Filandón del Camino. (Continuación).

Como seguimos sin  poder realizar ninguna actividad al aire libre, continuamos con el Filandón del Camino, recordando  lo que es el filandón.

El filandón  es una reunión que se realiza por las noches una vez terminada la cena, en la que se cuentan en voz alta cuentos al tiempo que se trabaja en alguna labor manual (generalmente textil). Tal reunión se solía hacer alrededor del hogar, con los participantes sentados en escaños o bancadas. Es la actualidad todavía se llevan a cabo en nuestra provincia.

Hoy  presentamos dos anécdotas de nuestros amigos, Ángel Chamorro  y otro Ángel, de apellido, Herraz.

Una experiencia en mi primer Camino a Santiago

Realicé mi primer Camino francés hace ya más de diez años. Coincidí con dos mujeres de mediana edad, una de ellas venía de Salamanca y la otra venía de Alicante. Enseguida decidimos hacer juntos el Camino. La experiencia fue muy interesante, éramos los tres muy distintos en ideas y creencias. En su caso una de ellas era atea y la otra creyente y practicante. Durante nuestro peregrinaje, si coincidía un domingo, debíamos organizar la salida para poder llegar al destino a tiempo para la misa, pero esto nunca supuso un problema.

Al llegar a Santiago, fuimos directos a la catedral. La misa estaba empezando y pusieron en marcha el botafumeiro, la que era atea comenzó a llorar sin parar y se pasó toda la misa muy emocionada.

La otra también recibió una sorpresa pues al salir, la esperaba fuera el que había sido el amor de su vida.

Fue una experiencia aleccionadora y también divertida. Recordaré entre otras anécdotas, la de que, en una de las primeras lavadoras, se destiñó alguna prenda y a partir de ese día toda mi ropa blanca era de color rosa, así que me tomaron mucho el pelo, (la pantera rosa).  Pero no olvidaré el valor del esfuerzo, el cansancio, la satisfacción de llegar cada día a nuestro destino,  de conocer a otras personas con distintos motivos para peregrinar, unos sorprendentes, otros emocionantes y todos con el mismo objetivo, llegar a Santiago.

Ángel Chamorro.

Una pequeña anécdota del Camino “muy gallega”

Hace algunos años, todavía no pertenecía al grupo de la tercera edad, me ilusioné con el camino a Fisterra y disfruté caminándolo unas cuantas veces.

Resulta que había participado en una peregrinación organizada desde la Asociación de Amigos del camino de Galicia, para reivindicar la visibilidad de esa prolongación del camino que llega a Fisterra y Musía. Con el atractivo añadido de contemplar el Rayo Verde, a la caída de la tarde, desde el mismo fin de la tierra y si se terciaba quemar alguna ropa o las botas gastadas en recuerdo de la purificación, quizás sanitaria, que realizaban los peregrinos medievales.

Decidido a repetir esta aventura desde Santiago, en la etapa que va de Negreira a Olivera me propuse, de forma ingenua o en exceso confiada, pernotar en el albergue nuevo de este pequeño pueblo del interior, descubriendo para mi sorpresa que la etapa, debería haber sido Negreira a Cee.

Llegué a cuando atardecía, al tiempo que un habitante de Alemania que hablaba algo de español y muy poco de gallego, pregunté en el pequeño bar-tienda, donde se encontraba el albergue y como estaba. La guardiana del establecimiento mirándonos como mira un interventor de ferrocarril, cuando sospecha que no llevas billete, soltó, sin darse importancia, lo siguiente: “el albergue nuevo y único está en fase de hacerse y aquí no hay otro sitio pa dormir, ni pa quedarse”. Diré en su favor, que mientras decía esto nos servía un Riveiro casero con cacahuetes, la única tapa ese día en el menú. Todo esto a las 19,30 en el oeste de España y en verano.

Muy cordial y colaboradora, la gallega que atendía a los pocos parroquianos de , digamos el pueblin, nos informó de que en Hospital, otro pueblo entendimos; cerca de la bifurcación del camino a Fisterra un ramal y a Musia el otro, una vecina acogía en su casa a peregrinos si no eran muchos.

Contando al de Alemania, éramos dos, salvados pensé, y pregunté por la distancia hasta nuestra segura pernoctación, “dos horas más o menos”, contestó la informante, a lo que los presentes, muy participativos, asintieron con algunas objeciones y matizaciones que tenían que ver más que nada con nuestro aspecto de enclenques de ciudad.

Decidido e ilusionado (a quien podía acompañarme no le pregunté, pero supuse que se sumaría con esperanza) pasé a la pregunta siguiente, muy bien señora ¿Por la carretera o por el Camino? (dada la hora). Respuesta (el lector juzgará el nivel de galleguismo que contiene) “Depende, por la carretera lo más seguro es que si pasa un coche nos los verá y como no tiene orilla, les puede pillar”. Otra pregunta, por tanto, dentro de la más pura inocencia del peregrino ¿Y por el Camino? (respuesta del mismo estilo) “Depende, por el Camino que está muy mal en alguna parte, como la cuesta del pedrero antes del reguero que luego sube al pueblo entre las escobas y lo de noche que se les va a hacer, seguro que se pierden”

Ante las respuestas inmisericordes y la posibilidad de quedarnos en el pueblin, la elección estaba clara: Salir de allí lo antes posible y por el Camino, ya que, entre que te pille un coche o que te pierdas, es preferible la segunda pues alguien, en algún momento, te encontrará.

Nos pusimos en marcha, los dos caminantes, con prisa, por la caída de la noche y con incertidumbre por el lugar al que llegar. Se cumplieron las profecías de “la Meiga de Olveiroa”, nos cubrió la noche y nos perdimos al bajar el pedrero; aunque pudimos cruzar el reguero y gracias a Santiago llegamos a un pueblo atraídos por la luz de una farola.

Teníamos que haber sospechado de la buena suerte. Resultó que la aldea no era Hospital y no había nadie por las calles. Para añadir un poco más de tensión, se apreciaba desde el pueblo al mirar al horizonte un resplandor como de fuego y naturalmente pensamos que se trataba de un incendio y justo hacia la dirección que nos encaminábamos.

Pero como Santiago siempre ayuda al peregrino, de la nada, apareció un mozo, al que, aunque hubiera sido de día, no se le hubieran podido apreciar muchas luces. El lugareño nos abordó y nos preguntó dónde íbamos a esas horas, contestamos que, a Hospital en busca de un sitio para dormir, le preguntamos si estaba lejos y como llegar; el mozo sin consultar guía alguna nos indicó “todo derecho, hacia el resplandor del fuego que sale de las chimeneas de la fábrica de Carburos Metálicos, donde encontrarán una casa”. Le di las gracias con mi mejor sonrisa y me soltó “como que gracias, por lo que les conté tienen que darme algo” y lo dijo de tal forma que sin pensar le solté veinte duros que encontré en el bolso.

Envueltos por la noche, seguimos caminando y llegamos a un lugar con una casa al lado de la carretera y un letrero en el que se podía leer Hospital. Llamamos a la puerta y respondieron desde una ventana” buenas noches, que quieren”, pues mire estamos haciendo el Camino y nos han dicho que en una casa de este pueblo acogen peregrinos “Si, pueden quedarse en la nave esta que está al lado de la casa y se pueden asear en el pilón de la puerta, que tiene un grifo” ¿Así, sin más? “Bueno, si quieren, en el cruce de arriba hay un bar que puede estar abierto y a lo mejor les dan algo pa comer”. Vale Gracias.

La nave era un pajar donde almacenaban, entre aperos agrícolas, pacas de paja y en la que vivía la oveja “lebrijana” con sus compañeras, además de gallinas, eso sí, con algo de separación; allí acomodamos nuestras mochilas y sacos de dormir. Después de refrescarnos en el pilón, caminamos al bar donde “Dios sea loado”, nos sirvieron un bocata.

Volvimos a dormir y a las 6,06 nos despertó el gallo de “Mos”. Recogimos, dimos las gracias a la acogedora señora de Hospital y después de un Colacao con Bica, a caminar para Cee pasando por delante de la fábrica, que en la mañana parecía dormida a diferencia del Aquelarre de fuego que organizaba por la noche.

Los nombres de los personajes que se mencionan en esta aventura, excepto el de una oveja y el gallo, han sido omitidos  en cumplimiento de vigente Ley de Protección de datos .

Ángel Herranz.

Colinas del Campo de Martín Moro Toledano: El lugar donde parece que se detuvo el tiempo.

 Nuestra socia y amiga de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” y también directora de nuestra revista “El Senderín”, dentro del espacio de cultura del periódico de nuestra ciudad  La Nueva Crónica, generó este pasado lunes 29 un magnifico artículo sobre unos de los puntos emblemáticos del Camino Olvidado, que reproducimos a continuación:

¨Conchi Casado Sulé doctora ingeniera de minas, pintora y joyera artesana nos propone conocer el pueblo con el nombre más largo de España y su Sede Estable de Artesanía.

Conchi, que es quien hoy nos lleva hasta su rincón favorito, es una de esas mujeres increíbles por la cantidad de cosas que hace, y bien. Y en un silencio que ha propiciado que sea una leonesa bastante anónima, contra toda lógica, aunque no parece que sea eso lo que le preocupa, pues tiene casi todas las horas del día ocupadas en esa diversidad de tareas, aficiones, hobbies o trabajo.

Podríamos empezar por el trabajo y encontramos a una pionera en lo suyo, ya que Casado Sulé fue la primera mujer ingeniera de minas en ejercer esta profesión, en una mina de carbón en León y vivir ese mundo que no le era ajeno ya desde la cuna, pues ha vivido en Santa Lucía de Gordón y fue trabajadora muchos años en la Hullera Vasco Leonesa, y activa impulsora de un buen número de proyectos.Pero Conchi siempre tuvo capacidad, y encontró tiempo, para ir añadiendo nuevos mundos a su vida. “El embrujo de la mina” supo llevarlo al arte, una de sus pasiones, y cuando la mina desapareció intensificó su pasión por la pintura y llevó a sus lienzos estampas de la vida minera de gran realismo, pero no solo la minería del carbón o la leonesa —que también— sino que posa su mirada y su pincel sobre los colores de la Peña do Seo y el wólfram, minas de Rusia o Alemania o atenta a los destellos del metal o las minas de litio.

Obras que, a su vez, denotan otra pasión, por la naturaleza, que lleva a sus obras, a su vida o a sus hobbies, sumándose a las actividades vinculadas al conocimiento del Camino de Santiago o llevar el peso de una revista dedicada a la ruta de las estrellas.
Mina, naturaleza, Ruta Jacobea, arte, artesanía… con todos estos elementos:- ¿Dónde nos lleva Conchi Casado?- Pues mira, al pueblo con el nombre más largo de España: Colinas del Campo de Martín Moro Toledano.
– ¿Por el nombre?- El nombre sólo es una anécdota, el descubrimiento es el lugar y, dentro del lugar, un rincón para el arte y la artesanía en plena naturaleza. Aunque es cierto que el nombre nos invita a imaginar algo grandioso con solo escucharlo y por ello da que pensar y comienza a rondar la idea de conocerlo. Es el pueblo con el nombre más largo de la geografía española y hace sospechar que tiene una historia interesante, al menos eso es lo que a mí me ocurrió cuando lo escuché por primera vez.

Y fue en una ruta con el Club Yordas cuando Conchi Casado pudo conocer este pueblo: «Y quedé gratamente sorprendida. Todos sus rincones y alrededores son auténticos. Parece que por allí no ha pasado el tiempo y que gracias a que no hay cobertura, consigues desconectarte del mundanal ruido y de todos los medios telemáticos que tenemos a nuestro alcance. En Colinas la gente conversa, ríe, pasea, corre, se baña en el río, alterna en el mesón El Aguzo, hace fotos y desarrolla su creatividad artística de la forma más diversa».

El acercamiento había sido más que positivo pero para su vena artística, de pintora y artesana, hubo otro hecho que acercó aún más a Casado a Colinas. «Hace ya algunos años, y por iniciativa del Ayuntamiento de Igüeña se creó la asociación de artistas y artesanos “Murmurarte”, se restauró el edificio de la escuela como “Sede Estable Artesana” y se edificó un taller para impartir cursos a la entrada del pueblo. Allí es donde cada verano este colectivo organiza eventos para “dar vidilla a la zona y promociona diversas exposiciones en la primera planta, ocupando la planta baja con trabajos de sus artesanos donde se pueden adquirir objetos únicos cuyo proceso de elaboración consigue que no haya dos piezas idénticas». El colectivo de artesanos de Murmurarte también trabaja en equipo, en concreto creando de manera multidisciplinar los trofeos de los dos primeros premios de la competición Catoute Vertical, que se venía celebrando todos los veranos hasta la llegada del COVID.

Y hasta ese lugar de creación nos quiere llevar Conchi Casado, en un lugar privilegiado entre el arco de la Ermita del Santo Cristo y el puente sobre el río Boeza. «Allí se ofrece al visitante y al caminante trabajos hechos con la mano, con el corazón y con tiempo, mostrando la pervivencia de oficios en ocasiones al borde de la desaparición. Con la idea de que no queden en el olvido, los fines de semana del verano se imparten talleres de forja, cestería, pintura, cosmética natural y madera entre otros, siempre adaptados a las edades del alumnado y a la cantidad de inscripciones».
Y después de esta visita nos recuerda Casado Sulé que hay muchas actividades y miradas pendientes en el mismo lugar. «Son tantas… caminar, peregrinar (ya que lo atraviesa el Camino Olvidado de Santiago) hacer turismo rural en las bellas viviendas aptas para ello, comer en el Mesón El Aguzo donde la calidad de sus viandas y el trato es excelente, subir al pico Catoute tranquilamente o hacerlo en la competición “Catoute vertical” de andarines o corredores que cada año antes del Covid se celebraba en verano, numerosas rutas de senderismo menos exigentes que la subida al Catoute.

– ¿Una ruta?- Sin duda. La caminata hasta el Campo de Santiago donde se ubica la ermita de Santiago, edificada en el s. XIX sobre la que se había arruinado en 1796 y dedicada al Patrón Santiago que, según la leyenda, hizo allí su aparición en la batalla que tuvo lugar entre las fuerzas del reino de León en permanente lucha contra Almanzor. El apóstol Santiago apareció al frente de la cruzadas en su caballo blanco y blandiendo la espada y enfrente, comandando las tropas musulmanas, iba Martín Moro (llamado toledano por su origen). La gesta del éxito de las tropas del reino de León queda recogida en el romancero que así canta: Señor Santiago Benditoque de los cielos bajasteventicincomil moros matasteen el campo de la victoriay ahora te vas a los cieloscon los santos y la gloria.
Es obligado pensar que en ese valle han ocurrido muchas cosas en el pasado, tanto históricamente como geológicamente hablando, asunto este último que nos brinda el disfrute del paisaje montañoso, cascadas, fuentes y todo lo que la imaginación nos haga crear».¨

Filandón del Camino.

 Como seguimos sin poder realizar ninguna actividad Jacobea, la Junta Directiva de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León ¨Pulchra Leonina¨, a principio del mes de marzo, nos animó a realizar una actividad que se le puso el nombre de Filandón del Camino, que consiste en recopilar anécdotas que hayamos vivido en el Camino y que, sin duda, nos animarán en este terrible período de falta de movimiento.

El filandón es una reunión que se realiza por las noches una vez terminada la cena, en la que se cuentan en voz alta cuentos al tiempo que se trabaja en alguna labor manual (generalmente textil). Tal reunión se solía hacer alrededor del hogar, con los participantes sentados en escaños o bancadas. El filandón se sigue practicando en la provincia de León.

La primera anécdota recibida en nuestro correo electrónico, fue de nuestro presidente Anselmo, que le puso el título de:
ANÉCDOTA EN EL CAMINO OLVIDADO.
Hace unos cinco años, dos peregrinos arrancamos desde Bilbao para hacer el Camino Olvidado. Esta ruta jacobea ya había sido investigada por sus pioneros pero aún estaba bastante deficiente de señalización y era totalmente desconocida tanto por los peregrinos como por las gentes de los pueblos por donde pasaba. En todo el Camino y las más de quince etapas, no nos encontramos ningún peregrino ni noticias de ellos. Esto nos hizo tener multitud de vivencias que, a pesar de la incertidumbre, fueron todas tremendamente positivas. Hoy os contaré una de ellas.Era mayo. Llegamos a un pequeño pueblo del norte de Palencia en la zona de Cervera de Pisuerga. Delante de una de sus primeras casas y a la sombra de la parra que cubría la fachada, se encontraban cuatro señoras sentadas en sillas de enea y en animada conversación que suspendieron, al vernos llegar por aquel camino del bosque, entre intrigadas y curiosas.- Buenos días, dijimos- Buenos días, contestaron ellasAl contemplar la concha de peregrino que adornaba nuestras mochilas, una de ellas nos dijo:- Perdonad que os pregunte, pero vosotros ¿a dónde vais por aquí?- A Santiago, les contestamos.La portavoz se echó las manos a la cabeza y con los ojos como platos nos soltó:- ¡Pero hombres de Dios! ¡Como habéis podido tener tamaño despiste! Tenéis que bajar a coger el Camino a Carrión de los Condes.Por supuesto aprovechamos para explicarles el origen histórico del Camino Olvidado y justificar nuestro itinerario.Yo, que soy de pueblo, sé que les dimos tema de conversación para unos cuantos días.

La actividad ha sido un éxito, y ya tenemos en nuestro poder varias, que iremos colgando poco a poco.

Visita a la alcaldesa de San Andrés de Rabanedo.

El pasado miércoles día 3 de marzo se reunió, el Presidente y Vicepresidente de nuestra asociación  con la Alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, y la  concejala de Turismo y Patrimonio, Liliana Izquierdo,  que lleva los asuntos del Camino.

La reunión fue muy cordial y en la que se han reforzado lazos para una colaboración encaminada a la puesta en valor del trazado en el Municipio, y además de facilitarles nuestra estadística de peregrinos de este año, que como ocurre en todas las reuniones les impresionó,  tratamos los siguientes temas:

–          Adecuación y limpieza de la zona del mirador de la Cruz y su crucero: Es uno de los puntos más espectaculares por sus vistas desde el mismo hacia León y el fondo de sus montañas. Si además lo acompañan del adecentamiento y puesta en valor de sus bodegas situadas a ambas orillas del Camino, puede ser uno de los puntos más impactantes de todo el trazado.

La necesidad de un albergue en Trobajo que le de visibilidad y notoriedad a este municipio dentro de las guías del Camino. Estudiarán la posibilidad de situarlo en la planta primera del centro de mayores y comentarán con nosotros la evolución así como su posible atención por medios privados, municipales o a través de hospitaleros voluntarios

Le hablamos de la impresionante colección de maquetas de Paco González Ferreras, padre de nuestra socia Inma, donde tiene reproducidos a escala todos los monumentos del Camino de Santiago como las catedrales, iglesias y edificios civiles que hacen esta muestra única en el mundo. Le manifestamos que sería el complemento ideal para lucir un patrimonio impactante en el Camino. Puesto que no las conocían, nos hemos comprometido a gestionar una visita y buscar posibles soluciones a los problemas que pudieran surgir para su exposición. 

La alcaldesa ya conocía la Asociación porque había asistido, antes de acceder al cargo, a varias de nuestras actividades culturales, jornadas jacobeas, exposición fotográfica, conciertos etc. y le gustaría formar parte, como ayuntamiento, de nuestro círculo cultural por lo que le hemos indicado que quizás alguna de estas actividades culturales se pudiese celebrar en su municipio

En la tertulia nos contó una emocionante anécdota que le ocurrió con dos peregrinos coreanos, por lo que aprovechamos para pedirle que nos la diera escrita y la publicaremos en el Filandón del Camino. Le hizo ilusión y nos la hará llegar en cuanto la tenga preparada.

Fue una reunión larga y muy satisfactoria.

Visita ayuntamiento de Valdefresno .

 El viernes 5 de marzo se reunió la asociación de Amigos del Camino de Santiago de Leon ¨Pulchra Leonina ¨,con el alcalde del ayuntamiento de Valdefresno, Carlos Gutiérrez, donde se analizaron los temas pendientes entre ambas entidades y se le hizo la entrega del documento de la estadística de peregrinos del año 2020 que elabora nuestro compañero José Buzzi desde hace veinticuatro años.

Fue una reunión muy cordial donde el alcalde nos explicó el proyecto que tienen redactado para que pase el Camino por las calles interiores de Valdelafuente y que cuenta con el visto bueno de las jefaturas de Patrimonio y Fomento de la Junta. Consiste en un trazado únicamente para peregrinos que incluye dos semáforos, la delimitación física del trazado y la identificación del suelo diferenciado, hasta llegar a la pasarela del Portillo, y enfocado a la seguridad de los peregrinos, algo que por nuestra parte consideramos innegociable.

Este proyecto está en sus ultimas fases de aprobación y tiene previstas las obras en las próximas fechas, antes de que los peregrinos comiencen a transitar por él. Nos lo presentará una vez aprobado, para que podamos incluir las mejoras que estimemos pertinentes.

A continuación se entregó el documento estadística siendo valorado muy favorablemente dada la gran cantidad de datos aportados, el tratamiento de los mismos y, sobre todo, sus conclusiones y análisis comparativos de la serie histórica.La despedida fue un “hasta pronto” para continuar hablando de los temas que nos afectan.
Texto. Anselmo Reguera.

Colaboración con el Obispado de León.

En  la publicación de “Iglesia en León” correspondiente a la primera quincena de marzo. En la página 6 titulada “Peregrinando desde la Pulchra” aparece el primer artículo de intercambio entre Iglesia en León y la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León ¨Pulchra Leonina¨.  José María Martínez Llamazares, director de “Iglesia en León” nos ha invitado a realizar un intercambio mensual de artículos con motivo del Año Santo para hacer llegar a más público nuestras experiencias sobre el Camino centrándonos en temas como la función de los hospitaleros y de los albergues entre otros asuntos cercanos a las diferentes rutas del Camino. José María publicará en El Senderín artículos propios relacionados con el Camino y su primera colaboración se publicará en el nº 41 que aparecerá en el mes de julio.

Texto: Conchi Casado.

Para leer la publicación, pincha en este enlace:

https://www.diocesisdeleon.org/images/files/PERIODICOIglesiaenLeon/2021_Iglesia_en_Le%C3%B3n_1%C2%AA_marzo_n%C2%BA_547.pdf

Texto: Conchi Casado.

La ‘Pulchra Leonina’ presenta al Alcalde de Leon la memoria de 2020

 La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” ha presentado y entregado el jueves día 11 de febrero al alcalde de León, José Antonio Diez, y a su concejala de Cultura Evelia Fernández, la memoria estadística que la asociación viene realizando desde hace 24 años sobre los peregrinos que pernoctan en los albergues de León y que este año han sido de 6212, un 12 % de lo que viene siendo habitual en los anteriores años no afectados por la pandemia.

Aunque es una cifra muy baja, destacamos su importancia en un año tan afectado por las circunstancias sanitarias y demuestra que, a pesar de las terribles adversidades, el Camino sigue vivo.

Asistieron por parte de la Asociación, su presidente, Anselmo Reguera, y su vicepresidente y autor de documento, José Buzzi, que además de comentar los interesantes datos de la memoria que se entregaba, aprovecharon para hacer un repaso por el Camino de Santiago en la ciudad de León y los asuntos aun pendientes en el mismo. Destacaron la importancia de continuar con los pertinentes tramites para dignificar las calles de acceso en el casco histórico, Puerta Moneda, Herreros y La Rúa, que en su margen izquierda de entrada se encuentra en un estado estético deplorable. Así mismo se propuso la plantación de arboles desde la rotonda del Portillo hasta las primeras casas de Puente Castro, una vez finalizadas las obras de la ronda.El ambiente fue, como siempre, muy cordial y presente el habitual ánimo de colaboración

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago ‘Pulchra Leonina’ presenta a la Diputación la memoria de 2020

 La Asociación de Amigos del Camino de Santiago ‘Pulchra Leonina’ ha entregado y presentado este martes al presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, la memoria que el colectivo elabora cada año sobre la afluencia de la ruta jacobea a su paso por la provincia, que arroja unos datos de 6.212 peregrinos y 51.348 pernoctaciones en un 2020 marcado por la crisis del coronavirus. 

La covid también ha condicionado este encuentro pues habitualmente se viene desarrollando en la institución una presentación oficial que, en esta ocasión y de acuerdo a las recomendaciones sanitarias, ha tenido que quedar reducida a una reunión con el presidente de la asociación, Anselmo Reguera, que se estrenaba en el cargo hace solo unos meses, y que ha estado acompañado de José Buzzi, secretario de la misma y encargado de elaborar el informe. 

Esta cita ha servido para repasar y analizar las posibilidades que el Camino de Santiago, en sus diversos recorridos, ofrece a la provincia de León, tal y como ha destacado Morán, que ha manifestado su compromiso con este recurso turístico de primer orden en torno al que la institución provincial ha puesto en marcha diversas iniciativas en los últimos meses, como la ayuda a la contratación de personal por parte de los ayuntamientos del Camino para la prestación de un servicio de atención continuada a los peregrinos durante los meses de mayor afluencia, o la inversión de 537.400 euros que contempla el presupuesto de este año, entre los que destacan los 300.000 de inversión inicial para la adecuación y reparación del Camino de Santiago.

El presidente de la institución provincial Eduardo Morán ha manifestado su compromiso con este recurso turístico de primer orden en torno al que se han puesto en marcha diversas iniciativas en los últimos meses

Estadística del paso de Peregrino por la cuidad de León en 2020

En la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León ´Pulchra Leonina ¨, llevamos 24 años elaborando el estudio estadísticos de los peregrinos a su paso por nuestra ciudad, en el tratamos de recoger, de forma fiel y detallado, los datos correspondientes a todos los peregrinos alojados  tantos en los Albergues como en los ¨hostel ¨, y que en la actualidad totalizan catorce  establecimientos. ç

En los últimos años esta presentación se realizaba, en presencia de  las Autoridades y de los medios de comunicación, de León, pero   debido  a las extremas medidas de seguridad para atajar la propagación del Covid-19,  este año, se va a realizar en la sede de cada autoridad.

La primera presentación se llevó a cabo ante, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Juan Martínez Majo, el 4 de febrero, haciéndose eco de esta reunión los medios de comunicación locales, en base a  la nota de prensa remitida por el Gabinete de Prensa de la delegación de la Junta,  la cual reproducimos  a continuación.

Más de 6.200 peregrinos recorrieron el Camino de Santiago en la provincia de León en el 2020- La Asociación de Amigos del Camino, que destaca que los peregrinos realizaron más de 51.000 pernoctaciones a pesar de la pandemia, entrega su estudio estadístico anual al delegado territorial de la Junta en León
– Entre los 3.239 peregrinos extranjeros vuelven a destacar los procedentes de Italia, Corea del Sur, Francia y Alemania. 
El número de peregrinos que pasaron por la provincia de León a lo largo del año 2020 fue de 6.212, realizando un total de 51.348 pernoctaciones, según los datos recogidos en la memoria que anualmente realiza la Asociación de Amigos del Camino de León y que ha sido entregada hoy por su presidente, Anselmo Reguera, al delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Juan Martínez Majo. Un cifra que se multiplica por dos, más de 12.000 peregrinos y 100.000 pernoctaciones, si se tienen en cuenta los alojamientos en hoteles y apartamentos, llegando a tener una repercusión económica cercana a los cuatro millones de euros en los pueblos y ciudades ubicadas en las nueve etapas en las que la Asociación divide el trayecto del Camino de Santiago Francés a su paso por León.El estudio estadístico, redactado por José Buzzi y que se basa en los datos recogidos en los albergues de la ciudad de León, muestra la clara influencia negativa que la “pandemia ha tenido en la peregrinación” y, pone como ejemplo, que “durante los meses de primavera, en el que se registraba la mayor afluencia de peregrinos, ésta ha quedado a cero”. El informe añade que “el posterior confinamiento perimetral de las provincias, comunidades o ciudades ha sido también determinante a la hora de plantearse la peregrinación y en la mayoría de los casos se ha optado por la prudente decisión de aplazarla para fechas más propicias tanto por las medidas sanitarias y sociales individuales como por el riesgo de contagio”.Martínez Majo ha aprovechado la ocasión para reiterar el apoyo de la Junta a la “labor desinteresada de la Asociación de Amigos del Camino, advirtiendo que, según los datos recogidos en su memoria, en los meses previos a la pandemia se observaba un incremento de peregrinos de hasta el 23%, lo que hacía pensar en un repunte a lo largo de 2020”. En este sentido, el delegado ha indicado que “una vez superada la actual crisis sanitaria, lo que percibimos en enero y febrero del año pasado debe servirnos para seguir trabajando en la promoción y mejora de la ruta jacobea a su paso por la provincia”. La afluencia media diaria, entendiendo que casi en seis meses no fue posible peregrinar y que en otros tres meses se pudo hacer con las medidas de prevención que exigía la situación sanitaria, fue de 17 peregrinos, siendo el mes de agosto el de mayor paso con 54 personas al día. La media de edad es de 44 años. La Asociación de Amigos del Camino indica que en 129 días no hubo ningún peregrino en la provincia de León. De los 6.212 peregrinos en total, 2.205 fueron mujeres (35,5%) y 4.007 fueron hombres (64,5%). De ellos, un peregrino tenía más de 90 años, 38 peregrinos tenían más de 80 años y 4 fueron niños menores de 9 años. El número de peregrinos españoles ascendió a 2.973 (47,8%), frente a los 3.239 (52,2%) que fueron extranjeros procedentes de 67 países, destacando por número lo llegados desde Italia (619), Corea del Sur (582), Francia (511) y Alemania (378).La mayoría de los peregrinos realizaron el recorrido a pie, concretamente 5.605, mientras que otros 607 se inclinaron por hacerlo en bicicleta. Lo iniciaron desde Saint Jean de Port el 47,6%, mientras que un 24,5% lo comenzó desde León. El número de kilómetros recorrido por los peregrinos en León en el 2020 se acerca a 1.900.000 km. “Solo nos queda esperar que 2021, como Año Santo Jacobeo, que tendrá continuidad en el 2022, nos depare soluciones para frenar los contagios y así que la vida, y también la peregrinación, vuelvan a cauces normales”, coincidieron en señalar Martínez Majo y Anselmo Reguera.

Carta del Presidente de la Asociación.

Los Reyes Magos nos han traído una carta que transmite esperanza e ilusión que tanta falta nos hacen en estos  tiempos, pero que sin duda nos ayuda a seguir a pie de Camino y nos da unas pinceladas de algunas de las actividades previstas para el Año Santo Jacobeo 2021.

Estimados socios y socias:

Acabó el año 2020 al que casi todo el mundo echa las culpas de nuestras desgracias. Tranquiliza mucho el ánimo encontrar siempre un culpable pero no, la culpa no fue del año, la culpa fue del virus llamado covid-19 que ha cambiado nuestra existencia. Nos ha privado del año 2020 como una continuidad cómoda y previsible en la evolución de la vida que, visto desde aquí, era bastante satisfactoria y reconfortante. Pero nada impide que recuperemos el tiempo perdido cuando esta pandemia pase, que pasará.

Es necesario que continuemos procurando la seguridad de los peregrinos, proteger el Camino y sus valores, especialmente el de la hospitalidad, y vigilar el estado físico del trazado y su señalización.

Como asociación aún nos quedan muchas historias personales y colectivas por vivir, posiblemente más de las que hemos vivido hasta ahora y quizás más interesantes. Son historias que tenemos la suerte de poder diseñar nosotros mismos en las que tiene reservado cada uno un papel de protagonista, y el Camino es largo, variado e intenso.

Nos resta por concluir, casi hacer de nuevo, el Camino del Norte en el que podremos contemplar su costa y acantilados, los faros, las preciosas villas cargadas de historia, los espacios naturales y, sobre todo, muchas tertulias y conversaciones.

En la peregrinación de primavera, aunque en esta ocasión tenga que ser en otoño, queremos hacer el Camino Inglés pero saliendo de San Andrés de Teixido en los acantilados más espectaculares de Galicia, donde reza la leyenda “Que vai de morto quen non foi de vivo”, conocer las Fragas do Eume y ganar la Compostela en Santiago en el Año Santo de 2021.

Y qué decir del Espacio Cultural donde visitaremos comarcas, monumentos, museos e iglesias de impresionantes artesonados y retablos. Continuaremos con el concurso de fotografía, conciertos, conferencias, ciclos de cine, música en vivo con nuestra inigualable coral, etc. Seremos anfitriones del XX Encuentro de Asociaciones de toda España mientras celebramos el demorado 25 Aniversario de la Asociación y seguiremos recogiendo en El Senderín y en el blog los retazos más importantes de nuestra memoria.

Es verdad que tenemos antes que vencer la amenaza por excelencia que pesa sobre toda la sociedad, pero con la ilusión de tantas cosas por hacer ayudaremos a conseguirlo más pronto que tarde. Tenemos que lograr entre todos que el año 2021 sea el “Año de la Alegría”.

Buen Camino a todos

El presidente,

Anselmo Reguera Pinilla