ASTÚRICA AUGUSTA NOS ESPERA…


          Este último domingo de noviembre nos pusimos en marcha a las 9 h. de la mañana en dirección a La Bañeza para, desde esta localidad, realizar a pie la última etapa del Camino de la Ruta de la Plata que habíamos iniciado, también por etapas, desde Benavente en el mes de enero del corriente año.
             
          El autocar nos dejó muy cerca del punto de partida y, desde aquí, un pequeño grupo de no más de una docena de los nuestros inició la etapa en su primer tramo hasta Palacios de la Valduerna, localidad ésta desde la que el resto de romeros iniciaría este caminar por tierras del río Duerna.
          Hace una buena mañana para caminar, con agradable temperatura para ser un 25 de noviembre. Por otra parte y, en contra de los pronósticos meteorológicos, la lluvia no hizo acto de presencia en todo el día , por lo que la jornada transcurrió con bastante júbilo entre todos los caminantes por tal motivo.
          Caminando mayormente por entre monte bajo se puede decir que tan sólo nos acompañaban las encinas, ya que el colorido del otoño no se hizo visible en todo el recorrido. Las voces de los perros delataban la presencia de cazadores, bien pertrechados que estaban a la captura de sus presas en este paisaje un tanto monótono.
           Atravesando la autovía A-6 llegamos propiamente a la estación de Valderrey, punto en el que algunos aprovecharán para avituallarse, como otros también lo harán en el bonito entorno del puente romano del lugar conocido como VALIMBRE.



        Continuaremos hacia Celada de la Vega prácticamente en paralelo a la vía del antiguo ferrocarril de la Vía de la Plata.
          Ya en Celada nos encontramos con un numeroso grupo de los nuestros en las instalaciones del Hostal La Paz, donde aprovechan y han aprovechado para comer, tomar café y disfrutar del tiempo de ocio que el horario aún nos permite.
          ¿Qué camino tomamos ahora para seguir hacia Astorga? Si bien hasta aquí hemos tenido una buena señalización del camino a recorrer, ahora tenemos un dilema para continuar sin transitar por asfalto, más cansado, ya se sabe, sobre todo cuando te faltan unos pocos kms. y ya tienes ganas de llegar. Un lugareño nos dice que cuantos peregrinos pasan por esta localidad alaban lo bien que llegan hasta aquí, pero que siempre preguntan por dónde continuar, que si hay un camino para llegar hasta Astorga. Lo cierto es que no hay señalización alguna, por lo que seguimos los consejos de este buen samaritano subiendo a lo más alto del pueblo para seguir por senda o camino tan sólo durante un breve tiempo; este camino nos conducirá a una de las rotondas de la autovía y, desde aquí, cruzando, llegar a Astorga por la carretera N-VI.
          Unos y otros vamos llegando y desperdigándonos por esta sin par ciudad imperial que fue en época romana. Disponemos de tiempo suficiente hasta las 6 h. de la tarde, en que regresaremos a León después de haber disfrutado de un estupendo día y haber recorrido unos 25 kms. por terreno llano que no ha presentado la menor dificultad, siendo así que hemos completado el Camino de la Ruta de la Plata que, si bien lo iniciamos en Benavente este año, como ya ha quedado dicho, lo cierto es que lo empezamos más atrás, concretamente en Zamora, aunque eso ya ocurriera el pasado año.
          Texto: Ángel-Lázaro López
  Fotografía: Nabor Martinez y Maribel Borrego

Via de la Plata: Alija del Infantado-La Bañeza

Este domingo hemos vuelto a la Vía de la Plata. Salimos de León a las 08:30 de la mañana para viajar hasta Alija del Infantado.

Un café en el Bar de Alija, que amablemente abrieron para recibirnos, y emprendemos la marcha, unos a pie, y otros en autobús para empezar a caminar en Villanueva de Jamuz.
Poco antes de las 10:00 salimos andando de Alija del Infantado por la carretera LE-114 de San Adrián del Valle a La Bañeza.
Asfalto durante 3,8 km, hasta llegar al cruce de La Nora del Río (el indicador de la carretera señala Valcabado).
Cruzamos el Río Jamuz por primera vez en esta etapa y giramos a la izquierda, remontando el curso del río por su margen derecha. Todo el camino discurre por este margen del río y solo lo cruzamos para acceder a los pueblos.
Por fin encontramos un camino, tan agradecido por nuestras piernas.
Avanzamos hasta llegar a Quintana del Marco, donde varios de los peregrinos paramos a tomar algo y visitamos por los exteriores la Iglesia de San Salvador, la de San Pedro que encontramos abierta, y el entorno del Castillo-Palacio de los Quiñones.
La Iglesia de San Pedro presenta una curiosidad romana: un busto de Marco Aurelio Antonino Augusto “El Sabio” (121–180), ubicado en la flecha de la iglesia parroquial, y conocido por el vecindario como San Pedro, por el parecido con la talla del santo que se encuentra en el interior de la iglesia.
Del Castillo-palacio de los Quiñones solo queda en pie un torreón de planta cuadrada de 12 m. de longitud unos muros de 2 m de anchura. Era un castillo medieval del siglo XV. Perteneció a los Condes de Luna y Señores de Quiñones. Se encuentra presionada físicamente por la presencia cercana a ella de diferentes viviendas. Se trata de una torre de homenaje. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. Es privado y solo se puede visitar con suerte y de forma ocasional. No fue el caso.
Tras el alto en el camino, retomamos la marcha en dirección a Villanueva de Jamuz, por el mismo camino que nos trajo aquí, paralelo al Río Jamuz.
A unos 7 km encontramos Villanueva de Jamuz, en la confluencia de los ríos Jamuz y Órbigo. Al acercarse se avista sobre el horizonte el Castillo de Villanueva, sede del mayorazgo de Suero de Quiñones, erigido hacia fines del siglo XIV por Diego Fernández Vigil de Quiñones, y terminado en el siglo siguiente. Se encuentra en restauración, auspiciada por su propietario actual.
Nos desviamos del camino para conocer el pueblo y visitar La iglesia parroquial de San Cipriano, que conserva como joyas artísticas la imagen de la Virgen del Siglo XIV y el retablo de arte clásico del XVI.
En este punto, muchos de los compañeros dan por terminada la andadura, para salir a las 13:00 en dirección a La Bañeza en los autocares, y poder visitar el Museo de las alhajas, o disfrutar del desfile de carnaval infantil.
El resto, después de hacer un alto para comer o beber en el Bar del pueblo, donde nos atienden con buen trato, retomamos de nuevo el camino. Hay que volver al río Jamuz, para seguir el camino que dejamos al cruzar el puente.
Unos kilómetros mas adelante, existe una alternativa para el camino. En el siguiente puente después de Villanueva, en medio del campo, por el que cruza una pista de concentración, nos podemos desviar a la derecha para llegar a La Bañeza a través del Monte Castañón. Es un camino que hay que seguir siempre hacia el norte, aunque carece de señalización.
Muchos de los que terminamos la etapa, tomamos esta alternativa, que evita los cinco últimos kilómetros por carretera. Damos las gracias desde aquí, al señor que tan amablemente nos informó en Quintana del Marco, de la existencia de esta alternativa.
Los que desconocían el desvío, o simplemente, no se aventuraron, continuaron hasta Santa Elena de Jamuz. Aquí, sin llegar a entrar en el pueblo, se abandona el camino de tierra y se coge la carretera que viene de Alija del Infantado en dirección a La Bañeza.
Por fin en La Bañeza. La entrada hasta la Estación de Autobuses se nos hace un poco larga.
Dejamos las mochilas en los autobuses y nos vamos al centro de la ciudad. Un café, una charla con los compañeros y nos vamos a ver el desfile de carnaval.
La Bañeza es famosa, entre otras cosas, por sus carnavales. La fiesta está declarada de Interes Turístico Nacional. La calle bulle de carnavaleros con sus disfraces, alegría y música.
A las 17:30 empieza el desfile, que disfrutamos bailando y observando el colorido de los disfraces.
Después de una hora disfrutando del desfile, llega la última comparsa. El desfile seguirá por las calles de la ciudad durante al menos otras dos horas.
Nos encaminamos de vuelta a la estación de autobuses, donde poco a poco nos vamos reuniendo, para emprender el regreso a León a las 19:30 h.
El viaje de regreso, es aprovechado para descansar, recordar las próximas actividades de la Asociación y ya entrando en León, entonar el himno de nuestra asociación.
La próxima salida del 4 de marzo, viajaremos a tierras asturianas para caminar desde Muros de Nalón, pasando por Soto de Luiña, hasta Novellana.
Recordaros la venta de billetes el próximo lunes 27 de enero en la sede de la asociación a las 20:00 h, con el número del carné de socio. (A las 20:30 para los no socios, con nombre, apellidos y nº DNI)
2012-02-09_CS-AlijaInfantado-LaBañeza-Carnaval

BENAVENTE – ALIJA DEL INFANTADO

Os presentamos un resumen de la etapa que hemos realizado este domingo 29 de enero de 2012 por tierras zamoranas.

Salimos de León a las 08:30 am en dos autocares, llegando a Benavente a las 09:30, con tiempo para tomar un café e iniciar la etapa, aquellos que la realizamos entera. El resto, salieron en los autobuses a Villabrázaro, desde donde iniciaron su andadura.

La salida de Benavente la realizamos por la parte noroeste de la villa, siguiendo el asfalto de la carretera local hacia Villabrázaro, asfalto que no abandonamos hasta llegar a la Dehesa de Monteruelo.

En este punto, cruzamos, por vez primera en esta etapa, la vía ferrea abandonada desde 1985 de la línea férrea de Palazuelo a Astorga. En las inmediaciones de Villabrázaro se vuelve a la carretera y nos adentramos en el pueblo.

Nada mas llegar, encontramos un bar, en el que muchos hacen un alto para tomar un refrigerio. Hay que coger fuerzas, ya que se presentan 8,2 km de andadura sin descanso hasta la siguiente población: Maire de Castroponce. La atención de los dueños fue impecable.


La etapa esta discurriendo entre tierras de labor, unas abandonadas y otras preparadas para su siembra, sin grandes desniveles en el terreno. En términos del Camino, se puede considerar una etapa llana.

Al llegar a Maire de Castroponce, algunos de los caminantes damos con un pequeño bar-Hogar del jubilado, que no se encuentra en la calle principal. Esta es una parada que varios de los compañeros, emplearán para dar debida cuenta de las viandas que portan, acompañadas de una botella de vino, un café, y buena compañía.

Proseguimos la marcha hasta alcanzar el límite de las provincias de Zamora y León, pertenecientes ambas al antiguo Reino de León. En este punto, y ya en tierras leonesas, nos encontramos con el Puente de la Vizana. Este es un paso histórico sobre el Río Órbigo.


Su origen se remonta a la época romana, aunque ha sufrido importantes reformas posteriores debido a diferentes contiendas militares. Como puede leerse en la placa colocada junto al puente, en el año 1808, en plena guerra de la Independencia, los ingleses en retirada perseguidos por Napoleón cañonearon el ojo central del Puente de La Vizana para dificultar el paso de las tropas francesas e incendiaron Alija y su Castillo. El puente no fue reconstruido hasta 1918. Ello provocó la decadencia de la zona, debido al abandono de este antiguo itinerario y al desvío por el Camino Real Nuevo que pasó a ser la carretera N-VI.

Este puente fue vía de comunicación de vital importancia para la zona, discurriendo sobre sus arcos La Ruta de la Plata y la Cañada Real de la Plata o la Vizana. Por aquí han pasado legiones romanas, ejércitos cristianos y árabes, tropas francesas al mando de Napoleón y tropas inglesas al mando del General Joaquín Blake y Joyes, así como pastores trashumantes.

En unos 3,5 km alcanzamos el pueblo de Alija del Infantado, con una gran riqueza monumental. Fue centro del señorío feudal de los Duques del Infantado.
Pudimos visitar los exteriores de la Iglesia de San Esteban (S XIII), la Iglesia de San Verísimo (S XII), el Castillo-Palacio (S I a XVI), las fuentes minero medicinales y sus plazas y calles.

Después de esta interesante visita a una población, que en la actualidad cuenta con unos 600 vecinos, y tomar un último café, nos encaminamos a los autobuses, partiendo de Alija a las 17:30 dirección a León, donde llegamos después de un tranquilo viaje, en el cual se recuerdan las diferentes actividades que tenemos pendientes y que podéis consultar en este Blog o en la sede de la Asociación. También se celebró el sorteo de un libro entre todos los asistentes.

Sirva esta reseña de la actividad, para recordar a todos los asociados, que en próximas ventas de billetes para las diferentes actividades, deberéis facilitar el número de socio o nombre y apellidos, y en aquellos no socios que deseen acompañarnos, sus datos personales y el DNI.

Recordar: Próxima andadura el 19 de febrero entre Alija del Infantado y La Bañeza.

2012-01-29_CS-Benavente-AlijaInfantado