Última etapa del Camino de Santiago del Norte


21 de junio de 2014. Pedrouzo / Arca a Monte Do Gozo


Hoy, bien entrada la mañana, afrontamos las últimas etapas que nos llevan a Compostela.
Nada más empezar en Pedrouzo el camino se interna por las umbrías de un bosque encantado en el que, los atávicos carballos de tronco retorcido caprichosamente y tapizados de musgo, compiten por dar carácter al paisaje con los foráneos eucaliptos, erectos y altísimos. Por si fuera insuficiente la pugna, cada uno de ellos esparce sus mejores aromas con el fin de encandilar a los peregrinos. 


 Los repechos se suceden arriba y abajo y, a veces, las cuestas nos distraen del paisaje e interrumpen las animadas conversaciones entre nosotros o con otros peregrinos por falta de resuello, para retomarlas una vez en los llanos y descensos.
El sol nos calienta cuando salimos de la protección del bosque. La alfombra verde y deslumbrante de los prados y campos de maíz anuncia la proximidad de caseríos y vaquerías de los que emana un delicioso olor a queso de tetilla, mezclado con los otros perfumes de una naturaleza exuberante. Hace calor y la humedad es agobiante para el peregrino de tierras leonesas, pero un orvallo suave nos alivia a los que sentimos cosquillas en la piel descubierta.

Pronto se hace la hora de reponer fuerzas y encontramos descanso en Casa Amancio. A la sombra del pequeño olivo del jardín nos reconfortamos con un caldo de los de aquí, de patatas, unto y repollo y con una mini siesta guardando, con dificultad, el equilibrio en la incómoda silla de madera.

 No hay tiempo para más y apuramos paso para atravesar la parte menos vistosa de la jornada.
En un intento por mantener la sensibilidad y espiritualidad del Camino, los peregrinos fabrican y engarzan cruces sencillas de madera en las cercas y alambradas que nos separan de la dureza y materialidad de las instalaciones modernas del aeropuerto y de TV.

El Camino de tierra afirmada por las pisadas de tantos peregrinos, se vuelve asfalto y trepa hasta el final de la etapa señalada por el memorial de la visita papal. Está en lo alto y puede verse lejos, se siente el Gozo de la proximidad de la ciudad, aunque, aquí, es un buen momento para la reflexión y memoria de vivencias y sensaciones experimentadas a lo largo del Camino. 

 El autobús nos acerca a Santiago y nos instalamos en la Casa de Ejercicios, Via Lucis, en pleno campus, en pleno centro urbano.
Estela tiene preparadas las habitaciones y nos instalamos rápidamente para solazar por las calles de la ciudad.
Es tiempo de disfrutar del ambiente profano y cosmopolita que hay a estas horas de la tarde.
Nos acercamos al casco antiguo atravesando la Alameda, por el paseo de la Herradura, desde cuyo mirador se tiene una de las vistas más impresionantes de la catedral. Pero esta vez, avergonzada por estar sucia, oculta su fachada tras los andamios. Aún nos detuvimos en el monumento “Las dos en Punto” dedicado a las Marías, dos hermanas costureras – Coralia e Maruxa – extravagantes y entrañables que, en la postguerra, flirteaban con los estudiantes.
 
  En la Praza do Obradoiro todo está igual que en otras ocasiones, atiborrado de turistas en ropa deportiva que se fotografían con el falso peregrino de larga barba blanca, el tuno cincuentón o el gaitero del pasaje que anima a turistas con sus muñeiras.
La amenaza de una nube negra se convierte en repentino aguacero que nos coincide, por fortuna, en los soportales de la Quintana. El torbellino hizo tambalear las sombrillas y un obediente camarero, al grito de su patrón, agarró una de ellas y voló hasta el extremo opuesto de la plaza aferrado al parasol como si de Mary Poppins se tratara. Aterrizó felizmente entre los aplausos y griterío de los que estábamos a cubierto, que suplicamos al patrón una compensación por poner a salvo su patrimonio.
Terminado el chaparrón y sumida el agua por los enormes desagües de Santiago, descansamos en O Beiro, tasca antigua y tranquila en la que nos ofrecieron un ensayo enológico de la Ribeira Sacra que mezcla uva albariño con godello y da como resultado un vino blanco fresco, afrutado y con la acidez justa para refrescar la tarde. El complemento perfecto para semejante caldo fue un queso mantecoso de Arzúa, de esos que llaman milagrosos por la capacidad que tienen de autorregenerarse.
Es hora de cenar, todos o casi todos compartimos sopa y pechuga servida con amabilidad y destreza por las monjas.
Terminamos de cenar y buscamos la tranquilidad del claustro desde el que se oía el agradable rumor del coro de la Asociación que sonaba a gloria. 

 Después de un rato, para la cama.

22 de junio de 2014. Monte Do Gozo a Santiago de Compostela

El desayuno con pan de bolla recién horneada es delicioso y rápidamente debemos cubrir la etapa desde el Monte Do Gozo a la Catedral.

  

Una mañana espléndida bañada con una luz especial, esa que hay después de las tormentas y en una hora estábamos en la Praza da Quintana. A estas horas el sol ilumina la fachada este y la Puerta Santa y merece la pena sentarse enfrente un buen rato.

 Caminamos hasta la hora de Misa por las estrechas, y todavía tranquilas, calles y plazas de esta ciudad pétrea en la que se conjuga monumentalidad y humanismo, recordando los rincones y detalles de los edificios memorizados hace ya mucho tiempo.

Mucho antes del comienzo de la ceremonia, la Catedral ya estaba abarrotada de gente de todo el mundo con la finalidad de asistir a la celebración de la Santa Misa del Peregrino (Japón, Suecia, Noruega, Estados Unidos, Francia, Italia….) así como nacionales: Cartagena, País Vasco, León etc.
La celebración fue solemne y participaron sacerdotes de prácticamente todos los lugares nombrados conjuntamente con el Deán de la Catedral.
Para los integrantes de nuestra Asociación, todo intento de estar juntos fue en vano pero, dispersos como estábamos, entre apretones y empujones y emocionados por el órgano y coro catedralicio, disfrutamos de la solemnidad y emoción de la Ceremonia.
Yo gocé del privilegio de un asiento al pie del altar mayor, junto a Luis, Presidente de la Asociación, Pilar y Buzzi, representando a la Pulchra Leonina e hice la lectura del libro del Deuteronomio. Luis hizo una invocación en nombre de todos los asociados (presentes y ausentes).
Para mí, el camino tiene la doble vertiente de “búsqueda y encuentro”: Búsqueda de “algo”, no material, distinto para cada cual, con una finalidad de supervivencia e inmortalidad. No todos los caminantes tenemos las mismas creencias, pero el Apóstol Santiago acoge a todas las distintas confesionalidades religiosas como ha dejado patente en Deán en la celebración.
“Encuentro” de uno mismo, caminas contigo mismo, contemplando la naturaleza y te sirve, en ocasiones, de reflexión personal.
“Encuentro ” mutuo, cuántas personas se han conocido en el camino, y a partir de ahí han iniciado una vida en pareja.
“Encuentro” de amigos, (en esta sociedad individualista que vivimos), el camino acerca a las gentes, abriendo sus corazones a nuevas amistades.
Pido al Apóstol Santiago serenidad y paz para afrontar el camino de nuestras vidas.
Al final el Botafumeiro vuela con el patrocinio de los peregrinos japoneses, se eleva con ímpetu en dirección nortesur perfumando el Templo. El órgano incrementa el volumen y vibran las vísceras. La atmósfera se hace embriagadora. Tras unos minutos de silencio y clics de cámaras, se detiene pausadamente dando tiempo a relajar la musculatura tensa por la emoción.

  

 Finalizada la Misa y el canto del himno a Santiago, nos fue permitido cantar a la Asociación el cántico final dirigidos magistralmente por Conchita.

Tras la larga mañana regresamos por la Rua do Franco y nos relajamos con un aperitivo de volandeiras a la plancha y un Rias-Baixas en el Rápido, mientras comentábamos las incidencias del día. 

De nuevo Estela y el resto de monjas nos ofrecen melón con jamón, empanada y ternera gallega, gran menú de premio al sufrido peregrino.
Un nuevo relajo en el silencio del Claustro y autobús para casa.
Las flechas cambian de orientación hacia el Este, hacia casa, hacia León, o ¿deberían seguir apuntando hacia el Oeste?, hacia Fisterra. Para muchos el fin de la peregrinación.
Crónica del día 21 por Juan L. Nistal y Crónica del día 22 por Mª Teresa Piñón
Fotografías de Juan L Nistal


D. Jesús, Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” hemos asistido con gran alegría a la ordenación episcopal de D. Jesús Fernández González como Obispo auxiliar de Santiago de Compostela.
Cuando D. Jesús era el Vicario general de la Diócesis de León, bendijo la sede de nuestra Asociación en el acto de su inauguración.
inauguración
Nos honró también con su presencia durante los actos que tuvieron lugar con ocasión de la celebración en León del Pentafiniun Jacobeo, organizado por nuestra Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León.
Pentafinium, León, 2013
Acudía, en fin, siempre que lo llamábamos para dar solemnidad a alguna celebración.
Por esto hemos querido estar nosotros presentes en esta fecha tan importante para él, en la que la prensa se ha volcado con sus comentarios. http://www.periodistadigital.com/religion/diocesis/2013/12/10/jesus-fernandez-gonzalez-nuevo-obispo-auxiliar-de-compostela-iglesia-religion-papa-galicia-santiago-leon.shtml
obispo auxiliar Santiago
El ya Obispo Auxiliar de Santiago nació el 15 de septiembre de 1955 en Selga de Ordás(León) y fue ordenado sacerdote por D. Fernando Sebastián, cuando era obispo de León el 29 de junio de 1980. Desde el 1 de septiembre de 2010 era Vicario General de dicha diócesis. Además de la Licenciatura en Estudios Eclesiásticos, posee la licenciatura en Filosofía por la Universidad de Salamanca y los cursos de doctorado.
Fue párroco de Senra de Omaña, de Cuadros y Valsemana y entre otros cargos fue Rector del Seminario Menor y profesor del Centro Superior de Estudios Teológicos. Director del periódico diocesano Iglesia en León, es autor del libro Vivir de la Eucaristía: Las celebraciones dominicales en ausencia de presbitero. Es capellán de nuestro equipo de futbol, la Cultural y Deportiva Leonesa, en el que jugó en sus años juveniles.
obispo auxiliar Santiago
Cuando leímos en el Diario de León la noticia de que la Santa Sede hizo púbico su nombramiento, lo sentimos como algo personal. Después y según sus propias palabras, D. Jesús quiso dar:

“un abrazo espiritual al apóstol Santiago, estrella que nos guía hasta Jesucristo. Próximamente, retomando uno de los caminos que cruzan la Tierra leonesa y nos conducen hasta su tumba y que tan profundos lazos históricos, culturales y espirituales han tejido entre nosotros, volveré junto a él en la catedral compostelana” 

por lo que no se podría definir mejor el espíritu de un hombre del Camino.
Como todos los obispos auxiliares, tiene asignada una sede titular, se trata de una diócesis simbólica, que corresponde a diócesis desaparecidas con el paso del tiempo: en este caso se trata de “Rotdon”, que en realidad es la antigua Rosas, la ciudad romana en el Ampurdán, en Gerona.
¿Qué puedo decir del acto del sábado día 8 de febrero? Pues que la Catedral de Compostela acogió la ceremonia litúrgica de su ordenación episcopal, que estaba perfectamente organizada siendo presidida por el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio.
obispo auxiliar Santiago
Cientos de diocesanos de León y Compostela quisieron acompañar a monseñor Jesús Fernández González en su ordenación episcopal, a la que ya habían confirmado su asistencia una veintena de obispos de toda España presididos por el Nuncio de su Santidad Monseñor Renzo Fratini y numerosas autoridades civiles y militares.
obispo auxiliar Santiago
La Iglesia compostelana y el Cabildo de la Catedral de Santiago prepararon con esmero la ceremonia de ordenación del nuevo obispo auxiliar de Compostela. En la Liturgia eucarística de la ordenación episcopal intervino un Coro especial de noventa personas, que representan la pluralidad y comunión de la realidad diocesana: Parroquias de Sar, Fontiñas, Milladoiro, Muros, Órdenes, Castiñeiras, Carreira, Oroso, Barciela, San Andrés de Trobe – Vedra, Santa María (Pontevedra), etc.; seminaristas del Seminario Mayor y Menor; Acción Católica  el Camino Neocatecumenal; la Prelatura personal del Opus Dei; congregaciones como las Hermanitas de los Ancianos Desamparados y las Religiosas de María Inmaculada; así como diversos colectivos a través de Escolas Católicas. En la solemne Liturgia de la ordenación se alternaron cantos y lecturas en castellano, gallego y latín.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
El nombramiento tuvo una amplia difusión en el Diario de León El niño que jugaba a ser cura es ahora Obispo Evangelizador de los pobres como lema
Los que estuvimos presentes recogimos muchas “vivencias”. Vamos a tratar de describiros algunas, como la alegría que sentimos al reconocer en aquella impresionante procesión de Obispos y Autoridades Eclesiásticas, que también le acompañaba nuestro querido D. Antonio Trobajo.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Entre tanto, los cánticos y la música del órgano me sonaban a música celestial.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
En la Catedral de Santiago no cabía más gente, que había acudido de todos los rincones de León para arropar al nuevo obispo. Un empujón me privó de la buena instantánea que me iba a hacer junto a D. Julián , otra vez será.
obispo auxiliar Santiago
Se leyó el decreto del Colegio Apostólico con toda solemnidad.
obispo auxiliar Santiago
Durante la ceremonia de imposición de manos con D. Julián, Obispo de la diócesis Legionense, sentimos la alegría de trasmitir al hijo espiritual el cargo para pastorear la grey que instituyó Jesucristo.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Y luego… La Palabra como alimento y fuerza de su episcopado le cubre con sus bienes.¡A propagar el Evangelio, para anunciar la buena nueva!
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
El rito incluye una letanía en la que los fieles arrodillados, pedimos por el nuevo obispo, mientras él implora protección, en una escena de gran humildad se postra ante el altar.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
¡Habemus episcopus! El famoso botafumeiro santiagués se pone en movimiento inciensando al nuevo obispo y a todo su acompañamiento.
obispo auxiliar Santiago
No hemos tenido muchas ocasiones de ver el “botafumeiro” funcionando pero esta es una buena ocasión.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Monseñor toma la palabra para su discurso de agradecimiento en español y también falando o galego. Luego se inicia la procesión por el templo, investido con sus atributos de obispo, acompañado de todo su séquito.
obispo auxiliar Santiago
Al acabar la ceremonia son más de las dos de la tarde, multitud de amigos que hemos estado desde poco después de las nueve de la mañana ocupando nuestros sitios, esperando a que el protocolo marcara la entrada de autoridades y personalidades y que hemos seguido con devoción la celebración, empezamos a movernos y desparramarnos por el templo formando una enorme fila para rendirle el “besamanos”. Saludamos a amigos venidos de todas partes de la geografía. Vednos aquí con Sor Eufemia, que ahora está en Cuntis y con el Sr Alcalde de León.
obispo auxiliar Santiago
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
En el besamanos Luis, el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León es abrazado efusivamente por el nuevo Obispo.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Yo creo que emocionaron hasta al mismo Apóstol Santiago.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Finalmente, como en las bodas, monseñor Jesús posó afectuosamente con nuestro grupo.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
¡Buen camino, Monseñor!

Ved nuestro reportaje fotográfico de este día.

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid.

Sábado en Santiago de Compostela

La Federación de Asociaciones tenía su día de trabajo el sábado, así que se fueron todos los congresistas a la Ciudad de la Cultura, para realizar la Asamblea y los distintos actos programados.

El resto de asociados nos quedamos en Santiago de Compostela, disfrutando de la ciudad y esperando al único acto al que estábamos inscritos, que era la cena de gala en el Parador.

El sábado llovía cuando salimos por la mañana, pero no era cosa de amilanarse, así que con botas y paraguas nos fuimos al mercado.
Santiago de Compostela
Era un placer para los sentidos oler el pulpo de la pulpeira, ver las cigalas moverse en la pescadería, oler el aroma marina de las almejas de carril, tratar de captar tantas impresiones.
Luego en un rato de sol, callejeamos, entramos en iglesias y por supuesto en la catedral, para dar el abrazo al Apóstol.
Santiago de Compostela
Fuimos al entorno de la Casa de la Troya, porque a Julián le recordaba sus días de estudiante. Nosotros habíamos visto la película, una obra de 1959, dirigida por Rafael García Serrano y basada en la novela de Lugín.

Santiago de Compostela

A propósito de la vida universitaria, de unos muchachos juerguistas, en una pensión de esta calle, la película mostraba la ciudad de Santiago, sus rincones nocturnos, la lluvía brillando en los suelos empedrados, la catedral y los monumentos más emblemáticos.

Santiago de Compostela
También mostraba sus gentes, las galleguiñas con sus ropas típicas, con la cabeza cargando mercancías y las gallegas ricas en sus pazos, sujetas a las conveniencias de las familias y… los estudiantes foráneos, desfilando en las rondas de la tuna y haciendo travesuras.

Para nuestra sorpresa, en un portal de una callejuela, accedimos a un jardín-museo, que pertenece a un centrico café.

Santiago de Compostela

Para comer nos reunimos y comimos en el afamado Casa Manolo.

Santiago de Compostela

Tras la siesta paseamos por la Alameda, haciendo maravillosas fotos de la catedral en la lejanía, a pesar de la lluvia.
Santiago de Compostela
Luego teníamos el gran acto del día: La cena de gala de la Federación de Amigos del Camino de Santiago en el Hostal Parador de los Reyes Católicos.
Santiago de Compostela
A la llegada nos explicaron el edificio en su función original, con la gran importancia que tenía el templo, al que accedían las salas de enfermos en su piso alto.
Santiago de Compostela
Santiago de Compostela
En el gran comedor de los Reyes tuvo lugar la entrega de condecoraciones de la Federación a las Asociaciones, que como ella, cumplían 25 años. Luego nos aguardaba el escogido menú de peregrino.
Ved aquí el caldo de “ojos”(de aceite),vieira y sardina de Tabal sobre pan. Y el mollete de pan de Compostela.
Santiago de Compostela
Recogía todas las especialidades de la cocina gallega. Aquí está el bacalao cecial con pisto de coliflor.
Santiago de Compostela
Me falta la foto del gallo de pazo con berza y ostras en escabeche, así como el postre de filloas con castañas, queso de Cebreiro  y miel.
En resumen, un menú de exquisiteces, que poco a poco fuimos saboreando.
Al final teníamos la sorpresa de una actuación escénica de la queimada, con conjuro peregrino… Eso llevó un rato grande, a media luz, para poder apreciar las llamas del orujo subiendo y bajando del cucharón a la marmita, mientras hacíamos fotos.
Santiago de Compostela
Ya era muy tarde cuando salimos del Hostal y las débiles gotas de lluvia parecían darnos un pequeño respiro, como para intentar una foto nocturna de la catedral
Santiago de Compostela
… y rápidamente correr a nuestro alojamiento, pensando en el madrugón que nos esperaba, pues la misa del arzobispo había sido adelantada a las 8.30, antes de continuar las celebraciones de Homenaje a los Hospitaleros Voluntarios en Samos.

La Federación Española de Asociaciones en Santiago de Compostela

Este fin de semana una veintena de socios de León participamos en el Encuentro de Asociaciones de la Federación Española, en Santiago de Compostela. Ved nuestro reportaje fotográfico aquí:
Santiago de Compostela
Fuimos el viernes por la mañana y al mediodía ya pudimos degustar los productos gallegos, rendir culto al Apóstol, visitar la catedral y las zonas imprescindibles de la ciudad peregrina.
Santiago de Compostela
La Federación se había encargado de alojarnos en el hotel Nest Style, así que nos veréis pronto en su facebook, en la foto de bienvenida. Bueno, a los valientes que aceptamos posar, para hacer tiempo para que nos entregaran las llaves.
A las 6.30 teníamos la Recepción en el Palacio de Rajoy, sede del Ayuntamiento y de la Presidencia de la Junta de Galicia.
Santiago de Compostela
Allí  nos recibió el Alcalde, que con la Presidenta de la Federación intercambiaron medallas, tras sendos discursos.
Santiago de Compostela
Estábamos los peregrinos y Amigos de muchas Asociaciones, algunos muy conocidos, así que después empezaron los saludos y las fotos…
Santiago de Compostela
entre obsequios a las Asociaciones y felicitaciones, para las que cumplían 25 años de andadura.
Santiago de Compostela
Cuando salimos nos hicimos algunas fotos en la hermosa plaza del Obradoiro, con el fondo de la catedral.
Santiago de Compostela
Esa tarde llovía a intermitencias, pero nos dio buen juego para alternar la calle con los bares.
Santiago de Compostela
Cada uno de nosotros guardábamos el recuerdo de anteriores llegadas a la ciudad Santa, de peregrinaciones… 
Santiago de Compostela
Queríamos ir a probar el ribeiro  al Gato Negro, que es un local típico y tradicional, famoso por sus empanadas de guisos y por las cubas, de las que se sirve el ribeiro blanco en las tazas lustrosas. Dicen que desde que se inauguró en 1920 mantiene su austeridad y su fama.
Santiago de Compostela
Rememorar aquel pulpo de o´46 o los berberechos de o´42. En la misma calle, un bar seguido de otro…
Santiago de Compostela
Comer los famosos mejillones al vapor o los “tigres rabiosos” de o Trafalgar, escuchando una cancioncilla de la máquina de música disco de los años 70, sólo que ahora en formato Dvd.
Santiago de Compostela
Que no faltasen las especialidades gallegas, ni las especificidades de la ciudad, su música, su cosmopolitismo, su camaradería…
Santiago de Compostela
Los recuerdos de la ciudad, que siempre se mantienen en la memoria, nos trasportaban a antaño y nos unían al presente y a las nuevas compañías.