XXXIII Asamblea de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago.

Miranda de Ebro, 6, 7 y 8 de Marzo de 2020.
Un año más acompañamos a los miembros de nuestra Junta Directiva a la Asamblea Anual de la Federación Española celebrada en Miranda de Ebro.  La mayoría disfrutaríamos del programa preparado para los acompañantes mientras Luis como Presidente de la Federación y Nabor y Buzzi como representantes de nuestra Asociación, participaban en la Asamblea.

Salimos el viernes a las 14:30 y llegamos a Miranda de Ebro con tiempo suficiente para instalarnos en el Albergue “Fernán González” y asistir a las 19:00 a la Casa de la Cultura.
 Allí, José Ignacio, Presidente de la Asociación Mirandesa, inauguró las exposiciones que habían preparado sobre la Historia de la Asociación de Miranda y sobre la historia de los Congresos de la Federación que se celebran cada tres años.
Entre saludos y exposiciones, llegó la hora de la inauguración oficial de la Asamblea en el salón de actos con la asistencia del Delegado del Gobierno en la Provincia de Burgos, la Diputada de Cultura de la Diputación Provincial, la Alcaldesa de Miranda de Ebro, y los Presidentes de la Federación y la Asociación mirandesa. No faltaron los elogios para el trabajo de la Asociación de Miranda de Ebro y el recuerdo a su primer Presidente, Andrés Terrazas.

A continuación llegaron las estupendas actuaciones musicales. EL OCHOTE AMIGOS POR SAN JUAN nos deleitó con varias canciones que gustaron a todos. Nos explicaron que el OCHOTE es una agrupación de 8 voces muy típica de esta zona y en general del Norte de España. A continuación la Banda Municipal de Miranda nos ofreció varias piezas para terminar con el Himno de la Ciudad de Miranda de Ebro que interpretó acompañada por las voces del OCHOTE.  Un lujo para todos los asistentes.
El aperitivo de bienvenida fue el remate para la primera de las Jornadas. Un variado picoteo elaborado y servido por los alumnos de la Escuela de Hostelería que regamos con txacolí y otros caldos de la zona mientras seguíamos saludando a los amigos de otras Asociaciones.

El sábado estábamos puntuales a la cita con Marcos, nuestro conductor, que nos esperaba en el autobús para ir cumpliendo con el ambicioso programa que nos habían preparado los Amigos de Miranda.
En el recorrido hacia Frías, disfrutamos de un buen paisaje con el embalse de Sobrón acompañándonos en gran parte del recorrido. También vimos a nuestro paso la Central Nuclear de Santa María de Garoña.
Llegamos a la ciudad más pequeña de España, Frías, ciudad medieval con larga historia. En la parte baja está el puente medieval sobre el Ebro, importante paso de la vía comercial entre la meseta y la costa cantábrica. Aunque el día era frío y lluvioso como anunciaban las previsiones, recorrimos su calle principal y subimos al lugar más alto donde se sitúan el Castillo sobre roca y la Iglesia de San Vicente que tuvo una función defensiva asociada al castillo. 
Delante de la Iglesia está la Plaza del Grano donde se celebraban los concejos y los mercados.  Desde esta atalaya, la vista del valle de la Tobalina es espectacular. Pero el tiempo desapacible nos llevó a los mesones a tomar el cafelito con el que entonamos el cuerpo después de recorrer la parte alta. Queda pendiente otra visita más reposada.

Continuamos rumbo a Pancorbo pasando por Tobera y viendo desde el autobús las cascadas y el agreste paisaje de esta zona. Ni el tiempo climatológico ni el horario nos permitieron hacer más paradas hasta Pancorbo y casi cerramos el recorrido circular que hemos hecho entorno al Parque Natural Montes Obarenes. Allí paseamos por el pueblo, estirado a lo largo del desfiladero. Nuestros guías nos explicaron la difícil situación del mismo, sus duras condiciones de vida que explican, en parte, el descenso de población que ha sufrido como todas las zonas rurales de nuestra Comunidad.

Visitamos el Torreón de la cárcel convertido en oficina de turismo y la Fundación Iglesia de Santiago instalada en la iglesia del mismo nombre. Ha sido convertida en sala de Exposiciones con varias colecciones de pintura, grabados ,y otras técnicas. En la sacristía un colección de flora y fósiles de los Montes Obarenes. Divisamos en la parte alta la fortaleza de Santa Engracia y nos hablaron de las ermitas del Santo Cristo del Barrio y de la Virgen del Camino situadas en el interior del desfiladero. También nos explicaron que hay muchos senderos para recorrer la zona que están documentados y casas rurales donde instalarse si queremos conocer más despacio estos lugares.
Así llegó la hora de comer en el Hotel Vía Norte de Miranda donde repusimos fuerzas, compartimos mesa, charla y calentamos para continuar el programa de la tarde.

Nos trasladamos a La Puebla de Arganzón, situada en el Condado de Treviño. Allí nos ofrecieron una exhibición de Danzas Vascas los grupos de Argantzun y Armiñon antes de entrar en la gran Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Dentro, un leonés de nacimiento, vitoriano de adopción, gran conocedor de la historia de esta zona nos explicó con detalle el gran retablo y la historia de la Puebla ,por la que pasa el Camino de Santiago. Al salir, era hora de volver al albergue donde estaban ya los asistentes a la Asamblea con los deberes hechos. Había que acicalarse para acudir a la Cena de Gala todos juntos, asambleístas y acompañantes.
Sobre las 20:00 nos trasladamos al Monasterio El Espino en Santa Gadea del Cid.  Este conjunto Monástico está habitado actualmente por Redentoristas que han cedido parte de las instalaciones a una empresa hotelera para su explotación y conservación.
Visitamos su gran iglesia gótica dedicada a Santa María del Espino antes de tomar unas cervezas artesanas y vinos de la zona en uno de los patios. A continuación pasamos a sentarnos en el restaurante y comenzamos a degustar la variedad de platos a cual más exquisito. Un gran final para un día tan completo.
La Federación hizo entrega de las Medallas al Delegado del Gobierno, a la Alcaldesa de Miranda de Ebro, y a las Asociaciones que a lo largo del año, cumplen 25 años dentro de la Federación: Alicante y Murcia.
No faltó la Queimada que no pudimos probar porque el tiempo del que disponía Marcos, para tener el autobús activo se nos echaba encima.

El domingo después del desayuno, dejamos los equipajes en el autobús como de costumbre. Dando un paseo nos dirigimos al Casco Histórico de Miranda de Ebro donde nos esperaban los amigos mirandeses para hacer la visita.  Acompañados por guías locales visitamos el Castillo asentado en el cerro de La Picota. Desde este lugar hay una magnífica vista de Miranda, el Ebro y sus puentes. Allí nos contaron la azarosa historia de la fortificación. 

Después bajamos hacia la Plaza de España y cruzando el puente de Carlos III encontramos la iglesia más antigua de Miranda, la Iglesia del Espíritu Santo antiguamente dedicada a San Nicolás de Bari. Conserva elementos del románico original, el ábside y la portada aunque cuenta también con elementos de estilos posteriores.

De vuelta a la Plaza de España, la guía nos ilustra sobre la construcción del Ayuntamiento de estilo Neoclásico, edificado a finales del siglo XVIII, el Templete, la Casa de Las Cadenas, la Casa de los Urbina y sus interesantes historias.
 Para terminar visitando la iglesia de Santa María en cuyo interior se encuentra la Virgen de Altamira, Patrona de la ciudad y Virgen milagrosa que según cuenta la leyenda posee una tercera mano para hacer milagros. En su interior también se conserva la momia del Chantre de Calahorra, personaje muy popular en la historia de Miranda.
Terminadas las visitas, al pie del templete de la Plaza, nos esperaba el Grupo Folklórico Anduriña del Centro gallego en Miranda que nos ofreció varias muñeiras.

A las 13:00, en la Iglesia de Santa María asistimos a la Misa Solemne oficiada por el Arzobispo de Burgos D. Fidel Herráez Vegas y cantada por el CORO LOS VETERANOS. Al final, cantaron el Himno a Santiago de la Asociación de Miranda de Ebro.
Ha sido una Asamblea con un gran número de actuaciones musicales, se ve que la ciudad Mirandesa tiene una gran actividad cultural. 

De nuevo, subir al autobús para desplazarnos a Ameyugo donde teníamos reservada la comida de despedida en un restaurante al lado del Monumento al Pastor.
 Allí, después de una buena comida, nuestra Asociación cantó, la canción que Conchita había preparado con tanto esmero. Lo hicimos con mucho entusiasmo y cariño aunque creo que se notó la ausencia de la Directora. A pesar de ello, a todos emocionó y sorprendió que tuviéramos preparada esa canción que recordaba todo lo que habíamos visto. Gracias a Conchita por su trabajo.
A partir de ese momento un espontáneo coro dirigido por Pedro, director del Coro de la Asociación de Zaragoza, continuó cantando hasta que llegó la hora de subir al autobús.  
Una vez más, un buen viaje que hemos disfrutado gracias las personas que lo han trabajado en nuestra Asociación, en la Federación y en la Asociación de Miranda, organizadora de la Asamblea.
 Texto : Amelia García Portillo