Limpiando el Camino de Santiago

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina”, realizó la Jornada de Limpieza en un tramo del Camino Francés y, después del esfuerzo, tuvo lugar la Comida de amistad.
Limpiando el Camino
Para realizar la limpieza convenientemente, Nabor, en el autobús, nos dividió en tres grupos. A los integrantes del primero, les correspondió el tramo comprendido entre el Burgo Ranero y Reliegos. Otro grupo limpiaba la calzada romana, llamada Trajana, de Calzadilla de los Hermanillos a Reliegos. El tercer grupo desde Reliegos a Mansilla de las Mulas.
Tramo comprendido entre el Burgo Ranero y Reliegos.
Limpiando el Camino
Yo recordaba la visita realizada este verano a los hospitaleros voluntarios en estas localidades. Podéis leer sobre Burgo Ranero en verano.
Al llegar a el Burgo echamos un vistazo a sus casas de barro, mientras añorábamos el sol de otras veces y nos sumergíamos en la niebla. Caminábamos y nos agachábamos a recoger toda clase de desperdicios, con los que íbamos llenando nuestras bolsas de plástico. Hablábamos de la bonita leyenda de la laguna, situada junto a la salida del pueblo y contamos que el albergue de peregrinos lleva el nombre Domenico Laffi, en recuerdo del peregrino italiano, que haciendo el camino en el siglo XVI, nos narra en su diario, cómo un lobo se zampó a su compañero cerca de donde ahora nos encontramos. Eran otros tiempos y los lobos preferían comerse un talludo peregrino en vez de a un tierno corderito, se trata de una leyenda, se ve.
Los paisajes que se abren ante vuestros ojos sirvieron de escenario para el rodaje de exteriores de la película “The Way” interpretada por Martin Sen. No es de extrañar, porque al pasar por esta sencilla el área de descanso se siente paz, algo que se transmite cada vez que la contemplo.
Limpiando el Camino
Podéis beber agua de la fuente del piojo ¿Por qué se llamará así? Y al acercarnos al desvío de Villamandon agachamos la cabeza, pues nos acercábamos a un aeropuerto de “Ultraligeros” que realizan prácticas de vuelo rasante.
Tramo comprendido entre Calzadilla de los Hermanillos y Reliegos.
Limpiando el Camino
Dicen que en el lugar donde hoy se asienta Calzadilla de los Hermanillos, hubo una fuente donde paraban los legionarios para aliviar su sed y descansar. Poco a poco se fueron construyendo casas y el lugar se convirtió en un asentamiento estable, hasta que en la época medieval, unos frailes menores o “hermanillos”, procedentes del monasterio de Sahagún, fundaron un hospital para socorrer a los peregrinos y ocuparse también de su vida espiritual.
Limpiando el Camino
Este tramo discurre por donde en su día lo hizo la Vía Trajana, de donde también tenemos relato.
A la hora de limpiarlo, tened en cuenta que es el más largo, pero la buena noticia es que también está menos transitado y por lo tanto más limpio. Esta antigua vía (No os emocionéis demasiado) hoy convertida por avatares del destino y desinterés por la historia, en camino de concentración parcelaria nos llevará hasta el apeadero de Villamarco.
Aparte del apeadero el canal de los Payuelos será la otra construcción moderna por la que pasamos aunque todavía nos faltan 5 Km. para llegar a Reliegos y completar así los 17 previstos para este tramo.
En Calzadilla, en su día aprovechamos la visita a nuestro compañero Félix, que estaba de Hospitalero voluntario, para ver el Centro de Interpretación de la Calzada Romana, se muestran curiosidades de la costrucción de estas vías, la reproducción de un canal de piedra de seis metros de longitud y hasta un miliario, sin olvidar los cipreses adornando la vía.
Y limpia que te limpiarás se llega a Reliegos.
Limpiando el Camino
Tramo comprendido entre Reliegos y Mansilla de las Mulas.
En Reliegos comenzamos la actividad los encargados de limpiar el tercer tramo. Somos los más afortunados, pues solo 6 Km. de distancia nos separan de Mansilla de las Mulas, con un camino escoltado por una hilera de árboles, que protegen del sol al peregrino.
En esta ocasión faltaba el sol, pero consolaba rebuscar la basura entre grandes hojas marrones, caídas en esta mañana otoñal, húmedas de rocío y niebla, brillantes entre las hierbas.
A la salida del pueblo pudimos contemplar junto a la zona de descanso, un monumento al peregrino. Me acordé entonces del relato que hicimos en la inauguración, en Reliegos, que podéis leer aquí.
Reliegos
El pueblo, de gran raigambre jacobea, cuenta hasta cuatro albergues y varios bares.
Limpiando el Camino
Uno de ellos, decorado con frases escritas y colores muy llamativos, es famoso en todo el camino y su propaganda se encuentra pegada hasta por los árboles:
Limpiando el Camino
Dejamos Reliegos comentando aquello de que en este pueblo impactó en el año 1947 un meteorito, pero que afortunadamente no hubo víctimas y seguimos por la veredita recta y ancha hasta Mansilla.
En esta jornada grisácea no faltaron las notas de color. Los frutos silvestres ponían el rojo sobre los verdes y las hojas de los plátanos amarilleaban y se tornaban doradas, antes de caer de las ramas ya teñidas de varios tonos marrones.
Limpiando el Camino
 En cada tramo, los peregrinos, hicimos varias paradas para vaciar nuestras bolsas individuales. Las trasvasábamos en las bolsas más grandes, que llevaban en hombros los valientes, hasta depositarlas en los contenedores con tapa o aparcarlas a la vera del camino, para cargarlas en el autobús hasta los contenedores, donde los hubiera.
Limpiando el Camino
Recogimos menos bolsas que en años anteriores. Ved nuestro reportaje del 2011 en el Órbigo.
Se ve que hay mayor conciencia ecológica y que la crisis ha conseguido que los peregrinos reutilicemos nuestras botellas de agua o que dejemos los botes de bebida, para una ocasión más relajante, quizá para cuando reposemos en torno a una mesa.
Como no todo va a ser recoger basura “olvidada” a lo largo del camino, por peregrinos poco responsables, nosotros aprovechamos la actividad para disfrutar de una comida de hermandad.
Limpiando el Camino
DSCF7324
DSCF7328
DSCF7327
DSCF7325
Limpiando el Camino
Sin que faltara la partida:
DSCF7334
Con música y canciones:
DSCF7331
Y baile:
DSCF7330
Fotos y texto de Rafael Cid y Rosa Fadón

Una respuesta a «Limpiando el Camino de Santiago»

Los comentarios están cerrados.