Romería a la Piedad de Villademor.

Comenzamos las actividades despues del verano  en la Asociación de Amigos del Camino de León ” Pulchra Leonina ” y el 1 de Septiembre, empezamos a calentar motores, acudimos como se viene haciendo en los últimos años a la romería de la Virgen de la Piedad en Villademor de la Vega. 

 Invitados como siempre por nuestro compañero y amigo Ángel Jesús Chamorro, llegamos unos en coche privado y otros en autobús a Villamañán, donde tenemos la cita para dar comienzo la jornada.  Con unos 20 minutos de retraso, entramos en la ermita de la Virgen de la Zarza, patrona de la localidad. Nos cuenta el historiador que tiene más de 500 años, pero ahora mismo se encuentra perfectamente cuidada y restaurada. En estos momentos expone los mantos de la Virgen. ( 15, conté yo ). 
A pie nos dirigimos al antiguo cine que hoy es Museo de la moto. Entre sus paredes alberga modelos de los años 50 a los 80 principalmente y otra serie de artilugios, hoy en desuso, pero que tuvieron su práctico cometido, partidor de chocolate, almendras, recogedores de miel, para hacer caramelos, devanadora, telar…..etc, etc.

Seguimos camino a la iglesia parroquial, edificio del siglo XVII, con preciosa portada renacentista, es una de las iglesias más grandes de la provincia, entre los muros de sus tres naves alberga, retablo central, otro retablo principal, coro y púlpito, que junto con el reloj y las campanas, pertenecían al expoliado monasterio ( hoy ruinas ) de San Pedro de Eslonza, monasterio del siglo X, mandado construir por García I, el primer rey leonés. Esto hace más interesante su visita.

Breve parada en un antiguo hospital/convento, entrado en ruina y tras el café, gentileza del ayuntamiento, nos ponemos en marcha rumbo a Villademor al que llegamos prácticamente cruzando maizales, tras unas dos horas de caminata y más de 9 Kms. El día es agradable para esta actividad, pues no hace el calor del anterior.

Vestidos con el traje de peregrino medieval algunos compañeros, el coro de la asociación y el de la localidad dando la bienvenida a la celebración litúrgica, entramos en la ermita de la Piedad, con unos 325 años de antiguedad y que alberga en los días de novena y celebración a la patrona, el resto del tiempo y por razones de seguridad lo pasa en la parroquia. La Virgen es una talla de madera policromada de estilo gótico/flamenco.

Terminada la celebración eclesiástica, nos vamos andando y tomando algún vino, hasta el recinto del polideportivo, donde romeros y otros lugareños daremos buena cuenta de una deliciosa paella de carne. Se sestea, otros juegan a las cartas, sobre las 18 horas empezarán los cánticos y de nuevo a la ermita para el rito de la novena, terminada esta, dará comienzo el baile merienda. (chocolate y pastas).

Tras la degustación de este, serán cada vez más los romeros que se pasan a la pista de baile, bonito espectáculo  de luz, color y movimiento en una preciosa puesta de sol.

 Hasta el año que viene.

Texto : Paco Gomez