregrino que ha dejado la collada y el Camino de León lo primero que se topa es la simpática ermita de S. Antonio Abad y S. Hipólito.

La Ercina, La Losilla

En vez del habitual nido de cigüeña, en lo alto del campanario nos saludaba un “feliz 2013” con bombillas de colores y agradecemos la intención, que debe durar hasta las postrimerías de diciembre.

Aprovechamos la ocasión para bajar al pueblo y estuvimos con Alberto en el teleclub, donde entramos en calor, pues nevusqueaba y aunque a veces salía el sol, estaba muy frío.

La Ercina, La Losilla

Repostamos las cantimploras en el pitorro del pilón y nos hicimos buenas fotos descansando en un sombrajo muy hermoso.

La Ercina, La Losilla

A la salida del pueblo, convenientemente señalizado por el lado izquierdo de la carretera, sale un senderín que va paralelo y te lleva hasta la iglesia de Santa Marina, que es la parroquia común de dos pueblos, La Acisa y Barrillos, donde se celebran las exequias y todas las ceremonias. Caminamos hacia ella, de nuevo sin pisar asfalto.

La Ercina, La Losilla

De Santa Marina, el padre Alba en su libro Historia de la montaña de Boñar, escrito en 1865, nos da noticia de que en su torre, que tiene indicios de ser muy antigua, hay una cruz parecida a la utilizada por los caballeros de la espada, después de Santiago y en dos fitos a cierta distancia (yo no los localicé)  otra cruz con cierta semejanza a la que utilizaban los Templarios. La tradición dice que allí hubo un priorato y ambas órdenes estaban destinadas a la custodia de los caminos de peregrinos.

La Ercina, La Losilla

Así que, apresurado caminante detén un momento tu paso y ten un pensamiento agradecido para los que dedicaron su vida a protegerte. Puedes consultar esta página sobre el templo.

La Ercina, La Losilla

Desde éste altozano las vistas son espectaculares y fotografiamos el entorno, fijándonos en todo.

La Ercina, Las Arrimadas

Bajamos unos 300 metros  y ya estamos en Barrillos de las Arrimadas, aquí podéis leer en wikipedia su historia.
Ved nuestras fotos de Barrillos.

Dani me contó sus andanzas infantiles por este pueblo y que en mayo se hace una fiesta preciosa en estas praderas, con pendones y bailes tradicionales.

La Ercina, Las Arrimadas

Hay que subir a lo más alto del pueblo al Santuario de la Virgen de Los Remedios. Aquí acudían en romería gentes de todos los pueblos de contorno para oír misa con procesión y pendones, comida en el campo, bailes, aluches y bullicio. Pero hoy está en calma y silencio.

La Ercina, Las Arrimadas

Por el lado izquierdo de la iglesia un gran cartel de madera nos indica que nos encontramos en el Cordal de la Varga. Este es el camino que debemos seguir ya hasta Boñar, está bien señalizado y no tiene tráfico de coches.

 El siguiente pueblo que nos encontramos, la Devesa de Boñar, tiene un pequeño bar que nos permitirá aliviar nuestra sed o entrar en calor según el día que tengamos.

La ruta esta vez es larga, pero muy interesante, así que haced acopio de fuerza,s pues estáis llegando a la Losilla.
Ved nuestras fotos de la Losilla.

Ya va siendo hora de que os hable de la historia de la Losilla, de S. Adrián de Balneare, del Conde Guisvado y de su mujer Leuvina, que podéis leer en esta entrada.
O también podéis escuchar este relato pinchando aquí.

Alfonso III los envió a Roma, no se sabe a ciencia cierta, si como embajadores o para proteger al Papa Juan VIII de los ataques del Islam.

La Losilla, 2013

Sea como fuere cuando llegaron a Roma ya había pasado el peligro, pero el Santo Padre no los dejó volver con las manos vacías y les regaló unas reliquias de San Adrián y Santa Natalia.
Ved la página de La Losilla, que preparó nuestra amiga Mª José, que habla de S. Adrián y Santa Natalia. 

A su regreso, parte de las reliquias las tomó el rey para construir su querido conventín en San Adrián de Tuñon y para el resto se construyó este monasterio de San Adrián de Balneare. En el 924 se celebró en él un concilio con asistencia del rey, la alta nobleza y dignidades eclesiásticas.

Ved página de las Caldas de S. Adrián
En la actualidad no queda mucho de su pasado esplendor, una imagen magnífica del Salvador, la imagen de la virgen del altar mayor y otra más pequeñita, que a mi se me antoja una virgen negra, como la de la Encina o la de Montserrat ¿Por qué no? Si hubo templarios cerca de aquí.

Se han llevado los retablos a lo largo de los siglos, para no se sabe donde, las pinturas con la efigie de los santos titulares se custodian en la Iglesia de la Losilla, que también es digna de visitar.

Inscripción fundicional en una piedra del s. X.

Quedan sin embargo las inscripciones en la piedra, esas no se las pudieron llevar.

San Adrián

Pero ¿las reliquias? Ya dijimos que parte fueron a parar a San Adrián de Tuñon, las depositadas aquí se llevaron a San Pedro de Eslonza y durante la desamortización se trasladaron al monasterio de nuestras amigas las Carbajalas de León.
Ved nuestras fotos de San Adrián.
Ved fotos de nuestra primera visita a las Caldas de S. Adrián.

Me emocioné un poco cuando Pelayo me mostró una cajita con unos huesecillos que habían logrado conservar en el pueblo y recordé entonces la inscripción casi escondida de una de las piedras: “hic jacent ossa duorum santorum per quos fecit dominus multa mirabilia” ¡Que así sea por siempre!

San Adrián

El pueblo de San Adrián es también famoso por sus “caldas o aguas termales”, que salen en abundantes chorros a unos 37grados de temperatura. Me imagino que más de un peregrino aprovecharía para dar aquí un baño salutífero a su maltrecho cuerpo y se aliviará bebiendo.

San Adrián, 2013

Vosotros, aunque el balneario lleva años cerrado,  podéis probar las aguas medicinales en una fuente situada detrás de la iglesia, es gratis y viene gente de toda la comarca a cargar garrafones.

San Adrián, 2013

Nosotros seguimos la ruta por la senda de los rocinos, hasta llegar a Boñar, por la ermita de san Roque y es que el camino es eso: como el juego de la Oca. De San Roque (de Yugueros) a San Roque (de Boñar) y tiro porque me toque. De puente (del mercadillo) a puente (viejo de Boñar)  y tiro y tiro y camino….como las pilas Duracel…

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid 

De La Ercina a Boñar. Preparando la etapa del día 10.

   Ayer fui con Rafa y Rosi para preparar la excursión del 10 de marzo. Nos acercamos en coche hasta la Estación de la Ercina, que ahora es un albergue de peregrinos, y nos metimos directamente en el bar para tomar café y charlar con su dueño.

Enseguida el hombre nos indicó la ruta a tomar para aquellos de vosotros que no queráis andar por la carretera hasta Acisa de las Arrimadas.
Los que caminéis por la carretera pasaréis por la preciosa ermita de San Pelayo (en la foto superior)
Esta excursión la podéis hacer en cualquier época del año utilizando el tren de Matallana. Para en todos los apeaderos y podéis subir y bajar donde os apetezca.

Se sale de la Estación por el barrio de abajo para tomar la Calle de la Fuente del Obispo y después se sube hacia La Loma. Una pequeña subida y ya veréis toda la zona de La Ercina a vuestros pies.
Después el camino sigue subiendo hacia los robles y continúa por el Camino de León.

Son 4 kilómetros escasos caminando entre los robles, el camino no tiene pérdida y ya dejamos señales suficientes.
Hacia el sur veréis los pueblos de La Serna y Fresnedo de Valdellorma. Pero nosotros vamos hacia el oeste.

Al llegar a este punto dejamos el monte y bajamos hacia Acisa; el pueblo se ve dos curvas mas abajo. La señal del gas número 39 sirve de referencia.

Atravesando los prados bajamos directamente a la ermita de San Antonio y Acisa de las Arrimadas.
Después hay que bajar al pueblo para continuar hacia Barrillos.

No hay posibilidad de pérdida. A la salida de Acisa un camino nos saca de la carretera para ir hacia Santa Marina.

En menos de 1 kilómetro se llega a la iglesia de Santa Marina de Barrillos. Es un santuario muy bonito.

Estuvimos un buen rato, aprovechando que salía el sol, fotografiando Santa Marina. En mayo hacen una fiesta preciosa en estas praderas, con pendones y bailes tradicionales.

En el ventanuco orientado a la puesta del sol se pueden ver dos pequeñas estrellas de ocho puntas, el símbolo de la Esperanza. Y arriba la señal de los Caballeros de Santiago.

Dos lápidas con la cruz de los caballeros de Santiago dan fe de esta zona fue Camino de Santiago. Después se baja a la carretera y hay que andar unos 200 metros hasta llegar a Barrillos y subir a Los Remedios.

Iglesia de los Remedios, de Barrillos de las Arrimadas. Por el lado izquierdo del templo llega el Cordal de La Varga. Y por él bajamos hasta Boñar.
El Cordal de La Varga partía del Valle de Vegamián y por él bajaban hasta este punto con los rocines (los potros de las montañas de Vegamián y Lillo) para después seguir a Acisa, subir por donde nosotros hemos bajado y cruzar con los caballos hacia Fresnedo de Valdellorma, para bajar a las ferias de ganado de Gradefes y Sahagún.
Son caminos con cientos de años a sus espaldas.

El Cordal de la Varga es ahora una gran pista forestal por la cual bajas directamente a La Devesa de Boñar.

En frente mismo de la iglesia de La Devesa hay un bar teleclub donde podéis parar para reponer fuerzas. Quedan unos 6 kilómetros hasta bajar a Boñar.

Un kilómetro más abajo, por carretera local, se encuentra La Losilla.
Atravesáis el pueblo hacia las vías del tren y ya veréis los indicadores del Camino Rocinero.
Una pista forestal de 3 kilómetros que os lleva directamente a la Ermita de San Roque y la entrada de Boñar.
Si hace buen día disfrutaréis intensamente de este recorrido por el Camino de Santiago por la montaña leonesa.

Este es el plano de la zona a recorrer desde Cistierna a La Losilla (que queda fuera de mapa en el ángulo superior izquierdo)

En este plano tenéis la ruta de La Losilla a Boñar por el Camino Rocinero.