Excursion a La Cabrera de la mano de la Diputación Provincial y el aliento de Concha Casado.

El 23 de mayo cincuenta personas pertenecientes a la Asociacion de Amigos del Camino de Santiago de Leon ¨Pulchra Leonina , realizamos una excursión cultural a la Cabrera ,

la mañana  se presentó radiante de luz y de unas nubes que impidieron que el sol nos quemase. De Guzmán a La Baña tuvimos la oportunidad de disfrutar de lo lindo de esta salida por la bellísima tierra cabreiresa.
De Astorga al pinar de Pinilla nos aproximamos a la gran extensión quemada de Nogarejas a Tabuyo. No conocíamos esa roca porque siempre la vimos vestida de pinos.
Descubrimos el ímprobo trabajo que supuso la realización de los canales (carriles)  romanos para llevar el agua a la Médulas y extraer el oro por el sistema de ruina montium. Vimos los morrillos del lavado de la tierra para la búsqueda del mineral preciado, al  lado de la carretera en La Cabrera Alta. Desde el alto de Peña Aguda .

Nos impactó la belleza interior de la pequeña iglesia de Robledo de Losada con su cubierta nueva de par y nudillo apeinazada, sus imágenes restauradas, sus retablos barrocos y sus vidrieras llenas de colorido.

En la visita a la nave de elaboración de la empresa Pizarras del Carmen, nos dimos cuenta del trabajo que supone la extracción y manipulación de los bloques de pizarra (rachón). Cuando supimos que solamente se pone en el mercado el 5% del material que se mueve en todo el proceso, quedamos perplejos. Ver in situ a los trabajadores ejecutando con tanta maestría su trabajo: el tintineo de las losas manejadas por manos femeninas sobre tornillos y clasificarlas según su peso y sonido, nos pareció de un mérito y una sensibilidad digna de mencionar. José Luis, el encargado, y Andrea nos hicieron comprender y valorar ese trabajo con sus explicaciones detalladas y sobre todo atendiendo a nuestras dudas y curiosidades.

El museo etnográfico que Concha Casado organizó en Encinedo, nos permitió ver el sistema agrícola y ganadero en una economía de subsistencia que no existe ya en la zona.

Buenísima la comida en el restaurante El Sabugo de Quintanilla de Losada.

Unos andando y otros en autobús, fuimos a cantar la salve en la ermita Virgen de Biforcos a la madre y contemplamos el artesonado y el entorno tan bien cuidado.

Emprendimos el regreso pasando por Villar del Monte. Nos recibió Nati Villoldo, directora del museo del encaje de Castilla y León de Tordesillas, que nos acompañó por todo el lugar: arroyo, pajares teitados (o colmados), iglesia restaurada con exquisitez y museos. Pero nos esperaba la sorpresa de ver una sucursal del museo de encaje: piezas de los encajes locales y verdaderas obras de arte, que realizan alumnos venidos de toda Europa junto con sus maestros y  profesores.
 Descubrimos el mastín leonés, con los atributos peregrinos del camino de Santiago: bordón, concha  y calabaza.
Texto .Senén Bernardo Ruiz