Jornada de Limpieza del Camino de Santiago – 2017

Desde hace ya algunos años esta asociación programa, dentro de sus actividades jacobeas, unas que tienen un gran significado para nosotros y que por suerte, cuentan con la aceptación entre los socios: nos referimos a la Jornada de Limpieza y la de Siembra.

En este caso, la Jornada de Limpieza del Camino de Santiago consiste en salir armados con guantes y sacos y recoger la basura olvidada por los peregrinos -y en la mayoría de los casos, no peregrinos- en un tramo del camino.
Esto año el lugar elegido fue en el Camino Francés, entre la Virgen del Camino y Hospital de Órbigo, por la variante de Villar de Mazarife, la denominada «Calzada de los Peregrinos».
Los más de 65 socios que participamos este año nos dimos cita en una mañana de otoño, fresca pero con sol, y formamos cuatro grupos, para repartirnos a lo largo de los algo más de 30 km que tiene esta etapa.

Los que formaban parte del  primer tramo de limpieza empezaron  a caminar en la explanada de la Virgen del Camino, pasando por Fresno del Camino, Oncina de la Valdoncina y llegaron a Chozas de Abajo, donde terminaron su trabajo.

Los demás continuamos en el autobús hasta Chozas, donde Camino y Esteban nos invitaron a mistela y pastas en la casa que tienen en esta localidad. Después de esa sorpresa y repuestas las fuerzas, empezaron a limpiar los componentes del segundo tramo hasta Villar de Mazarife.

El tramo más largo de los cuatro que conformaban esta jornada transcurrió entre Villar de Mazarife, que es la población más importante de esta zona, y Villavante, famosa por el concurso anual que convocan para promocionar las diversos toques de campanas.

Los quince que formamos el tramo cuarto comenzamos la limpieza en Villavante, el pueblo de los campaneros, y después de unos seis kilómetros terminamos en Puente de Órbigo, al pie de su famoso puente. Durante el camino coincidimos con peregrinos de varias nacionalidades, como franceses, pero también estadounidenses y de otros lejanos lugares, y con gran satisfacción comprobamos en todo el recorrido los brotes de algunos arbolitos que sembramos en noviembre de 2015.

Para terminar la jornada nos reunimos en una comida de convivencia entre peregrinos, y como es habitual, terminamos entonando el himno de nuestra Asociación, pendientes de la próxima actividad que será Sembrando el Camino.