De Losada a la Virgen de la Peña, El Bierzo en el Viejo Camino de Santiago

  Queridos amigos de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León Pulchra Leonina, este domingo 17 de mayo realizaremos la etapa de Losada a la Virgen de la Peña, para acabar en las orillas del embalse de Bárcena.

Tenemos allí amigos esperándonos, entre ellos David de Rodanillo nos ha elaborado el cartel que ya luce en el pueblo y que ahora os ponemos aquí, para que sepáis con detalle cómo será el recorrido. Gracias David.

Estamos seguros de que el Bierzo nos proporcionará muchas alegrías y que será una experiencia gratificante.

¡Ánimo a todos y buen camino, peregrinos!
Rosa Fadón

Igüeña a Losada, Viejo Camino, etapa

De nuevo dos autobuses se pusieron en marcha para acudir a la cita con el Viejo Camino de Santiago. Otra vez 110 peregrinos de la Asociación del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” continuábamos nuestra andadura por el Alto Bierzo.  Podéis vernos aquí al final de la etapa, descansando en Losada.

Teníamos mucha ilusión por retomar nuestras amistades cultivadas en anteriores viajes de preparación de etapas y en la propia etapa desde Fasgar a Igüeña, punto donde lo habíamos dejado en la temporada pasada.
Hablamos con el alcalde de Igüeña en el Bar Sabugo, mientras nos preparábamos para el Camino, las calles estaban abarrotadas de motoristas, que celebraban la llegada de la primavera con un recorrido por estos montes.
El día era hermoso y el paisaje lucía con la variedad de tonos verdes sobre las praderas y las flores de los frutales. Pronto empezó el ascenso por la vieja vía romana que nos llevó a la Cruz Alta, cruce de caminos, donde se unía la calzada que venía desde Almagarinos y la que nosotros traíamos desde Fasgar. Era un punto importante en las rutas comerciales, que en época romana estaba señalado con un montón de piedras, que dejaban los que por allí pasaban en honor de Mercurio, dios del comercio. Cuando el imperio romano se cristianizó, se coronó con una Cruz, tal y como ahora lo vemos en el Camino Francés en Foncebadón.
Almanzor en sus racias,  puso mucho empeño en destruir, sobre todo iglesias, monasterios, las señales cristianas y mayor empeño en el Camino de Santiago. Esta barbarie era una política de propaganda, pues por toda la Europa cristiana se comentaba con terror.  Así que destruyó la Cruz Alta, que vino a llamarse la Cruz Cercenada, pero cuando pasaron Leodegundia y su séquito en el año 902, aún estaba en pie. Así se dice en el Documento que se incluye en el Vexu Kamin de Julián González y que seguimos para marcar nuestras etapas:
“hasta la Cruz Alta, donde todos los peregrinos dejaron un canto como recuerdo”
No queda ninguna indicación de este antiguo monumento. No hubiéramos podido localizar el lugar, de no haber sido informados por Olegario y por Ovidio Molinero, que nos acompañaron los días previos a la etapa, cuando fuimos a prepararla.
Desde la Cruz, fuimos descendiendo hasta llegar a la enorme explanada donde se sitúa Quintana Fuseros.
Allí nos esperaba Ovidio que nos hizo de guía, explicándonos la historia de los pueblos prerromanos de las Cinco Torcas, que dominaron el valle. Nos fue señalando en el paisaje las huellas de extracción del oro, que luego se fue intensificando con la llegada de los romanos.
Se aprecian los desmontes de tierra roja y la arena cuarzosa a cielo abierto, la canalización de las fuentes, arroyos y ríos que dirigieron hacia lagunas en el valle. Luego las secaban, recibiendo el término de fondos o amnios, que dan nombre a Interamnium flavium, (entre fondos, no en un interfluvio). Multitud de gentes trabajaban filtrando con bateas, obteniendo el preciado metal.
Luego llegó la invasión agarena y las continuas luchas de reconquista, las gentes huyen, esta zona cambia su aspecto. Por fin el Conde Gatón  hermano de Ordoño I, repuebla los territorios y se reconstruye el emplazamiento de Taurón, hoy lo que queda es el pueblo de Quintana y Fuseros.
Todo lo miramos admirados y nos sorprendió comprobar que se corresponde con el relato de la peregrinación de Leodegundia:
“Y fuimos a Taurón (Quintana Fuseros) y cerca en su monasterio descansamos…”
Dimos una vuelta al pueblo hasta que encontramos los restos del monasterio…y esparcidas entre las casas, piedras con inscripciones, ídolos… todas las cosas interesantes que quedan como testimonio de su rica historia.


Luego de comer el rico menú que nos preparó Piedad, Ovidio, no contento con los agasajos que nos había dedicado con sus explicaciones, tenía preparado un regalo: Un traje de peregrino medieval, con su bordón, concha y calabaza. Lo rifamos y le tocó a Camino, que se lo hizo poner a Esteban para las fotos.  
Continuamos hasta Losada siempre siguiendo las indicaciones de Leodegundia:
“Al ver una calzada romana, que dijeron venía desde Astorga fuimos hasta Losada, donde estaba Genadio… visitando ese monasterio muy destruido”
Ya no hubo tiempo de ver los restos del monasterio de Losada, aunque ya lo tenemos localizado en el pago que llaman “ministerio”. Esperamos que como de aquí partirá la etapa próxima, alguno habrá que decida ver sus ilustres ruinas.
Texto y fotos de Rafael Cid y Rosa Fadón

Para saber más: http://www.fuseros.org/

Riello, sábado castañero.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” ha respondido a la invitación que nos cursaron desde Riello, pues acudimos a la fiesta de sábado castañero.
 
En realidad, el “sábado castañero” se celebra en Riello después de un gran mercado, desde tiempo inmemorial, el sábado anterior al día de Noche buena, pero yo me he tomado esta licencia literaria para que el título me quede más impactante.
Y se hacía así para que pudiera asistir el mayor número de personas de todos los pueblos de los alrededores, obsequiándoles con exquisitas castañas asadas, vino caliente, mazapanes y bailes. Era una ocasión para divertirse como la “zafarronada” o los carnavales, festejos ancestrales con máscaras y vestidos preparados con la piel de los animales, para atraer la abundancia.
Riello,sábado castañero
Por nuestra parte nos pusimos muy contentos al recibir la invitación, y nada más llegar, después de saludar al alcalde y a la representante de Cáritas, pues también se celebraba un mercadillo solidario en la plaza, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, hasta las escuelas pues Rosi y Luis no pueden olvidar su profesión docente.
Riello, sábado castañero
Por el camino tuve ocasión de contemplar una puesta de sol hermosa, como sólo tiene lugar en Riello. La foto no le hace justicia pero yo la dejo aquí para dar constancia, sólo por estos detalles merece la pena el desplazamiento.
Riello, sábado castañero
Volvimos a la plaza donde la señora Carmen vestida a la antigua usanza, de negro y con galochas, se afanaba en dirigir el operativo para asar las castañas.
A mí me recordaba mucho al personaje de una historia que leí en el libro de  Julio Álvarez Rubio “Omaña pueblos, paisajes y paseos” de imprescindible lectura. Contaba el autor  que en el vecino pueblo del Castillo se celebraban sus tradicionales mercados y una castañera de sobrenombre “la Pucha” pregonaba llena de picardía: “A la rica castaña caliente, que no hay castaña como la mía y la de mi hermana María”
Riello, sábado castañero
 Así que con ese argumento ¿Quién podría resistirse a probar estas castañas? Y es que la Omaña está llena de personajes entrañables como “la Pucha” o el “tío de los perros” que siempre rodeado de canes, vendía por estos lares el calendario de taco del Sagrado Corazón pregonando “A duro el taco” que no sería muy caro, en un tiempo en que podíamos ser multados por blasfemos (O algo peor si tenía que intervenir la Guardia Civil).
Lolo, con su intuición de siempre ha sabido plasmar a “la Pucha” en este cartel de 2012 con ese  genio de muralista, que también tuvimos ocasión de admirar en las escuelas de Fasgar, cuando por allí pasamos peregrinando el “viejo camino de Santiago”
Riello, sábado castañero
D. Eliecer el “pater” nos invitó a pasar dentro de la Iglesia para escuchar los villancicos con que nos deleitaron cinco componentes del grupo musical “Coral Lauda”     
Riello, sábado castañero
 Es un grupo coral de cámara que se constituye en León en 1995. Dos años después la dirección musical corre a cargo de Romualdo Barrera. Entre el 2009 y 2010 asume la dirección Luis Martínez García de Longoria. Desde el 2011 se inicia una nueva etapa en el coro bajo la dirección del músico vasco Aitor Olivares.  Después de presentarnos el Grupo Coral Lauda con su andadura a través de conciertos, grabaciones y premios nos explicaron las piezas que iban a interpretar, todas ellas dirigidas al Niño Dios que a los pies del altar estaba representado en un bonito Belén.
Riello, sábado castañero
Puestos en pie, aplaudimos a rabiar, pero no fue para librarnos de la fría noche, sino porque interpretaron como los ángeles y también para obligarles a repetir actuación. Con solo cinco componentes interpretaron villancicos clásicos y modernos, en inglés en alemán y en español que nada frenaba a este magnífico grupo.
Cuando salimos de nuevo a la plaza, Carmen, metamorfoseada en “la Pucha” ya había preparado todas sus exquisitas castañas, que reposaban bajo paños en una artesa de las que se utilizaban antiguamente en la matanza del cerdo y repartía en unos improvisados cucuruchos de periódico.
Riello, sábado castañero
 Cerca de ella se escanciaba vino caliente, acompañado del mazapán, pero lo que en realidad más nos calentaba era una gigantesca hoguera que habían prendido en el centro de la plaza y que creaba un ambiente mágico y misterioso…
Riello, sábado castañero
Así en ese filandón improvisado tuvimos tiempo de saludar a nuestros amigos Mar y  Toche, a Estebanín, a los padres de Elena, a José Antonio y Rocío y a un nutrido grupo de amigos que vamos teniendo en este acogedor pueblín desde que un día haciendo la ruta del “viejo Camino de Santiago de la Montaña” nos acogieron con cariño.
No sé si fue la pasión que “Coro Lauda” puso en sus villancicos o el efecto del vino caliente que generosamente repartían en la plaza, que mis amigos y yo empezamos a tararear la vieja     
tonada navideña de Luis Aguilé “Por eso y muchas cosas más, ven a Riello esta Navidad…”
¡Gracias por invitarnos amigos y ojalá no se pierdan nunca estas tradiciones tan bonitas de nuestra montaña leonesa!
Texto y fotos de Rafael Cid

Eleuterio Prado y sus “Nanas del abuelo”

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” ha sido invitada a la presentación del libro “Nanas del Abuelo y otros poemas” de Eleuterio Prado, autor leonés de Prioro.
La librería Casla ha sido la anfitriona de Eleuterio Prado y de un montón de amigos de la montaña leonesa que se han reunido en torno a él, ayer viernes por la tarde.

Estábamos los socios de las distintas Asociaciones, que siempre nos encontramos apoyando los actos que potencian nuestra cultura leonesa. Buenos amigos que siempre da gusto encontrar.

En el salón donde la librería realiza periódicamente la Animación a la Lectura, ya esperaban los niños a que Teyo nos descubriese sus poemas, sonidos, recuerdos. Todos los que tenemos  un corazón de niño, cantamos y reímos con él…
Una vez que Joaquín, el representante de la Editorial Rimpego y Manuel Rdz Pascual, socio de nuestra Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” y experto en Cañadas y pastores, hicieron la presentación del autor y del libro, Teyo estaba dispuesto a tomar la palabra, pero Telvi, el hada de las actividades de la libreria Casla, le anunció que algunos de todos aquellos niños que ocupaban el primer plano absortos, iban a darle una sorpresa de dos a dos.
Así que en el hermoso pupitre, enfrente del público de la sala, se sentaron dos niñas que leyeron sus poesías favoritas, mientras que Teyo, venciendo su emoción y sorpresa, cantaba con toda la audiencia el estribillo:
“Cigüeña mareña..”
Los asistentes aplaudíamos cuando dos niños ocuparon los sitios que dejaron las niñas al levantarse y volver a su alfombra. Ellos eligieron también sus dos poemas favoritos y de esta manera el público tuvo un contacto real con los fans del autor y sus preferencias.
Entonces le llegó el turno a Teyo. Los recuerdos que Prado tiene de su juventud en la vertiente meridional de los Picos de Europa, rodeado de paz y pastores, recitando nanas y versos, provocaron que ahora escribiese este libro, editado por Rimpego, para evocar aquella antigua vida.
Escribir es una vocación que descubrió Eleuterio gracias a su abuelo y a su madre, quienes recitaban romances a diario en el calor del hogar, cuando era un niño, lo que provocó que se despertase en él su amor por la poesía y la escritura.
Durante su vida adulta, en la que se dedicó al mundo empresarial, dejó apartada esta actividad, pero tras su jubilación ha querido retomarla. «Lo que más me gusta de escribir sobre la temática del pastoreo es que me traslada a mi infancia», asegura.
Y es que Prado le narra estas Nanas del abuelo y otros poemas a sus nietos, esos que, acostumbrados a la ciudad, desconocen lo relativo a la vida en el campo. Quiere transmitirles las canciones de Prioro, su pueblo natal. Ese es el legado que pretende inculcarles. «Yo fui el primero en romper la generación y alejarme del mundo pastoril, por lo que quiero hacerles conocer ese modo de vida —explica— que conozcan los juegos de mi infancia y mi relación con los animales. Como dicen ellos, contarles ‘batallitas’ de abuelo».
Eleuterio Prado fue ‘motril’ en su infancia, ayudando a cuidar rebaños trashumantes en un valle cercado por las cumbres de los Picos de Europa. Aprendió a silvar como hacían los pastores cuando querían demostrar su fortaleza frente a los lobos, que aullaban tratando de acercarse al rebaño. Los mastines leoneses ladraban con su potente sonido bronco y en la noche ese estruendo mezclado subía hasta los cielos negros. Para rememorarlo con nosotros la sala se transformó en puertos de montaña y los allí presentes aullamos, ladramos y silbamos según el personaje que nos asignó Teyo y la verdad que daba angustia el concierto…¡Qué bien lo pasamos, qué vital es!
Al final nos acercamos a que nos pusiera un autógrafo en el libro, que luego el abuelo de mi casa contará a nuestros nietos.
Podéis saber más del autor en:

LA VIRGEN DE LA PIEDAD Y SU COFRADÍA EN VILLADEMOR DE LA VEGA

A partir del S. XVI en las localidades por las que pasa el Camino de Santiago o cercanas al mismo aparecieron Las Cofradías que eran instituciones benéficas, las cuales tenían un templo, ermita o iglesia de la que tomaban el nombre.  La finalidad de las mismas es atender a los cofrades en vida y en la muerte, pero también asumen el ayudar a los pobres, a los enfermos y a los peregrinos que por una u otra razón se acercaban a los núcleos de población pequeños. Esta organización de los pueblos elegían a un mayordomo o abad que era el encargado de citar a las personas que la formaban a las novenas, festividades, atención a los pobres (recuérdese el palo o pan de los pobres), peregrinos (hospitalidad para pasar la noche y alimentación) transeúntes y por supuesto las misas por los fallecidos.
La Cofradía de la Virgen de la Piedad de Villademor de la Vega es una de tantas que existen en nuestra provincia con la particularidad de que hay referencias a una posible relación con el Camino de Santiago pues se sigue hablando de espacios relacionados con la ruta de peregrinación.  Así a un reguero que pasa por estos lugares se le llama “Reguero de Santiago” y antes de la concentración parcelaria había un camino de tierra con el nombre de “Camino de Santiago”.

Si la toponimia  citada nos dice que algo había, el patrimonio nos deja manifestaciones de una vía o ramal del Camino. La Iglesia de Villademorde la Vega  tiene una extraordinaria talla de Santiago con una cruz del Apóstol en la parte superior del retablo,  “Los Santos Hospitales” de los que se habla con atención a los Peregrinos, uno el de San Pedro(la parroquia está bajo la advocación de San Pedro) para hombres y el otro el de la Piedad para mujeres(ermita de la Piedad),  la antigua ermita de San Antonio Abad y los Antonianos con relación a los Peregrinos, y en Toral de los Guzmanes un Santiago Matamoros, hoy en el museo diocesano.
Como Asociación de Amigos del Camino de Santiago que investigamos, cuidamos los caminos y atendemos a los Peregrinos participamos el domingo día 7 de agosto en una pequeña peregrinación a la romería de la Virgen de la Piedad desde Castrofuerte, donde el pedáneo del pueblo, el Alcalde de Villademor(Carlos)  y el Abad de la Cofradía(Ángel) nos recibieron, hasta Villademor de la Vega pasando por Toral de los Guzmanes con un recorrido de 11,5 Km. Cincuenta y seis personas de la Asociación y veinte de los pueblos caminamos a partir de las 9:30 H y compartimos información sobre el Camino.
La primera parada  y muestra de Hospitalidad fue en Toral de los Guzmanes donde el Alcalde (Miguel Ángel) nos recibió, nos mostró el museo de los botijos, el museo etnográfico y alimento nuestro cuerpo con un copioso almuerzo regado con refrescos y vino para calmar la sed del Peregrino. Agradecimos la atención recibida y a la salida pudimos ver una sencilla exhibición de cetrería. ¡Gracias de nuevo!
Por caminos de tierra y entre maizales siempre continuó nuestro recorrido con un cielo amenazante pero con la protección del Apóstol y justo cuando veíamos la torre de la ermita de la Virgen de la Piedad y estábamos a 50 m de la misma, los elementos se desataron con viento, lluvia, truenos y relámpagos. 
La Hospitalidad de la Cofradía, que empezó en el comienzo de la ruta, y de las gentes del pueblo tuvo su explosión a partir de este momento: Lugar preferente en la ermita para los peregrinos con su traje, mención de agradecimiento por el párroco, vicario de la diócesis y mayordomo o abad de la Cofradía, la comida en la casa cultural, visita a las 100 bodegas de la Asociación de bodegas visitando dos de ellas y para terminar, la merienda con chocolate con churros y música para bailar todos juntos, peregrinos y vecinos del pueblo y de todo el contorno  que acudieron en grandísimo número a esta romería.
Despedida con abrazos, invitación para el próximo año y canción de despedida con el tema “Adiós con el corazón…”, cerró este día tan maravilloso de convivencia entre peregrinos y personas de Castofuerte, Toral de los Guzmanes y Villademor de la Vega por donde un ramal del Camino de Santiago pudo pasar allá en el S. XVI.
¡Buen Camino para todos!
Texto de Luis Gutiérrez Perrino y Fotos de JoseMari Martín

Oferta promocional de alojamiento en León

Nuestros colaboradores, el Hotel Conde Luna y el Hotel Alfonso V, nos hacen llegar esta oferta para el alojamiento de peregrinos, bien que inicien en León su Camino, o de paso hacia Santiago. Una interesante opción, sin duda:


¡ATENCION PEREGRINOS. GRAN OFERTA!
¿Quieres pasar una confortable noche en tu peregrinación por el Camino de Santiago?
¡Ahora es tu oportunidad! Lo puedes hacer en los hoteles Conde Luna y Alfonso V, ubicados en el centro de la ciudad de León y a la vera del Camino.
En ellos puedes encontrar la mejor acogida y todas las comodidades, además de los interesantes precios y otros detalles especiales.
Te espera esta fantástica oferta, pensada especialmente para ti, PEREGRINO que pasas por esta emblemática ciudad del Camino de Santiago.
Haz un alto en tu peregrinación; visita la ciudad y pernocta en estos hoteles. ¡No te arrepentirás!

La Asociación en el Bierzo, magosto en Balboa

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” hemos estado en el Bierzo para cumplir con la tradicional fiesta del Magosto, en Balboa. Como de costumbre aprovechamos para hacer una etapa del Viejo Camino de Santiago de la Montaña, esta vez desde Camponaraya a Cacabelos y a Villafranca.

Cacabelos

En Camponaraya nos dirigíamos a tomar un café cuando nos abordaron los chicos de telebierzo, que avisados de la ruta nos hicieron un reportaje. También en Balboa, estuvieron grabando la fiesta final.

Camponaraya, Cacabelos

En Cacabelos paramos en La Moncloa de S. Lázaro, donde fuimos obsequiados como peregrinos, con un vaso de vino y un buen bocado de empanada.

Camponaraya, Cacabelos

La dueña nos acompañó a las dependencias donde vimos el proceso de envasado de castañas, a la tienda, tan hermosa, donde no falta absolutamente nada del Bierzo, a la terraza, al portalón de las balconadas y las flores, etc.

Cacabelos

Nos regaló unos ramitos de acebo, de la poda que hizo en su jardín y los llevamos de peregrinación con todo entusiasmo, dispuestos a que superada la etapa, adornaran nuestra casa en Navidad.

Camponaraya, Cacabelos

Tuvimos un magnífico día para caminar, soleado y templado. Además de los hermosos monumentos de las tres ciudades por donde pasamos, disfrutamos del paisaje otoñal, inundando nuestros ojos de colores ocres y amarillos.

Cacabelos

Los frutales, membrillos, madroños, manzanos desbordaban sus frutos en el suelo.

Cacabelos

Pero  en las laderas de los cerros las reinas eran las vides, sonrosadas, alineadas en los campos de los grandes bodegueros bercianos.

Cacabelos

En Villafranca comimos en una terraza, aprovechando el sol y ya empezamos a tocar la pandereta y a gozar con nuestras canciones.

Villafranca del Bierzo

Al llegar a Balboa rememoramos los buenos momentos vividos aquí y a los amigos de Madrid que nos acompañaron el año pasado.

Balboa, magosto

Sólo dispusimos de 20 minutos para visitar el Museo de las Gentes. ¡Una gozada! La madera en Balboa lo es todo, en las obras que el escultor ha labrado por doquier y en el Museo hay una muestra muy interesante. No os lo perdáis.

Balboa, magosto

Cuando llegamos a la nave donde nos habían preparado las castañas, el tambor quedaba vacío sobre unas pobres brasas. Ya todos estaban en el interior dándole al diente.

Balboa, magosto

Degustamos la merienda, compramos castañas y nueces y con el calor del vino berciano y el aguardiente, que nos sirvió Buzi, cantamos, tocamos panderetas y castañuelas, cantamos.

Balboa, magosto

La telebierzo nos despidió por todo lo alto.

Balboa, magosto

Ved nuestro reportaje fotográfico aquí.

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid

Cumpleaños de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina”

¡¡¡ ENHORABUENA !!!

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” cumplió el pasado sábado día 26 de octubre la nada despreciable cifra de DIECIOCHO AÑOS.
YA SOMOS MAYORES DE EDAD.
 Burning candles on black background - stock photo

Con fecha 26 de octubre de 1995 se firmó el Acta de Constitución de la Asociación, suscrita en León por Amelia García Portillo, José Franco Natal, Javier Pérez Gil, José-Luis Alonso de la Fuente, Fernando Santos Carro, Felipe Carlos Martínez Prieto, María-Pilar Sierra Fernández y Jesús Rodríguez Rodríguez. 

Después de unos primeros años modestos, tanto en el número de afiliados como en las actividades que la Asociación podía acometer con sus reducidos medios, fuimos creciendo y del pequeño grupo de 28 personas que componía la Asociación a finales de 1995, hemos pasado a tener actualmente 392 socios y a ganar peso e importancia en la sociedad leonesa.

Todo esto nos obliga a mejorar, a tener nuevas iniciativas y, sobre todo, a conseguir los medios necesarios para atender convenientemente a los peregrinos y cuidar de la forma más efectiva posible el entorno del Camino.

Cuanto mayor se haga la Asociación mayores serán los retos que tengamos que asumir, y ésto es una tarea en la que todos los miembros de la Asociación tendermos que aportar nuestro esfuerzo.

Contamos para ello con todos y cada uno de los miembros de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina”.

¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS PARA LA ASOCIACIÓN Y PARA TODOS SUS COMPONENTES !!!

Un cordial saludo a todos

La Junta Directiva