Anticipo etapa del 9 de junio: Villapedre-La Caridad-Tapia de Casariego.

El otro día Luis G. Perrino y Rafael Cid hicimos la preparación de la etapa del Camino del Norte correspondiente al tramo Villapedre-La Caridad-Tapia de Casariego, que, con los Asociados, realizaremos el día 9 de junio.

Aquí os dejamos nuestras notas y recuerdos fotográficos, para que vayáis preparando tan bello recorrido del Camino de Santiago y os animéis a participar en esta etapa.


Ved reportaje fotográfico.

1ª Parte de la Etapa: Villapedre–La Caridad

Debemos estar atentos a las vieiras, flechas y carteles. Salimos de Villapedre por carretera pequeña y camino en dirección Piñera.

Llegamos a Piñera y atravesamos la N-634 y un flecha nos indica seguir.

Pasamos por encima de la vía. y por delante de la iglesia para llegar de nuevo a la N-634 para caminar por el arcén unos 100 m. Vemos un mojón y señal. Cruzamos al otro lado y por una senda estrecha caminamos hasta que nos saca a una carretera entre granjas y con postes de tendido eléctrico.

Virgen de los Dolores de Venta.

Pasamos al lado de la ermita o capilla de La Venta.

Pasamos el pueblo de La Colorada pisando asfalto y viendo la 1ª Cruz de Santiago.

Sigue esta carretera y a lo lejos vemos el faro y el mar. Entramos de repente en Navia.

Os recomiendo adentraros en la página del Parque de Navia, con un montón de rutas dotadas de amplia información.

Tapia de Casariegos, Asturias

¡Atentos a las vieiras en Navia! éstas nos llevan a la N-634 y por la acera y por el puente, atravesamos la Ría de Navia, famosa por sus descensos a nado.

Atravesado, vemos una flecha amarillo sobre el revés de una señal y debajo pone Restaurante Capellán.

Ascendemos en dirección Jarrio por asfalto, senda y camino.

Continuando vemos a nuestra derecha un desguace de coches y nos encontramos con las vías que debemos atravesar y ya estamos en Jarrio.

Tapia de Casariegos, Asturias

Su Iglesia nos saluda de frente y nos desviamos a la derecha pues flecha y vieira nos lo mandan.

Un camino sombrío nos lleva hasta las antiguas escuelas y un poco después vemos la Fuente de los peregrinos.

Tapia de Casariegos, Asturias

Un poco de camino nos lleva a carretera de pueblo y ésta nos acerca a la autovía por un camino de tierra, para salvarla por una pasarela. Una vez pasada a pocos metros hay un camino a la izquierda que seguiremos.

El mar se ve a nuestra derecha y llegamos a la iglesia de Cartavio, giramos a la izquierda y atravesaremos la N- 634.

Unos metros por el arcén hasta volver al camino o carretera pequeña. De nuevo al arcén de la carretera y de repente vemos la 2ª cruz de Santiago en un puente y dejamos la carretera, pasando a la pista que está al lado. Lo atravesamos y después 2ª, 3ª y 4ª Cruz.

Tapia de Casariegos, Asturias

Después de caminar por camino, salimos de nuevo a la N-634, la cual pasamos al ver un mojón y nueva cruz de Santiago.

Pasando por delante del albergue y tras corta subida entramos en La Caridad por una carretera que nos lleva a la plaza Mayor.

Tapia de Casariegos, Asturias

Hemos hecho 16 Km en 4h 30´ y esto nos permite concluir media etapa.

2ª Parte de la Etapa: La Caridad–Tapia de Casariego

Casa en el pueblo de la Caridad

Tapia de Casariegos, Asturias

Salimos de La Caridad al final de este pueblo, que por camino nos lleva hasta la N-634, que cruzaremos pues las tablillas indicativas así nos lo indican.

Seguimos por carretera de aldea y atravesaremos la N-634 y de frente vemos una ermita con cruz, casi en el tejado.

Fijándonos bien, seguimos las flechas y pasamos por Valdepares y El Franco casi juntos y con un espacio en tierra de nadie.

Tapia de Casariegos, Asturias

Seguimos y una casa parece cerrarnos el paso, pero giramos a la izquierda, por una senda frondosa y atravesamos el río Porcía.

Entramos en el pueblo de Porcía y pasadas las primeras casas, sale el camino, por una cuesta empinada.

Llegamos a Campo y una carretera de pueblo nos hace pasar por Salave.

Continuamos nuestro camino hasta llegar a la entrada de Tapia de Casariego, donde contemplamos unos acantilados espectaculares, llamados Las Represas.

Tapia de Casariegos, Asturias

Entramos en esta localidad, con un puerto precioso.
Es muy interesante la página de Tapia de Casariego, sobre todo en la amplia información de Vegetación y Paisaje.

Tapia de Casariego

Hemos caminado 10,5 Km en 2 H y 30´.

El día de la etapa los autocares nos esperarán en el Parking de caravanas, en las playas, en dirección Ribadeo.

Ved reportaje fotográfico.

Tapia de Casariegos, Asturias

Texto de Luis G. Perrino, enlaces de Rosa Fadón  y Fotos de Rafael Cid

Anticipo de la etapa del Camino del Norte: Canero – Luarca – Piñera.

Amigos Asociados, para que tengáis información de la etapa que realizaremos este domingo y os animéis a participar en este Camino de Santiago de la Costa, tan bonito en estas fechas, aquí tenéis…
LA DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA

ETAPA CANERO – LUARCA – VILLAPEDRE – PUERTO DE VEGA 24Km

CANERO—LUARCA  10 km (Primer tramo)
Comienza la etapa en el lugar que terminamos la anterior, en el Hotel-Restaurante Canero. Después de avituallarnos (no hay nada hasta Luarca), salimos por detrás del hotel y después de pasar un arroyo,  un mojón nos indica El Camino con una subida corta pero intensa hasta llegar a la carretera (N-632).

¡Atención!. Aquí se nos presentan dos opciones:
1ª un mojón que vemos a la izquierda al llegar a la carretera nos manda por la montaña  dando un rodeo y nos sacará a la carretera con un recorrido más largo.

2ª continuar a la derecha por el arcen de la  carretera y al coronar contemplaremos la playa de la Cueva y caminaremos hasta encontrarnos con El Camino que sale a la carretera por la que vamos.

Los que han optado carretera, veran el indicador del pueblo de Caroyas.

Asturias, Novellana-Canero

Una vez unidos camino y carretera hay que continuar siguiendo la señalización que nos hace ir a derecha e izquierda recortando.

Veremos  una finca con muros a nuestra izquierda y al poco tiempo volveremos a ver la señalización en una piedra que indica, recto al albergue y a la derecha camino. (Está en el Punto Kilométrico 500, aproximadamente).

Tiramos a la derecha y rápidamente otra piedra o mojón que nos manda a la izquierda, al lado de praderas, en dirección Luarca.

Asturias, Novellana a Canero

Contemplando el mar atravesaremos Las Parroquias de Las Escuelas, El Postigón, La Madalena …este tramo es por un camino asfaltado ..

Ya cerca y desde lo alto contemplamos Luarca. Un descenso rápido nos pone en esta villa tan marinera con su ría que atraviesa todo el pueblo. Hasta aquí habremos recorrido 10 Km de este Camino de Santiago.

MITAD  DE LA ETAPA: LUARCA —VILLAPEDRE —PUERTO DE VEGA 14 Km (Segundo tramo)

Salimos de Luarca por la Calle la Peña, con una subida de considerable pendiente, unos 650 m hasta alcanzar una altiplanicie que nos despide de Luarca con un cartel de madera, donde pone Camino de Santiago, que nos marca la dirección.

Después de caminar y dejar atrás una zona de chalets, podemos ver los restos de la antigua Iglesia de Santiago y su Hospital de Peregrinos.

Caminaremos por esta altiplanicie hasta llegar a la carretera. Tendremos que pasar la N 634.

¡Ojo! Y ¡Atención!. Cruzamos y seguimos recto por una carreterita de parroquia hasta entrar en camino, dejando el pueblo de Otur al lado de la carretera.

Asturias, Novellana a Canero

Veremos carteles blancos con Vieira, Camino de Santiago y desvío provisional, debemos seguir esta indicación siempre.

Pasado un hotel restaurante, pintado de verde, nos saca a la carretera, con una subida de 200m.

Nuevo cartel, que nos mete a un camino. Tenemos que atravesar las obras de la Autovía y seguir las indicaciones de los carteles que zigzagueando nos sacan a la N 634.

¡Atención y ojo! Aquí hay que estar en el poco arcén que hay o en la cuneta durante 700 m, hasta coger de nuevo camino.

Llegado a este punto un camino entre prados nos lleva hasta Villapedre que lo tenemos a la vista.

El camino sale a la  N- 634 que atravesaremos, teniendo enfrente el Café Villapedre y a su derecha sale una carretera comarcal, que nos lleva a Puerto de Vega.

En Puerto de Vega murió Jovellanos. Otros personajes ilustres relacionados con el pueblo son el III Marqués de Santa Cruz de Marcenado, Álvaro Navia Osorio y Vigil (16841732) y Juan Pérez Villamil, político de los XVII y XVIII, ambos oriundos del lugar. En dicho pueblo se encuentran monumentos a Jovellanos y al marqués de Santa Cruz.

En este tramo no hay flechas y caminando por el arcén llegamos a este pueblo precioso y con un puerto con mucho encanto.

Esta mitad de etapa nos ha hecho recorrer 14 Km.

Los autocares estarán aparcados en el polideportivo junto al colegio. 

Se puede visitar el Museo Etnográfico Juan Pérez Villamil y el Museo del Mar, gratuitos ambos,  están a 300 m del polideportivo y abiertos de 16:30H a 19:30H.

Luis Gutiérrez Perrino

Siempre podéis fotocopiar esta página, para llevarla en el bolsillo  y consultarla durante la etapa del Camino. También llevad el teléfono de la Asociación para recibir ayuda. 

Etapa hacia Canero

Queridos amigos:
He ahí mis impresiones (entre serias y humorísticas ) de la etapa del pasado domingo.
Recibid, con mi agradecimiento, un cordial saludo.
Nicolás Miñambres
ETAPA HACIA CANERO:
 (Paradojas del Camino,
siempre con feliz destino)
«¡Pobrecitos!», nos decían
los prudentes compañeros,
cuando decidimos ir
a las tierras de Canero
para seguir el Camino
por trochas y por senderos.
…Hasta PERRÍN, nuestro Presi…
se lo tomó… ¿con recelo?
El dirá que lo del libro
le impidió ser «caminero»
aunque malas lenguas dicen
que demasiado sosiego
el nuevo cargo le da,
mas creerlo yo no  puedo.
Y que no es el andarín,
tan raudo y de paso cierto…
como el que era hace un año,
¡qué comentarios tan feos!
                 *   *   *
«¡Pobrecitos!»- insistían
mirando el mapa del tiempo,
ese que da el internete,
hasta de barrios concretos.
Mas se ve que en este caso
la costa asturiana es eco
bien distinto del decir
de esos meteorologeos
que a diario nos aturden
con «cataclismos» severos.
Y a secarse al mar Cantábrico
 fueron raudos y certeros
estos osados leoneses:
dos autobuses completos
                *   *   *
Pasado que fue el Negrón,
Oscuro, recio y extenso,
vimos el cielo asturiano
como los leoneses cielos
en días de primavera,
 días casi de veraneo.
Tan pronto como estuvimos
al comienzo del sendero
mentes sensatas pensaron
y bocas sabias dijeron
que, para evitar fatigas
a nuestra espalda, era bueno
zamparnos nuestros bocatas
en breve lapso de tiempo:
Documento claro hay
De tan delicado evento,
basta consultar la página
de LOLY que, ojo atento,
allí ya inmortalizó
el lírico documento
de zamparnos sin rubor
variados condimentos.
Loly, la pobre, pasó
aquel sabroso suceso,
pendiente de reflejarlo
en visual documento.
Con Lolys  así, bien fácil
es todo lo jacobeo
            *   *   *
Y se inició la andadura
Hasta allá, hacia  Canero,
pueblo de nombre sonoro,
y de bello emplazamiento.
A nuestra izquierda, los montes,
de bellas flores repletos,
completaban  lo azulado
del mar, nuestro compañero,
con un cielo variado,
de sol casi siempre pleno.
Nuestro compañero BUZZI,
( ángel de la guarda excelso)
no paró en todo el camino
de revisar todo aquello
que un retoque allí exigiera
de amarillo claro y recio.
Un ángel nos parecía,
sumido en tantos desvelos,
marcándonos el camino
y evitando  algún tropiezo.
BUZZI GRACIA  tiene mucha
y  no le falta gracejo,
pero ofrece  sobre todo
gran sacrificio y desvelo.
No lo hace menos JUAN CARLOS,
mozo de pie…algo estrecho,
que  con  Buzzi se recorre
la etapa con paso atento
en los días anteriores
para evitar que los lelos
con tropezones caigamos
allá por esos senderos..
Toda la etapa sirvió
como agradable proceso
de un caminar armonioso;
del paisaje, un paladeo
que nos sirvió de anticipo
de aquel ágape tan serio
que fuera a todos nosotros
gastronómico receso.
Mentira nos parecía
que, después de nuestro almuerzo,
el personal se metiera
entre la espalda y el pecho
varios platos de aquel pote
tan asturiano y tan recio.
Mas… cierta pena sentimos
en nuestra mesa, recuerdo,
porque NABOR nos llegó
inapetente, muy serio:
una pizquita de pan,
una lonchita de queso,
y un vaso de gaseosa
fue su condumio, ligero.
No me extraña que así vuele
por trochas y derroteros
donde siempre sobrepasa
nuestro andar, casi sin verlo.
Porque NABOR no anda, vuela
casi como los vencejos.
Mínimo le fue también
a ISIDORO aquel receso
de la comida, que  a él
sólo verdura le dieron
de aquel potaje sabroso,
tan exquisito allí dentro.
A régimen nos decía
que se ha puesto ya hace tiempo,
que en el banco se lo exigen
por pulcritud y buen tiento.
Con lo cual, sólo a LUISÍN
le vi comer, sonriendo, 
aquel  tentempié asturiano
que nos dio un gran sosiego.
Bueno…a Luisín y a otro joven:
un rubio llamado SERGIO,
rubio igual que lo es su padre,
ISIDORO, un hombre enteco.
De los demás, poco sé,
fuimos pocos compañeros
hasta que el bueno de JUAN
y otra dama allí se unieron.
                *   *   *
Reconfortados volvimos
a nuestros leoneses predios
a comprobar…¡ay, Señor!
que agua seguía siendo el cielo,
encapotado y oscuro
en ese domingo avieso.
Eso sí, los meteorólogos,
a pronosticar volvieron
lluvias recias por Asturias…
en fin, mejor…callaremos.
Que, calladitos, más guapos
muchos, seguro, estaremos
————————————–
Desde El Alto del Romero

Anticipo de la etapa Novellana a Canero, Asturias

El otro día, este grupo de amigos y Asociados estuvimos preparando la etapa del Camino del Norte, que haremos con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» el próximo domingo. Esta foto es un recuerdo de compañeros de aventuras, yo estaba del otro lado de la cámara, ¿eh?.

Os hemos preparado una reseña, para que os animéis a hacer El Camino, por estas sendas asturianas, tan llenas de encanto, aunque sean algo duras:

Asturias, Camino de Santiago

En el año del Señor de 1501, un peregrino francés, escribió sus impresiones del viaje por el Camino del Norte en su diario titulado “El viaje de Montigny” así podemos tener datos de Soto de Luiña en esa época, que nosotros visitamos en nuestro recorrido anterior cuando terminamos en Novellana.
Haciendo nuestras sus palabras, el autor del viaje nos cuenta que el lunes 28 de febrero de 1501 pasan él y sus compañeros por “Sept maulvaises mountaignes nommés les sept-soers” haciendo alusión a las siete malvadas colinas que los naturales llaman ballotas, antes de llegar al pueblo del mismo nombre.
Por cierto, el francés no anduvo muy desencaminado llamándolas malvadas, pues os puedo asegurar que a Buzy y a mí nos dieron bastante guerra el otro día, a pesar de que sólo exploramos tres.
Asturias, Novellana-Canero

Comenzamos la ruta en Novellana, para seguir por la carretera hasta Castañeras y aunque algunas guías indican que hay un camino real más recto, nos dijeron en el pueblo, que después de unos centenares de metros queda cerrado por la maleza.

En Castañeras, tenemos al opción de seguir la misma carretera por la que veníamos o los mas aguerridos, provistos de buenas botas montañeras, pues hay que cruzar un río que lleva más o menos agua según lo que haya llovido,se desviarán, cuando vean un cartel a la derecha de la carretera, que nos indica la dirección a la Playa del Silencio.
Un hombre del pueblo me dijo, que ellos en realidad la llamaban Playa de las Gaviotas, por la abundancia de estos palmípedos sobrevolando el lugar.
No hay peligro de bombardeo de excrementos, pues en vez de llegar hasta la playa, nosotros después de 200 metros, antes de llegar a las últimas casas, nos desviamos por un camino señalizado a nuestra izquierda con la flecha amarilla.
Asturias, Novellana a Canero

A partir de aquí entramos en un bonito paisaje natural, aunque corresponde a uno de los “malvados descensos” de una fuerte pendiente, que tanto impresionaron al francés.
Después, una fuerte subida y llegamos a Ballota.
Allí saludamos a una mujer que nos dijo que Ballota antes se decía “Valouta” que podríamos traducir como valle alto. Desde luego el lugar estaba bastante elevado en relación al nivel del mar. Nos dijo también que desde allí, podíamos volver a tomar la antigua ruta jacobea, el Camino Real de la Costa.
Todavia a principios del siglo XX pasaban las diligencias, por lo seguramente habría un puente para vadear el río Cabo.
¡El río Cabo y el puente! 
 Actualmente es de piedra, pero antes existió otro puente de madera y parece ser, que sus vibraciones causaban una fuerte impresión a los peregrinos de la Edad Media, ya que todos conocían una canción sobre “el puente que tiembla”:
Quand nous vinsme au pont qui temble/ nous etions bien tentre ensemble/ Taut de walons qu´allemande,/ et nous disions, s´il vous semble/ compagnons marchez de avante/
¡No nos lo podíamos perder! …y así comenzamos una nueva bajada saboreando la historia del famoso puente que, yo imaginaba que debía de ser tan alto como el acueducto de Segovia, para que provocara ese miedo ancestral a los peregrinos.
Pero ahora, no se veía puente por ninguna parte.
Bueno, como imagino que querréis hacerle alguna foto no os dejaré con la intriga.
Asturias, Novellana a Canero

Al final de la bajada con el mar al frente, la flecha indica seguir a la derecha, pues bien, vosotros haréis caso omiso y vais a la izquierda, hasta un un pequeño reguero, perpendicular al río Cabo, lo cruzais y … Ya tendréis vuestra foto.

Para leer la historia del “Viaje de Montigny” podéis consultar aquí.
Terminamos esta subida junto a la estación del ferrocarril de Tablizo. Cuando el sentido común indica que debemos subir al pueblo y continuar por carretera, una gran flecha amarilla nos señala otra nueva bajada, al siguiente acantilado.
De nuevo volvimos a bajar otra de las “sept soers mauvaises” pero, esta vez ya habíamos perdido la cuenta.
Debo de confesar que esta colina de Tablizo a Ribon fue muy bonita. Íbamos siempre acompañados por las vistas del mar enfurecido, chocando contra los acantilados, a nuestra derecha.
Desde Ribón, que como su nombre indica, estaba muy alto, ya se divisaba Cadavedo y a su derecha la ermita de la Virgen de Riegala.
La Virgen de la Regalina

Se construyó en 1931 a instancias del padre Galo, para dar cobijo a una imagen, que se encontró en la vecina playa de la Regalina. Esta Virgen se procesiona, pues tiene una tradición parecida a la nuestra de Castrotierra, que sacan en procesión a Astorga los años de sequía para pedir la lluvia.
En cuanto al Padre Galo, sacerdote que hablaba varios idiomas y poeta, que escribía con el pseudónimo de Fernán Coronas, fue uno de los grandes promotores y defensores del asturiano. Había nacido en este pueblo de Cadavedo en 1884.
Si estáis interesados podéis ver una reseña biográfíca aquí.
Cerca de Cadavedo y ya siguiendo el camino por las indicaciones en la carretera, nos encontramos con Villademoros.
Si tenemos unos minutos, podemos entrar en el pueblo, para ver una Torre Medieval del Siglo XV, restaurada recientemente, con su casona y una panera adjunta.
Asturias, Camino de Santiago

En la actualidad es un bonito hotel, pero antiguamente perteneció a los Peláez de Villademoros. Se tiene por el más antiguo solar de la familia Peláez y que antiguamente tenía también un puente levadizo y plataforma almenada, con un fosos y contrafoso, que más tarde fueron cegados.
Es un buen exponente de la arquitectura bajomedieval por su carácter militar y defensivo.
Me parecó interesante esta página sobre el linaje familiar, de la que hago a continuación un resumen:
El padre Carballo, en su libro «Linajes y Casas de Asturias», se refiere a los servicios que prestaron los dueños de dicha Torre, afirmando que el caballero que la poseía, en los tiempos de la Reconquista, se llamaba Pelayo Peláez.
Con cuatrocientos hombres, todos vasallos suyos, acudió valerosamente en ayuda del rey don Pelayo y al llegar a Cornellana, vino a dar con tres mil moros, que huían hacia Galicia, y sostuvo con ellos un fuerte combate, que finalizó con la total derrota de los sarracenos.
Se sigue contando la historia de este linaje, basándose en una antigua tradición, que dice que el caballero Diego Peláez, que poseía la Torre en tiempos del intruso rey Mauregato, siguió el partido de los legítimos reyes asturianos. Se opuso, con sus gentes, a todos los moros que encontraba en su camino, defendiendo a toda costa el paso llamado Ricavo, entre los concejos de Valdés y Pravia.
Luego tuvo que pasar a Galicia y durante su forzada ausencia lo despojó de su Torre, Mauregato, que la entregó a sus leales. A su regreso, el citado Diego Peláez tornó a tomarla por la fuerza e hizo prisioneros a todas las gentes de armas que la defendían.
Pelayo Gutiérrez fue su descendiente y también Armígero del rey Ramiro I, confirmando el voto de Santiago.
Por aquellos tiempos, ahora tomamos como fuente de información al obispo Sebastiano, llegaron los normandos a las costas de España y en una de sus incursiones dañaron gravemente la Torre de Peláez, así como la iglesia de Santa Eufemia, que estaba junto a ella. Años después, los de la familia Peláez tornaron a reedificarla, morando en ella Munio Peláez.
Podemos continuar la genealogía de esta noble familia hasta llegar Martín Peláez, compañero de aventuras de Rodrigo Diaz. Finalmente el Cid “de cobarde le hubo buen caballero y muy esforzado” siendo uno de sus más valerosos capitanes.
Una cosa no me coincide con lo visto en el torreón, aunque tampoco soy un experto, son las armas de este linaje, que podéis ver en esta foto.
Asturias, Camino de Santiago

Son distintas de las que figuran esculpidas en una de las veintiséis urnas sepulcrales incrustadas en la Capilla de los Reyes, Condes e Ilustres varones del Monasterio de San Pedro de Cardeña, sito en la provincia de Burgos. Aunque se ha puesto en duda la fiabilidad de restos de este monasterio, allí figura que se guardaban los restos del caballero asturiano Martín Peláez, «deudo de el Cid». Las armas de Cardeña son estas: En campo de gules, un brazo armado de plata, moviente del flanco siniestro y empuñando una espada del mismo metal con la punta hacia el jefe.
Asturias, Camino de Santiago
A partir de aquí continuamos siempre por carretera hasta Canero, que es donde nos esperarán los autobuses, el día que hagamos esta etapa del Camino de Santiago con los Asociados.
Desde la ventana del Hotel Canero donde comimos, un hotelito con encanto en la desembocadura del río Esva, río famoso por ser el segundo de Europa en pesca del Salmón, podíamos contemplar la Playa de la Cueva mientras atardecía.

CAMINO DEL NORTE: MUROS DE NALÓN – SOTO DE LUIÑA – NOVELLANA

Este domingo hemos retomado el Camino de Santiago del Norte o de la Costa, que dejamos el 18 de septiembre de 2011 en Muros de Nalón.

La salida de León ha sido temprana, a las 07:30, estrenando la parada frente al Colegio Quevedo, que ha sido muy agradecida.
Tras un viaje sin contratiempos, llegamos a Muros de Nalón a las 09:45 aproximadamente. Recogemos las mochilas, nos encaminamos a buscar un bar abierto para tomar un café y otras pequeñas necesidades. En la calle Gerardo Gonzalez, adyacente a la plaza Marques de Muros, damos primero con una confitería-cafetería y luego con un bar. Repartimos los efectivos para no saturar los locales.

Unos veinte minutos después, emprendemos el camino.
Una minoría importante, decide realizar solo la etapa de Soto de Luiña a Novellana, por lo que salen un poco más tarde en los autobuses.

El resto, iniciamos la andadura saliendo del pueblo paralelos a las vías de FEVE, para desviarnos 100 metros mas adelante por el Camino del Salgueiro. Vuelven los caminos de barro y hierba.

Pasamos la vía de FEVE sobre un puente de piedra y seguimos por un camino entre eucaliptos. El olor a humedad y eucalipto envuelve el ambiente. Ya se echaba de menos una etapa por caminos rodeados de vegetación, entre arroyos y bosques.

Tras unos 3’5 km, llegamos al Pito, concejo de Cudillero. Se entra por una calle paralela a la carretera CU-2 en su parte este, hasta salir a la misma en las inmediaciones de la Fundación Selgas-Fagalde.
El Conjunto de la Quinta o de Selgas, es un legado de la familia Selgas-Fagalde, compuesto por el Palacio de Selgas, las escuelas, la Iglesia de Jesús Nazareno y la Casa Rectoral que alberga actualmente la Casa Cuartel de la Guardia Civil.
El Palacio de Selgas es un conjunto palaciego de finales del siglo XIX (se inició la construcción en 1885), con planos de Fortunato Selgas y firmado por el arquitecto Vicente Lampérez.
En el interior del palacio se encuentra el palacete y pabellón de tapices, de estilo renacentista italiano del siglo XVI. Frente a la fachada del edificio y hasta el portón de entrada a la finca se extiende un extraordinario jardín versallesco, proyectado por el francés Grandpont, que acoge una cuidada sucesión de macizos florales, estatuas y fuentes dispuestas según los cánones del clasicismo francés, además de una estela de piedra con una inscripción romana hallada el Doriga (concejo de Salas). En otra parte de la finca se extiende el jardín de aire romántico y ecléctico, en el que se conjugan libremente alrededor de un lago artificial grandes árboles de todo el mundo, tapices de césped y especies vegetales primorosamente cuidadas desde hace un siglo.
En el exterior del recinto frente a la carretera, está la Iglesia y panteón de Jesús Nazareno y la Casa Rectoral, inaugurados en 1914. A su vez la iglesia alberga imágenes y pinturas religiosas de gran valor histórico, además de encontrarse el altar más antiguo de España (S.VIII), que se conserva en la cripta, junto con el Panteón familiar.
Las Escuelas Selgas, fueron construidas en la década de los años 20 del siglo XX. Daban formación a más de 200 niños de la zona, que recibían una enseñanza armónica y muy avanzada para su época, que incluía materias como el conocimiento de la naturaleza, las profesiones, las labores agrícolas y el mundo industrial. Además de lo anterior los alimentaban y vestían algo básico en una época donde la miseria y el hambre azotaban las zonas rurales de Asturias.
La Quinta, «el Versalles asturiano», está regida desde el año 1993 por la Fundación Selgas Fagalde, integrada por parientes de la familia Selgas y representantes de instituciones regionales.
Es una visita que merece la pena realizar si pasáis por la zona con tiempo:
Fundación Selgas-Fagalde. La Quinta El Pito (Cudillero). 33154 Asturias
Teléfonos: +34 985 59 01 20 / +34 985 59 00 02 Fax: +34 985 59 17 61
Una vez se pasa todo el Conjunto de Selgas, sale un camino a la izquierda en dirección al valle.
Otro camino de tierra que por lo que se apreciaba, está desbrozado y transitado por las gentes de la zona. Son pequeños remansos de paz en el camino, en los que solo acompaña el ruido del campo, relativamente alejados del tráfico.
Al llegar a un cruce de carreteras secundarias, donde se puede ver el letrero del Hotel Lupa, se sigue de frente, pasando por debajo de las vías de FEVE. Por un camino asfaltado se llega a la N-632, en San Juan de Piñera, en la que el camino seguía de frente.
Sobre las 11 de la mañana se ha puesto a llover de forma intensa con viento racheado, lo que ha dificultado la marcha tanto de los que ha sorprendido en caminos de barro, como a los que nos sorprende en la carretera. Esta lluvia nos acompaña gran parte de la etapa.
Actualmente, debido a las obras de la Autovía del Cantábrico, es aconsejable desde el cruce de la N-632 seguir con mucha precaución por el arcén de la carretera (hacia la derecha). Se pasa por la estación de servicio de Las Dueñas.
En este punto, algunos compañeros hemos parado a tomar algo, mientras fuera iba escampando algo. Otros han aprovechado a realizar una parada un poco mas adelante, en el Hotel Restaurante Casa Fernando II.
Al llegar a este Hotel, se debe cruzar la carretera con mucha precaución, ya que no existe paso para los peregrinos y hay una curva cerca. La lluvia hace más peligroso el paso.
Después de salvar el quitamiedos de la carretera, pasamos para la vieja carretera nacional, que baja directamente hacia la Concha de Artedo. Vislumbramos la playa y la línea de costa entre los eucaliptos que conforman la ladera del acantilado.
Llegamos al cruce de la Concha de Artedo. Aquí se nos presentaron dos alternativas: Seguir por la carretera, según marca el camino para las bicis, o seguir las flechas y bajar al valle. Preguntando en el restaurante del cruce, informan que seguir por la carretera supone unos 5 km hasta Soto de Luiña, mientras que seguir las flechas amarillas implica caminar algo más de 7 km.
Como es normal, cada uno toma una decisión según sus fuerzas o sus ganas.
Bajando hacia el valle, bajo la lluvia, contemplamos la playa de la Concha de Artedo. Es una playa en forma de concha de 760 m, de piedras redondeadas por el oleaje, que con marea alta apenas presenta arena. Merece la pena la visita para escuchar el sonido del agua rompiendo contra las piedras y el arrastre de las mismas con el vaivén. También aquí si se conoce, se puede tomar la alternativa de una senda costera que une la Concha con la playa de San Pedro de la Ribera.
Si se sigue el camino, hay que tener cuidado con las obras de la Autovía. Teniendo en cuenta que nosotros realizamos la etapa en domingo, y por tanto, que las obras están de descanso, pasamos sin problema. En días laborables, hay que seguir por la carretera, de hecho, los mojones de las conchas que señalizan el camino, están tapados para evitar peligros a los peregrinos.
Pasamos por debajo de los viaductos de la carretera nacional y de la autovía y seguimos paralelos a la obra de la autovía durante unos 900 metros. Nos desviamos a la izquierda por otro bosque de eucaliptos y robles. El camino está embarrado y resbaladizo por la lluvia, por lo que extremamos la precaución para no caer.
Al salir de este bonito paseo por la naturaleza, llegamos a las inmediaciones de Soto de Luiña, cruzando el Río Sequeiro. En la plaza de la Iglesia de Santa María, encontramos el Café Bar Ecu, en el que hacemos un alto de la lluvia y del camino.
Nos atienden muy amablemente, al igual que en la sidrería del Hotel Valle las Luiñas.
En este punto, somos muchos los que decidimos dar por terminada la jornada, ya que la lluvia ha hecho estragos y estamos empapados a pesar de los chubasqueros.
Nos abren la Iglesia para su visita. Convertida en parroquia a principios del siglo XVII bajo la advocación de Señora de la Humildad. El retablo mayor está dedicado a Nuestra Señora de la Humildad (barroco), en el retablo del Rosario (derecha) está representado el Árbol de la Vida de Jesús y en el retablo de Santa Inés (izquierda) está representado el Árbol del Nacimiento de Jesús
Con motivo de la restauración de estos monumentos en 1984, fue declarada Monumento Histórico – Artístico.
A las 17:00 como estaba previsto, los autocares salen hacia Novellana, con todos los que terminamos en Soto de Luiña.
Al llegar a Novellana, en conversación con los que continuaron la etapa, encontramos dos alternativas:
Aquellos que siguieron la carretera, que fue en cuesta con curvas y pesada por el asfalto, o los que continuaron por los mojones de concha, que se encontraron con una fuerte subida por caminos que fue también muy dura.
En Novellana, hemos aprovechado a visitar los acantilados antes de partir.
El grupo que decidió hacer solo esta segunda parte de la etapa, ha estado visitando las playas de L’Airin y la Barquera.
A las 18:30, como estaba previsto, emprendemos el regreso a León, no sin antes recoger en el cruce a cuatro de nuestros peregrinos, que ya no llegaron al pueblo.
Aquí tenéis un pequeño álbum de fotos del día.
Recordaros que la próxima salida del camino del Norte será el 29 de abril, para caminar desde Soto de Luiña, pasando por Cadavedo, hasta Canero.
Recordaros la venta de billetes el 24 de abril MARTES (el 23 es festivo), en la sede de la asociación a las 20:00 h, con el número del carné de socio. (A las 20:30 para los no socios, con nombre, apellidos y nº DNI)
Antes, el 14 de abril, será el “Via Lucis” de Beleña (Salamanca), con la misa a las 10:00 en Beleña y la peregrinación posterior a Fuenterroble de Salvatierra. Los billetes se pueden adquirir el día 9 de abril en la sede de la asociación. Se recuerda que este viaje tiene una salida temprana de León para regresar de madrugada.

Relato: Muros de Nalón a Novellana.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» ha realizado este fin de semana, la etapa del Camino del Norte, entre Muros de Nalón a Novellana.

Soto de Luiña

Salimos tempranito, para aprovechar bien el día. En Muros de Nalón realizamos la parada técnica.
Aprovechamos para admirar la plaza del Marqués de Muros, declarada de Interés Artístico por sus edificaciones, con renovadas balconadas y soportales.

De inmediato nos llegó el rico aroma a café y a bollería, por lo que nos fuimos reuniendo en un bar.

Muros de Nalón

Alguno hubo, que sin perder un minuto, se fue hasta la playa para inmortalizar el momento en su cámara y en su retina, pero nosotros nos acercamos al Ayuntamiento, a la iglesia, construida gracias a la aportación indiana y al Palacio de Valdecarzana, que es el que más impresiona, con su torre del siglo XV y una hermosa portada plateresca del siglo XVI, aunque está casi en ruinas.

De haber dispuesto de tiempo, nos hubiera gustado visitar los bellos panteones modernistas del cementerio de la localidad, o el popular barrio de La Pumariega, donde se ubica la casa del pintor Tomás García Sampedro, miembro de la colonia de artistas que dio a conocer la belleza de Muros por toda España, pero quedará para otra ocasión.

El concejo de Muros de Nalón es conocido, dentro y fuera de Asturias, por la espectacularidad de las vistas que ofrecen sus miradores al mar y que han atraído hacia este territorio a muchos pintores y poetas, atrapados por la belleza de su costa.

Playa de Novellana

La Ruta de los Miradores, una senda costera peatonal, de aproximadamente cinco kilómetros, que une San Esteban con la playa de Aguilar. En su recorrido, se encuentran: el Espíritu Santo, La Atalaya, Los Glayos, el alto de Las Llanas, el Miradoiro… que permiten descubrir playas agrestes y cómodos arenales como el de Aguilar, uno de los más frecuentados del Principado de Asturias.

Anduvimos investigando algo de la historia en la wiki.  Ved el enlace aquí

Estas pertenecieron a la casa de Miranda, más tarde marqueses de Valdecarzana, cuya casa se conserva, aunque muy abandonada.

Muros de Nalón

En el siglo XVIII se hizo un proyecto de canalización del Nalón, que tenía como meta el desembarco de la producción de carbón de las cuencas asturianas, proyecto que acabaría fracasando por las crecidas del río.

A principios del siglo XX, un hecho a destacar fue en septiembre de 1934 se produce el armamento previo al proceso revolucionario, el Vapor Turquesa desembarca un importante cargamento de armas, que supuestamente iban a Etiopía, quedando definitivamente en Asturias.

Tras la posguerra y la instalación de ENSIDESA en Avilés, este concejo experimenta un gran desarrollo industrial, hasta la crisis de los años setenta que afectara a todo el sector.

Hay que destacar la llamada colonia pictórica conocida como “la colonia de Muros” ligada a la figura del pintor alcarreño Casto Plasencia y a su discípulo predilecto y amigo, el pintor asturiano Tomás García Sampedro.

Playa de Lapedo, desde el autobús

Éste último invita al maestro a pasar el verano de 1884 en una bella finca de La Pumariega propiedad de sus padres, donde se enamora del paisaje y de la luz de estos parajes.

Casto Plasencia, acompañado de importantes pintores y artistas de la época, intentó crear una escuela paisajista en esta zona, en similitud de otras colonias de pintura que en la época se estaban estableciendo en Europa. Como modelo de la misma época está la escuela de Barbizon, en los bosques de Fontainebleau en la proximidad de París, cuna de la pintura impresionista.

Incluso se realizó un proyecto de construcción de dicha colonia de artistas, autorizado por el ayuntamiento a comienzos de 1890 en la desembocadura del río Nalón. Pero el proyecto no llegaría a su fin al morir repentinamente el pintor Casto Plasencia en mayo del mismo año.

Ved aquí nuestras fotos de Muros de Nalón 

Volvimos al autobús, que nos dejó en Soto de Luiña, donde visitamos la iglesia, declarada bien de interés cultural, abierta para la feligresía. La casa rectoral fue antiguo hospital de peregrinos en el camino de Santiago.
Iniciamos el Camino de Santiago en Soto de Luiña con sol, siguiendo hacia arriba la carretera N-632a, de escaso tráfico, riéndonos de las confusas señales hechas para los peregrinos.
Soto de Luiña
Poco después empezó a llover y hasta Novellana no paró, ni nosotros paramos más que para ajustarnos las caperuzas y los guantes, al amparo de una marquesina de autobús.
Novellana
Abríamos el paraguas y lo cerrábamos para las fotos, pues no queríamos ocultar las bellas flores de las mimosas, las formas musgosas en los troncos de los árboles o las sencillas flores del camino.
Desde la altura de las suaves colinas íbamos siguiendo la carretera, que bordea un barranco, pasando dos veces bajo la autovía, próximos al puente del ferrocarril.

Novellana

Disfrutábamos con las panorámicas del campo verde, las modernas vías de comunicación, la línea indefinida del mar y del cielo a través del urballo.

Novellana llevaba el nombre de Santiago de Novellana, por estar en el Camino.

Novellana

Así que al llegar nos acercamos a la iglesia de Santiago, del XVIII, construida aprovechando materiales de la antigua capilla de Santiago.
Junto a la vecina Soto de Luiña, Novellana recibió el premio Príncipe de Asturias al Pueblo Ejemplar, en 1992.
Novellana
No así en la antigüedad, pues fue en Santiago de Novellana donde se llegó al máximo en la discriminación con los habitantes de las brañas. Acababa de constituirse en parroquia separada cuando  pasó por el lugar Jovellanos, en 1792, quien anotó en sus Diarios que “hay un pleito escandaloso con los vaqueros, a quienes no se les quiere dar la Sagrada Comunión sino a la puerta de la iglesia, ni dejar internarse en ella a los divinos oficios. Es el caso que los hijosdalgo tienen lugar preferente en la iglesia para toda concurrencia. Los plebeyos, conforme con esto, pretenden lugar preferente a los vaqueros, y éstos luchan por no ser menos que los plebeyos. ¡Cuánto querrá el Cielo vengar a la mayor parte del género humano de tan escandalosas y ridículas distinciones”.
Novellana
Gaspar Melchor de Jovellanos definió a los habitantes de las brañas como “vaqueiros” porque vivían de la cría de ganado vacuno, y “de alzada” porque “alzan” su morada y residencia para emigrar anualmente, al llegar la primavera, con sus familias y ganados a los altos pastos.
La palabra braña puede tener muchos significados según varios estudios, pero lo más probable es que proceda de la palabra “verania” (verano). Además, en bable, el verano se llama “brano”. Parece evidente, pues, la connotación lingüística entre ambos términos.

Novellana

Para los enamorados de la historia de los cómics y la literatura de quiosco, diremos que en este pequeño pueblo de Novellana, que hoy visitamos nació en el año 1902,  Guillermo López Hipkiss. Moriría en Barcelona en 1957. Guionista. Narrador de la literatura de quiosco, donde brilló, como autor del género criminal y del folletín aventurero, con un estilo muy personal y exquisito, y desde los mercados barcelonés y madrileño; creador de varios personajes cíclicos, ya clásicos.
Para ver su extensa producción podéis visitar la página:
Después de charlar y caminar entre las primeras casas del pueblo, nos reunimos en el bar y tratamos de secarnos y humedecernos por dentro con la alegre “sidrina”

Novellana

Luego nos dispusimos a comer. Ved nuestras fotos sobre Novellana.
Tras la comida teníamos tiempo para caminar hasta la playa.
Hicimos el camino de descenso por una pista recién preparada con barandillas de madera, que aunque llovía y el suelo resbalaba algo, era una experiencia que no nos queríamos perder.
Playa de Novellana
La belleza del mar bravío, las olas saltando entre las pequeñas islas que rodeaban los acantilados, la ambigüedad de tonos de cielo y mar, el verde de las praderías, que nacen como de milagro, encima de las rocas en las islas. Aún sobre ellas, las vacas pastando…algo maravilloso, inimaginable.
La playa destaca por su forma de concha regular de cantos rodados de color claro, que hacen un sonido al ser batidos por las olas. Para escuchar tan suave murmullo, mientras que estábamos a la orilla del mar,  embrujados, tratábamos de permanecer en Silencio.
Cuando bajamos a la playa de Novellana y vimos entre los acantilados la oquedad de una cueva, recordamos la leyenda de la Xana encantada de Aguilar.
Playa de Novellana
Nadie la vio jamás, excepto una vecina de Muros que fue a segar en un prado próximo a la cueva y la descubrió apenas unos segundos. La xana se adentró en la cueva dejando abandonadas unas tijeras de oro…
    Un cantar de Muros dice así:
    En Castiellu de Aguilar
    donde trigo se mallaba
    hay una piel de buey pinto
    llena de plata labrada
Al parecer, el encanto de la Xana se debió a sus padres, que la castigaron por haber hecho algo muy malo. Para vencer el encantamiento era necesario que un caballero valiente, la sacase en brazos fuera de la cueva y así la portase durante un largo trecho sin detenerse y sin dejarla caer al suelo. Si así lo hiciera sería dueño de grandes riquezas y la Xana le entregaría un tesoro envuelto en una piel de buey pinto….

Playa de Novellana

Cuentan que la Xana un día al ver a un valiente que pasaba por allí, le contó su triste historia. El caballero no dudó, la llevó en brazos y empezó a caminar en dirección a la zona de Campofrío, siguiendo el curso del río Ricabo…..según se alejaba de la cueva, la Xana se iba desencantando, de tal modo que cuanto más se desencantaba ésta, más crecía y más aumentaba de peso. Se desencadenó una tormenta y un rayo asustó al caballero y dejó caer a la Xana. Tal como ella predijo, quedó entonces encantada para siempre y llorando sin consuelo, volvió a la cueva…

Por si queréis saber más de Xanas y leyendas podéis consultar  la siguiente página:
No olvidemos que Caro Baroja (1.941) indica que las leyendas que se atribuyen en Vasconia a las «lamias» corresponden a las atribuidas en Asturias a las Xanas. Existe también similitud con restos prehistóricos de Cerdeña conocidos como «domus de gianas».

Después de hablar de todas estas cosas, que hemos mencionado aquí, hubo algunos que se atrevieron con un futbolín, antes de coger el autobús.

Playa de Novellana

Información Salida: Muros de Nalón a Soto de Luiña y a Novellana

Etapa del Camino del Norte:
Muros de Nalón a Soto de Luiña y a Novellana
4 de marzo de 2012

HORARIOS:

07,30h.: Salida de León, de la Plaza Sto. Domingo. Habrá también parada en Av. San Ignacio de Loyola (junto al Colegio de Quevedo).

León, otoño 2011

10’00h.: Hora de llegada a Muros de Nalón.
Tras un breve descanso, se iniciará la etapa (tanto los que hagan la etapa completa como los que caminen solamente la primera parte de la misma).
Poco después, los autocares irán a Soto de Luiña, donde esperarán para recoger a los que deseen hacer solamente la primera parte de la etapa.

17’00h.: Los autocares estarán hasta esta hora en la localidad de Soto de Luiña, para recoger a los que deseen finalizar su andadura en esta localidad.

18’30h.: Salida de los autocares desde Muros de Nalón, de regreso a León (también se parará junto al Colegio de Quevedo).

DESCRIPCIÓN DE LA ETAPA:

1ª) Primer tramo, de Muros de Nalón a Soto de Luiña, recorriendo 16’4km. (4h.30min.)

2ª) Segundo tramo, de Soto de Luiña hasta Novellana, recorriendo 7’3km. (2h.)

Primer tramo: Muros de Nalón à Soto de Luiña.

Los autocares nos dejarán en Muros de Nalón en la parte baja del pueblo, subiendo hasta su parte alta, la plaza del Marqués de Muros, donde seguiremos la señalización del Camino.
Tras la Oficina de Turismo se gira a la derecha, junto a las vías de FEVE, se deja a un lado la estación y, al cabo de 1km. cruzaremos la vía por un puente de piedra, siguiendo después de frente. Después de 3’5km. llegaremos a El Pito.

El Pito es conocido como “el Versalles Asturiano” por el Palacio Selgas (los hermanos Ezequiel y Fortunato Selgas regresaron de América con una gran fortuna y construyeron un palacio de estilo modernista rodeado de jardines, templetes, cascadas, etc.).

Se sale de El Pito por la carretera de Cudillero, se baja hasta la aldea de Villademar, se gira después a la izquierda y se pasa junto al Hotel Lupa y la aldea de San Juan, saliendo a la N-632.

La construcción de la Autovía interrumpió hace unos años el trazado del Camino, el cual está señalizado con tablillas de madera, pero obligan a dar un rodeo de varios kilómetros.

Es aconsejable seguir caminando por el arcén de la N-632 durante 1’5km. hasta el Hotel Casa Fernando, tomar el desvío a Concha de Artedo y Soto de Luiña y seguir por el antiguo trazado de esta carretera, sin dejarla, hasta llegar a Soto de Luiña, por arcén pero con trazado bastante llano.

Segundo tramo: Soto de Luiña à Novellana.

Soto de Luiña es capital del Concejo, contaba con un buen Hospital de Peregrinos y, actualmente, con un estupendo Albergue en el edificio de las Escuelas. Su iglesia es uno de lo mejores conjuntos barrocos de Asturias.

Se sale de Soto de Luiña por la misma N-632, en continuo ascenso, hasta llegar a un cruce, en el que seguiremos hacia Albuerne y Valdredo.

Al pasar junto al Hotel Cobo Vidio se puede observar un mojón que señala dos opciones, por Las Ballotas o por carretera; la primera es fiel al trazado del Camino, pero puede presentar malas condiciones (maleza y barro).

Es preferible elegir la segunda opción, siguiendo por carretera, no siendo necesario entrar en la localidad de Albuerne. Otros 3km. más por esta carretera y llegaremos a Novellana, final de nuestra andadura.

OPCIONES:
Se dan dos posibilidades para la actividad de hoy:

1ª).- Hacer la etapa completa, desde Muros de Nalón hasta Novellana, con un total de 23’7km. y con un tiempo aproximado de 6 horas. La etapa es, hasta Soto de Luiña, totalmente ondulada, con continuas subidas y bajadas (algunas de ellas empinadas), sin apenas tramos llanos; desde Soto de Luiña, tras una corta subida al principio, es bastante más suave el recorrido.

 

2ª).- Caminar solamente el primer tramo de la etapa, desde Muros de Nalón hasta Soto de Luiña, con recorrido de 16’4km. y un tiempo estimado para hacer este tramo de 4h.30min. Este tramo presenta continuas subidas y bajadas.

Oficialmente, no presentamos más que estas dos opciones comentadas, pero

 

3ª) .- Si alguien desea caminar solamente la segunda parte de la etapa (de Soto de Luiña a Novellana) puede hacerlo también, ya que los autocares, poco después de dejar a los participantes en Muros de Nalón, se dirigirán a Soto de Luiña, para esperar allí a los que solamente caminen la primera parte de la etapa, pudiendo comenzar en este punto su andadura.

En cada caso, los tiempos son estimativos y están calculados para una marcha moderada con breves paradas intermedias. A estos tiempos previstos se deberán sumar los descansos prolongados o las paradas para comer, etc.

Podéis encontrar más información en :
Etapa 22 en mundicamino

Etapa 23 en mundicamino

También en camino norte

NORMAS DE PARTICIPACIÓN:

Podrán participar tanto los socios como los no socios de esta Asociación.

Los participantes deberán disponer de Seguro de Accidentes para Senderismo contratado por la Asociación o por un Club de Montaña, o bien Licencia de Montaña del año en curso.

Es conveniente que los participantes lleven calzado apropiado y suficientes provisiones y bebida. Se recomienda llevar ropa de repuesto.

Cada participante tendrá que tener presentes las indicaciones hechas por la Organización, así como seguir la señalización del recorrido, que es la habitual en el Camino de Santiago.

En principio, el mal tiempo no será motivo para dejar de realizar la actividad, pero si las circunstancias lo aconsejan, la Organización podrá modificar su recorrido o suspenderla.

La Organización declina la responsabilidad por daños que pudieran producirse a propios o a terceros, por parte de los participantes.

El hecho de participar en la marcha supone la aceptación de las presentes normas.

INSCRIPCIONES:

CERRADO EL PLAZO DE INSCRIPCIONES

ORGANIZA:
ASOCIACIÓN DE AMIGOS DEL CAMINO DE SANTIAGO DE LEÓN “PULCHRA LEONINA”


PATROCINA:
SOTUR, S.A.
 
SOCIEDAD DE PROMOCIÓN DEL TURISMO DE CASTILLA Y LEÓN