Homenaje a los Hospitaleros, Monasterio de Samos.

El domingo los Amigos del Camino de Santiago de las distintas Asociaciones y de la Federación nos desplazamos a Samos.
Monasterio de Samos
Se inauguraba una placa de homenaje a los hospitaleros voluntarios, colocada frente al albergue del Monasterio.
Monasterio de Samos
Como era de esperar, asistieron diversas autoridades y el prior del monasterio, que acabado el acto, nos acompañó para enseñarnos y guiarnos en su hermosa, enorme y fría casa.
Primeramente pasamos a conocer la Exposición que se había preparado con ocasión del aniversario del Monasterio de Cluny, en Francia.
Monasterio de Samos

Luego visitamos las dependencias monacales y el prior alternaba la explicación histórica y artística con el gracejo de anécdotas y curiosidades, haciendo las delicias de la audiencia.
Monasterio de Samos
A la hora de la comida, A Veiga estaba a rebosar de comensales celebrando la fiesta de S. José, el padre del hijo de Dios, modelo y protector de todos los padres del mundo.
Monasterio de Samos
Pero los dueños del hotel-restaurante son como magos, que lograron acogernos a todos y tuvimos tres primeros platos, que todos pudimos probar y un segundo de rollo de carne guisada, con exquisitas verduras y patatas fritas.
Monasterio de Samos
Luego nos fuimos a casa por el Cebreiro, admirando los hermosos montes blanquecinos,por el suave polvo de nieve, que estaba cayendo unos minutos antes.
Monasterio de Samos
Nos paramos en el Alto de S. Roque, para hacernos la foto con el peregrino de bronce, que sostiene su sombrero batido por el viento huracanado de esas alturas, mientras el sol sale y se pone siempre en su presencia.
Monasterio de Samos

Una respuesta a «Homenaje a los Hospitaleros, Monasterio de Samos.»

Los comentarios están cerrados.