Promonumenta con Francisco González Ferreras

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» ha respondido a la invitación que nos cursaron desde Promonumenta para asistir al homenaje a Francisco Glz Ferreras.  Nuestro presidente, Luis Perrino y muchos socios estuvimos allí, muy honrados de festejar a este peregrino ilustre, que ha conocido el Camino de Santiago, desde el interior de sus templos, desde la observación reposada, que dio como resultado una devoción y un saber profundo.

Hoy se ha celebrado en el salón de la Fundación Sierra Pambley, al acto de nombramiento a Francisco González Ferreras como SOCIO DE HONOR de Promonumenta.
Paco homenajeado Promonumenta
Este artista leonés lleva muchos años construyendo en madera maquetas de edificios emblemáticos de nuestra ciudad y del resto de España, gran parte de los cuales replican los famosos monumentos de la ruta jacobea que tanto nos gusta.
maquetas de Paco, León
Hemos asistido con gran satisfacción, en primer lugar porque nos une a él y a su familia una gran amistad, pues este hombre de constitución menuda pero de corazón grande ha sabido ganarse la admiración y amistad de todos los que le conocemos.
Paco homenajeado Promonumenta
Nuestra amistad comienza cuando visitamos su taller-exposición. Escribimos entonces en este blog y en el de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» un artículo al que os remitimos, para que apreciéis nuestra alegría del encuentro, la cordialidad suya y de su familia, tanto como la belleza de su obra:
Esta tarde la sala estaba abarrotada. La presentación fue realizada por el Presidente de Promonumenta, D. Marcelino Fernández. Glosó su vida y obra un gran amigo suyo y nuestro, Julián González, autor del libro Vexu Kamin y compañero de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León.También le acompañaba el alcalde de S. Andrés del Rabanedo, a cuyo ayuntamiento pertenece el hogar de Paco y que comunicó que pronto estaría abierto el edificio Araú, que será un Centro Jacobeo, sin duda el lugar idóneo para recibir la interesante obra del homenajeado.
Paco homenajeado Promonumenta
Muchos recuerdos de amigo, de su persona, su vida y obra nos contó Julián, mientras proyectaba fotos de su taller y maquetas, con los edificios más emblemáticos. La nieta de Paco, Ana, colaboraba con el ordenador.
Paco homenajeado Promonumenta
Arropando al homenajeado estaba su familia, esposa Pura, nieta e hijos.Su hija Inma en complicidad con su padre, nos leyó el hermoso texto que Paco había escrito para nosotros y que nos hablaba del Entusiasmo que desde el arte, le ha movido en su vida y el cual  encontró también en otras personas, que le fueron impulsando en su trayectoria vital.
Paco homenajeado Promonumenta
Recordaba así aquel día, que faenando en el campo y escuchando la radio había oído la propuesta de Víctor, de Promonumenta, para recuperar del abandono aquellos nobles edificios abatidos. Inmediatamente se unió a su entusiasmo.
Paco homenajeado Promonumenta
Otro hito en su vida fue en aquella visita que hizo con su esposa Pura y sus hijos pequeños, a lo que él creía la iglesia de Aguilar y descubrió a Peridis que le abrió los ojos al enorme monasterio, aunque casi derruido. Su conversación le llenó de entusiasmo.
Peridis
El tercer momento que eligió para enriquecernos, fue en la tan querida catedral de León, con su sacristán. No pudo darle la mano el día que se presentaron, porque el hombre estaba limpiando una gárgola en el claustro, algo de lo que tomó nota Paco y juntos limpiaron todo lo necesario durante años.
El mensaje que nos trasmitió Paco por boca de Inma fue claro: ¡demos paso a nuestra sensibilidad, pues el arte te lanza sus mensajes, te llena de entusiasmo! Te empuja a la acción, te pide colaborar con el Orden, palabra que ha sido un leiv-motiv en su vida.
Entonces el Presidente le hizo entrega del hermoso cuadro en el que figuraba su nombradía y el salón, repleto de amigos, prorrumpió en aplausos.
Paco homenajeado Promonumenta
Aún disfrutamos de unos momentos de silencio y de asombro, mientras se desgranaba su obra, en las fotos que se proyectaban en la pantalla.
Antes de concluir, llegaron los testimonios de aquellos amigos que no podían menos de alzar la voz para obsequiar a Paco en su día.
Su «hermano de leche» pues sus madres compraban la leche en el mismo sitio… rompió el hielo, haciéndonos brotar una carcajada. Nos recordó como solían llamarle «S. Francisco del Nogal», por su paciencia y la gran labor realizada con esta madera en la ejecución de sus maquetas. Pero en lo que hizo más incapié fue en elogiar a Pura, su mujer, que le ha acompañado en su tarea y le ha apoyado siempre.
Paco homenajeado Promonumenta
Víctor de Promonumenta respondió con cariño a las palabras con las que Paco le había aludido. Le considera un «Leonardo leonés» intelectual, filósofo y no sólo escultor y le gustaría, como también a mi, que se dedicara a dar conferencias para trasmitir tantos conocimientos como atesora.
Paco homenajeado Promonumenta
Víctor quiso llamarle «Maestro Ferreras», creo yo que en paralelismo con el «Maestro Mateo», pues se ha convertido en un artesano imprescindible en el conocimiento sobre la edificación de catedrales.
Paco homenajeado Promonumenta
Ángel «Peregrino» tomó la palabra, pues se admiraba de la cantidad de tiempo que había podido dedicar a su afición y le pedía a Pura que diera algún cursillo a aquellas esposas, que quizá no sabían dejar a su pareja, la libertad necesaria para que sus maridos realizasen sus proyectos.
Maquetas de Paco
Luis Perrino, contó con orgullo que la Asociación del Camino de Santiago dirigía a los peregrinos a su casa-museo, para que admiraran su obra y se les pusiera en la credencial el sello, que tiene Paco con las siglas CC, que quieren decir Constructor de Catedrales.
Paco homenajeado Promonumenta
Goyo estaba representando a la Asociación Jacobea “Amigos de la Ruta Vadiniense”, la cual este mes de agosto de 2014 homenajeó a Paco, que es oriundo de Cistierna. El presidente de «Ruta Vadiniense» e historiador, Siro Sanz le hizo entrega de la placa de reconocimiento, después de recordar que este insigne cisterniego lleva el nombre de Cistierna allá por donde va. Paco confesó que lo que más le había emocionado fue recibir el homenaje en la Iglesia de Santa María que “es muy especial para mí y forma parte de mi vida». Además el templo ya había sido el lugar escogido para exponer parte de su obra en otra ocasión.
Paco homenajeado Promonumenta
El presidente de la casa de León en Madrid, Ramón Gutiérrez, Estebanín de Benllera, Vicente de SOFCAPLE…muchas personas y autoridades acompañaron a Paco esta tarde, sería imposible citarlas aquí. Todas se llevan una foto o un recuerdo del homenajeado, pero él en su sencillez y cariño se las lleva a todas en el corazón.
Paco homenajeado Promonumenta
Y es que Paco, como decíamos antes, tiene muchos amigos porque el gusto de promover el acercamiento de las gentes normales le ha llevado a ceder su obra para exponerla no solo en León sino también en otros centros culturales de Madrid, Salamanca, Pamplona, Avilés… colaborando así mismo en un sinfín de actividades pedagógicas.
Paco homenajeado Promonumenta
Por todo eso y porque, como diría Machado, eres en el hondo sentido de la palabra bueno, sólo nos queda decirte “Enhorabuena, Paco” y desearte que sigas disfrutando de la amistad de todos los que te queremos, de la compañía de tu esposa Pura, de tu hija Inma, tus hijos y nieta Ana, con el resto de tu familia y tu montón de amigos.
Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid

Maquetas de monumentos del Camino de Santiago, Francisco González Ferreras

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» hemos visitado la casa y taller-exposición del artista leonés de maquetas, Paco González Ferreras, su mujer Pura y su hija Inma.
Peregrinos que son y socios de nuestra Asociación leonesa, nos abrieron sus puertas para disfrutar del Camino de Santiago a través de sus magníficas y pequeñas obras arquitectónicas.

maquetas de Paco, León

¿Qué podemos decir de este artista, del que tanta gente ha hablado? Dejamos como muestra las semblanzas que acompañaban al folleto de la Exposición que hizo Caja España, en el Edificio de Botines de Gaudí, tan querido y trabajado por él, escritas por sus amigos Julián González Prieto y José García García.

En este enlace están recogidas, además va la lista de Maquetas y la de Exposiciones realizadas:
https://drive.google.com/folderview?id=0B8B6TE9X5vWZZ2ctZ0xzMHVZNTg&usp=sharing

Maquetas de Paco
Maquetas de Paco
Semblanza de Paco
La oportunidad de visitar la exposición de su casa llegó de la mano de Luis Gutiérrez Perrino, pues la Asociación quería rendirles un pequeño homenaje, al difundir su arte en el blog, para que todos pudiéramos disfrutar de una visita virtual a su obra, o parte de ella, a través de las fotos de Rafael Cid.
maquetas de Paco, León

Así que aquí tenéis un resumen de imágenes y es imposible trasmitir la cantidad de datos y los comentarios que nos hicieron del proceso de creación de estas obras, que ellos llevan en el corazón y desde su taller muestran a los peregrinos que por aquí pasan.
maquetas de Paco, León
Tienen sello de credenciales, que no perdimos la ocasión de recoger en nuestro cuadernillo de apuntes. En él aparecen dos iniciales, dos letras “C”, que significan Constructor de Catedrales. Eso es realmente Paco, llamado cordialmente, San Francisco del Nogal, porque con esta madera ejecuta sus obras y con infinita paciencia franciscana, emplea tantas horas como sea preciso para lograr una reproducción exacta.
Maquetas de Paco
También tiene algunas publicaciones. Este cuadernillo de fotos es una joyita, en la que explica sus obras imprescindibles:
Maquetas de Paco
En los álbunes de fotos, que en la exposición se pueden consultar, podemos verle en pleno trabajo. Encaramado a los tejados de la catedral de Santiago, haciendo mediciones con la colaboración de Pura e Inma, en una época en la que nadie tenía acceso a semejante sacrosanto lugar, si no era con una recomendación, tan notoria como el apoyo de D. Antonio Viñayo.
Visitaba los monumentos “in situ”, nos decía, porque parecía como si fueran capaces de hablarle, de trasmitirle los pormenores de su arte y las dificultades en el proceso de su ejecución.
maquetas de Paco, León
Los hijos le acompañaban en el reconocimiento de los edificios y le ayudaban con los útiles de medida. Le gusta usar una vara, como los antiguos constructores. Vemos a una jovencísima Pura sosteniendo las marcas, sobre las piedras de un largo muro, que Paco observaba en la lejanía.
Podemos comprobar por el recorrido fotográfico de sus recuerdos, cómo va pasando el tiempo y los años sobre ellos, mientras la afición crece.
Paco nos hizo el recorrido por las maquetas, explicando los monumentos del Camino de Santiago, sobre todo los que nosotros conocíamos más.
Nos paramos en San Tirso de Sahagún, hablando del “románico pobre” al utilizar el ladrillo en su construcción, elogiando sin embargo la belleza que se consigue con tan sencillo material. Movió el edificio y se abrió por su mitad. Todos los monumentos se abren y están iluminados, con lo que se puede contemplar su interior y disfrutar de todos los detalles.
maquetas de Paco, León
Luego nos detuvimos en La colegiata de S. Isidoro de León.
maquetas de Paco, León
Entonces movió sus engranajes para que quedara abierto y pudiéramos ver las distintas partes que componen el conjunto. Es sorprendente cómo ha dispuesto todos los edificios con la posibilidad de ser abiertos y troceados. Separada la torre, se despieza el Panteón de Reyes y con la bóveda en la mano, podemos contemplar sus pinturas, las columnas y capiteles quedan a la vista. Se separa la muralla y se observan las piedras sillares del exterior de los cubos y el relleno del interior, formando los gruesos muros romanos. Podemos ver el claustro románico, separado de la parte renacentista. El interior del templo se abre al medio y aparece el retablo mayor con toda su luz dorada, las pinturas reproducidas en todo detalle.
maquetas de Paco, León
Estas maquetas así construidas permiten explicaciones muy didácticas, por ello su obra se ha expuesto en distintas ciudades, con afán de enseñar a la población escolar.
Cuando Paco tenía dieciséis años empezó su afición a las maquetas. Hizo la maqueta de la catedral de León y volvió a realizarla cuando comienza a dedicarse de forma intensiva a esta labor. Es un enamorado de la “Puchra Leonina” a la que incluso le ha dedicado poesías. Nosotros no vimos en su casa esta obra grandiosa, por haber sido cedida para exponerla en la iglesia-museo de “Palat del Rey” de León, en la muestra del «Año de la Fe».
Pero disfrutamos de la maqueta de su interior, que presentada como un cajón, Paco nos dijo: Vamos a ver el búnker, a ver si sabéis qué es esto. Dando muestras de su pedagogía, para que adivináramos qué era. Claro… no pudimos fallar, aunque quedamos extasiados de calibrar las proporciones y los ventanales, a vista de pájaro.
maquetas de Paco, León
Los leoneses que viven por el mundo adelante, llenos de nostalgia y amor a su tierra, le han solicitado sus obras para exposición, en la Casa de León en Bilbao, por ejemplo. Entonces autoridades de todo el mundo le alaban y le agradecen la inmensa labor de su obra.
Paco ha recogido las horas de trabajo de cada monumento. No sé cómo ha podido trabajar tanto tiempo. Él dice que, sin prisa pero con un entusiasmo continuado, con ganas de hacer, de ser pertinaz en sus propuestas. Se considera muy activo y esto es un ejemplo para nosotros, que si deseamos realizar algo, es bueno no abandonar la ilusión y dedicarle todo el tiempo que precise.
En su sala de exposición hay también libros, porque para realizar estas obras ha tenido que estudiar mucho. Le encanta la arquitectura y ha llegado a ser un arquitecto de obras en pequeño tamaño. Pero debemos elogiar también sus dotes de investigador de constructores, diseñador, restaurador de vitrales, escultor, pintor, deportista y quién sabe cuantas cosas más.
maquetas de Paco, León
Porque sus monumentos no precisan de otros artistas, para estar perfectamente acabados.
Él realiza las innumerables tejas, la erosión de los sillares, las pinturas murales que reproducen el Panteón de los Reyes de S. Isidoro de León, o los diferentes retablos, como el mayor de la colegiata o el de la catedral de León, o el de la catedral Vieja de Salamanca, o el pórtico policromado de Santa María de Toro, o los vitrales de la catedral de León. Realiza las esculturas de todas las catedrales, incluyendo los pórticos, como el del Maestro Mateo en Santiago. En fin, sorprendente.
Al doblar la esquina del pasillo, nos encontramos con las más famosas obras de arquitectura mundial.
Maquetas de Paco, León
Aquí estaban las maquetas de sus estudios sobre la construcción de las Pirámides y el sistema de grúas y engranajes, planos inclinados y poleas, con los que se edificaba.
Maquetas de Paco, León
Maquetas de los templos egipcios y greco-latinos y de monumentos del Renacimiento. ¡Sin que faltara la torre de Pisa!
Maquetas de Paco, León
En un lugar preminente se encuentra la maqueta de la catedral de Santiago. ¡Una obra imponente!
Catedral de Compostela, maqueta de Paco, León
Nos la explica mientras la va desarmando: Se separa la escalinata y la gran fachada renacentista. Se ilumina la portada, pudiendo apreciar con detalle la parte románica, con el famoso pórtico de la Gloria.
Catedral de Compostela, maqueta de Paco, León
Ahora se alejan las majestuosas torres y se abre el edificio. Aparece la cripta, las naves se expanden, se nos acercan las bóvedas, columnas y arcos, ventanas y triforios, donde dormían los peregrinos. No falta el botafumeiro y una arqueta, que le regaló una mujer a la que, agradecido, quisiera inmortalizar junto a su obra…
Catedral de Compostela, maqueta de Paco, León
Nos sorprende su destreza maravillosa y haber conseguido unos resultados exactos, de lo que son espectaculares edificios, viéndolos cómodamente en su exposición, evitándonos muchos kilómetros de andadura.
Catedral de Compostela, maqueta de Paco, León
Quisimos dejar constancia de nuestra admiración y agradecimiento poniendo unas palabras en el libro de firmas, lleno de alabanzas de multitud de peregrinos, que al parar en su casa son recibidos con una hospitalidad proverbial.
Nosotros tuvimos la suerte de ser acogidos al calor de su hogar, con café y dulces navideños y seguir admirando en su domicilio tallas en nogal, del infatigable Paco.
maquetas de Paco, León
Ved las fotos que hicimos en esta visita.

Para saber más consultad:

A lo largo de la animada charla, pues Paco es también un gran conversador, va
desgranando anécdotas, como que ha invertido más de 53.000 horas de su tiempo
en la construcción de sus maquetas. Las que más trabajo le han dado son las de
Santiago, con 5200 horas o la de San Marcos, en la que tuvo que solucionar múltiples
problemas arquitectónicos porque, aunque se trate de modelos a escala, también tienen su
“intríngulis”:
http://www.lahornacina.com/semblanzasgonzalezferreras.htm

Como carpintero universal lo definen en el Diario de León: 
Comprobar el gusto por el detalle de unas manos artesanas:
http://www.lacronicadeleon.es/2010/07/29/vivir/el-gusto-por-el-detalle-de-unas-manos-artesanas-91018.htm

No sólo se da noticia en los periódicos de León, sino también en El norte Castilla:
http://www.elnortedecastilla.es/pg060507/prensa/noticias/Zamora/200605/07/VAL-ZAM-095.html

Ved este artículo en “Peregrinos”
 http://peregrinos.wordpress.com/2006/05/09/el-camino-a-escala/

Y en otros sitios web:
http://www.mundicamino.com/noticia.cfm?id=4238

Debéis leer también con detenimiento: 

 sobre todo lo referente a involucrar a las autoridades
para dotar de un lugar digno para la ubicación de este hermoso museo, pues si bien tanto
Don Paco como su esposa Pura y su hija, siempre están dispuestos a mostrarlo a las
personas interesadas, no podrán estar siempre pendientes de las visitas.

Ved vídeo de Fernando Palacios.

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid.

Muchas gracias a Paco y a su familia, así como a todos los que han querido y difundido su obra.

El Camino de las Speculas

La ACSL»Pulchra Leonina» ha estado recientemente en Burgos en el XIV Encuentro de Asociaciones Jacobeas. Allí los amigos de Huesca nos han facilitado una colección de Speculae. A través de estos objetos se puede realizar un «Camino de las Speculae»
No se trata de una serie de ciencia ficción, pero no por ello deja de ser interesante.
San Froilán 2014
Durante la Edad Media, las gentes  peregrinaban a la tumba del apóstol porque estaban ofrecidos por su devoción al Santo, por haber sobrevivido a alguna batalla, enfermedad grave, epidemia e incluso también lo hacían algunos delincuentes menores en cumplimiento de sentencia.
San Froilán 2014

Durante esta peregrinación, tenían que visitar algún celebre santuario o monasterio, aunque para ello tuvieran que desviarse del itinerario principal. Estas rutas tangenciales a lo largo del camino, suponían una andadura penitencial, pues en los monasterios, generalmente marianos, encontraban la ayuda de la Virgen para realizar con éxito el Camino que limpiaba el alma del peregrino para así llegar con  mejoría espiritual a Compostela.
Speculae
Cuenta Don Bizén Do Rio Martínez en su libro “El sello de creencia Jacobeo del Siglo XIII, antecedente de la credencial en los Caminos Jacobeos” que en este siglo, se empieza a hacer muy patente en los reinos cristianos del camino, la preocupación que sienten los peregrinos por su vida, posesiones materiales e incluso por los impuestos que tenían que pagar  al atravesar las distintas propiedades de la nobleza local.
Speculae
En el reino de Aragón es bien conocido el escrito firmado por el Rey Jaime I el día 12 de Agosto de 1250 calificado por algunos historiadores de “Extraño privilegio de seguridad y salvaguarda” en el que mandaba que “los peregrinos no fuesen molestados en ningún lugar de sus dominios hasta que hayan regresado a sus casas después de dicha peregrinación…”
Speculae
Santa Cristina de SomPort        San Vicente Roda de Isabema              Ntra Sra. Sala Huesca
Tras esta disposición nos informa Don Bicen que se comenzó a entregar un sello de plomo o “sello de creencia” llamado así porque sirve de validación a su portador no de un mensaje escrito como sucede con los otros sellos,  si no de un mensaje verbal a la vez que de salvoconducto.
Estaba troquelado a golpes sobre una lámina de plomo pudiendo coserse a su ropa para acreditarlo como peregrino durante el trayecto y le servirá como certificación de los lugares por los que transitó hasta llegar a Compostela.
Este sello de creencia, se llamó en Aragón “Speculae” en Francia “Sportelas”, “Insigne Peregrinal” en Italia. “Pilgeichen”  en Alemania. Aunque algunas eran de plata más susceptibles de despertar  la codicia ajena, la mayor parte eran de plomo con cuatro anillas en los extremos para coserlas sobre la vestimenta peregrina o el sombrero.
Speculae
   
En España se han encontrado en enterramientos, sobre todo de los Siglos XIII al XVI. Fueron usadas a modo de las actuales credenciales para, al llegar a Santiago, poder demostrar el origen, el camino recorrido y los santuarios visitados por su portador.
Speculae
En la foto podemos ver esta specula troquelada en plomo, con la representación de un Agnus Dei perteneciente al Santuario de San Juan de la Peña donde se veneraban los restos de San Indalecio, discípulo de Santiago el Mayor. Se aprecian las anillas para coserla a la capa, pues era un medallón sagrado, protector de todas las influencias malignas que acecharan a los caminantes
Speculae
Santa María la Bella de Castejón del Puente. Dice D. Bizén  en el libro antes citado que en Castejón (Castellione Cepollero  hubo un antiguo catillo romano que dominaba el paso de la Vía Augusta, lugar donde se encuentra el Santuario de Santa María la Bella (Biella=Antigua) Lugar de culto ancestral precristiano donde se rendía culto a la fecundidad. Sacralizado posteriormente, contó con un hospital junto al puente y un lazareto en la población.   
Speculae
Al  regreso de su visita a Compostela, el peregrino mostraba la concha, que era como un certificado de que había venerado a Santiago en el sepulcro. La vieira pasada por la tumba del Apóstol, se convertía así en un objeto mágico que le protegía durante el resto de su vida. Así que si las speculas acreditaban su paso por los santuarios objeto de sus devociones,  la concha será el símbolo del nacimiento a una nueva vida para el peregrino como en la antigüedad pagana se representaba a Venus saliendo de las aguas y a los cristianos por el bautismo.
Speculae
Santa Maria de Pueyo. Anies     San Lorenzo. Huesca            San Martín de la Val DOnsera
Nos parece digno de mucho mérito el librito publicado por la Asociación Oscense del Camino de Santiago, así como la  recuperación y edición de las speculas de los antiguos santuarios de su territorio. Creemos que sería un trabajo digno de ser imitado por otras asociaciones, como por ejemplo la nuestra. 

Texto y fotos de Rafael Cid

Conferencia de Luis Gutiérrez Perrino: El Camino de Santiago en la actualidad.

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina» estuvo en la Universidad de la Experiencia de León, a través de la conferencia que impartió su presidente Luis Gutiérrez Perrino. También estuvimos con él, Rosa atendiendo al ordenador y Rafa en la sala, con su cámara de fotos. La conferencia llevaba el título El Camino de Santiago en la actualidad.
La sala estaba llena de gente y entre los presentes había caras conocidas y amigos de la Asociación como EstherNieves, Jose, Pilar, Santiago…
Conferencia Luis G. Perrino
Luis hizo previamente un escueto boceto del Apóstol Santiago, “apodado Boagernes (hijo del trueno) con su personalidad vigorosa y extravertida, un hombre de carácter” de su misión evangelizadora: “correspondiéndole Hispania”, de las noticias que nos han llegado de su descorazonador retorno a Jerusalem, la aparición de la Virgen para animarlo, su decapitación, traslado a Galicia, silencio hasta el año 813 en que se descubre la tumba del Santo en Compostela.
D. Jesús obispo auxiliar de Santiago
Prosiguió explicando el fenómeno de la peregrinación en los inicios, bajo la protección de  Alfonso II, el Casto,(c.760 – 842) que pone en el Apóstol la protección del territorio cristiano, para asentar la reconquista. Fue uno de nuestros primeros reyes europeizantes, que lo divulga a través del papa León III por toda Europa, desde donde acuden reyes, nobles y multitud de peregrinos.
Mosteiro de Samos
Luego con Alfonso VI (1047-1109), una vez asentadas las fronteras en la línea del Duero, su afán europeizante le lleva a establecer una nueva ruta peregrina, de defensa del territorio y repoblación, con la colaboración de multitud de extranjeros, preferentemente francos: el Camino Francés, protagonista en las peregrinaciones hasta nuestros días.
Sahagún, sepulcro con los restos del rey Alfonso VI.
El papa Calixto II en 1122 promulga el año Santo Compostelano, cuando la festividad de Santiago caiga en domingo, lo cual ocurre cada 6, 5, 6 y 11 años.
La afluencia de peregrinos se intensificó a través de los siglos y nos dijo que hasta el siglo XIII se llegó a 200.000 y 500.000.
Luis apuntó que las causas de esta afluencia se debían a la importancia del descubrimiento de la tumba, la búsqueda de salvación, el empeño en realizar la reconquista y la repoblación del territorio cristiano, o porque no se puede peregrinar a Jerusalem y es difícil hacerlo a Roma, así como al documento de la Perdonanza, la redención de penas.
Conferencia Luis G. Perrino
Las peregrinaciones decaen a finales del XVIII y resurgen en el siglo XX. En 1987 nacen las Asociaciones en una reunión presidida por Elías Valiña, Antonio Viñayo y Ángel Barreda.
O Cebreiro

S. Folilo,Carrión de los Condes, León 2013

El año pasado se registró la cifra de 215.000 peregrinos en Santiago y 36.315 pernoctaron en nuestra capital. Este dato se obtiene a través de una Estadística que realiza nuestra Asociación y que aporta datos de la importancia espiritual, cultural y económica con la que la peregrinación enriquece nuestra ciudad.
A continuación valiéndose de las diapositivas de diferentes mapas nos explicó que hay 32 Caminos en la Península Ibérica. Por la provincia de León pasan 7: el Camino del Salvador a Oviedo, La Ruta Vadiniense, Viejo Camino de Santiago o de la montaña, El Camino Mozárabe o Ruta de la Plata, El Camino de Invierno, El Camino de Madrid y el tan conocido Camino Francés.
Viejo Camino de Santiago
El Camino Francés tiene un recorrido de 920 km. desde Somport o 750 desde Roncesvalles, hasta la tumba del Ápostol. En nuestra provincia se extiende por unos 200 o 210 km, la cuarta parte del mismo, lo que debe de considerarse como una cuestión importante para todo leonés.
Utilizando un vídeo preparado para el efecto, Luis fue contando las características del Camino en la actualidad: Señalización con las flechas amarillas, sin que faltara su referencia a la «invasión» que pintara Valiñas con el sobrante de pintura de obras públicas. Las infraestructuras, albergues, áreas de descanso, mojones, intervención de ayuntamientos, asociaciones, hospitaleros y demás.
Pero lo más importante y a lo que dedicó mayor interés fue a profundizar en las motivaciones y experiencias del peregrino de hoy, por lo que leyó testimonios recogidos en los libros de albergues.
Conferencia Luis G. Perrino
Para finalizar dictó unas direcciones de internet que ofrecían detallada información sobre el tema, entre ellas, la web y blog de nuestra Asociación, que enlazan con toda la información de otras webs.
Citó las 8 Asociaciones que en nuestra provincia, de manera desinteresada, trabajan por el peregrino: Sahagún, Mansilla, Cistierna, Astorga, La Bañeza, Ponferrada, Pola de Gordón y León capital.
Por último ofreció la Sede de La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina»:
Av. Independencia, nº 2, 5º Izq.
24001 – León, España.
Tlf. (+34) 987 260 530 – 677 430 200
caminosantiagoleon@gmail.com
para que los allí presentes pudieran conocer más de cerca todo lo expuesto y compartieran su tiempo colaborando en el Camino.
Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid

SAN JUSTO LA VEGA – RABANAL DEL CAMINO – (23,96 km.)


JOSE MARIA GUERRA VALLE
El domingo 2 de junio se realizó la tercera etapa del Camino Francés. Como viene siendo habitual, la plaza de Santo Domingo de León fue el punto de partida del autocar que nos trasladaba hasta San Justo de la Vega, donde iniciaríamos nuestro caminar. Nos recibió una mañana de primavera con mucho sol aunque con una más bien fresca temperatura, pues los termómetros no marcaban más de 8 grados. A las 8:30 en punto, hora convenida, el autocar inicio su marcha y tras una breve parada junto al colegio Público Quevedo, para recoger a otros participantes en la etapa, nos dirigimos a nuestro punto de inicio.
La llegada a San Justo de la Vega
Llegamos a San Justo de la Vegay, a las 9:20, comenzamos nuestro caminar por la calle Real y, caminados 300 metros, salvamos el río Tuerto por una pasarela metálica paralela al puente de piedra y unos metros más adelante dejamos el paseo y tomamos una pista que desemboca en el río Jerga, que lo salvamos por un pequeño puente, de probable origen romano. Nos acercamos de esta forma hasta la pasarela metálica que salva las vías de la línea férrea Palencia-La Coruña; dicha pasarela es un mareante laberinto de rectas y alturas.

Pasarela metálica

Acto seguido pasamos la desmantelada vía Plasencia-Astorga y tras la rotonda, decorada con el nombre romano de Astorga: Asturica Augusta, entramos en el caserío de Astorga.

Rotonda a la entrada de Astorga
Tras salvar una dura cuesta, pasamos junto al albergue público de los Amigos del Camino y al conjunto formado por la capilla de la Vera Cruz y la iglesia de los Padres Redentoristas. De inmediato llegamos a la plaza del ayuntamiento donde, debido a la celebración del Corpus Christe, se estaba construyendo un bonito tapiz de flores
 Tapiz de flores en la plaza del Ayuntamiento de Astorga
Desde el inicio de la etapa hemos caminado ya 3,57 kilómetros. Debido a la gran cantidad de confiterías que hay en la localidad, es muy difícil abandonar la antigua ciudad romana sin haber probado un solo dulce. Después de callejear y tras pasar junto a sitios emblemáticos como el Palacio Episcopal, magnífica obra de Gaudí, y la catedral, dedicada a Santa María, siendo la sede episcopal de la diócesis de Astorga, documentada desde el siglo III con el título de Apostólica. La actual catedral comenzó a edificarse por la cabecera en 1471, y la fachada principal, en barroco, es del siglo XVIII.

Vista del Palacio Episcopal
Salimos del caserío cruzando la antigua N-VI y tiramos en dirección a Castrillo de Polvazares y Santa Colomba de Somoza por la acera y en paralelo a la LE-142, bajando suavemente hasta la altura de Valdeviejas, por cuyo caserío no pasamos, y donde se encuentra la pequeña ermita del Ecce Homo, construcción del siglo XVIII que fue restaurada completamente en 2007; aquí paramos a sellar la credencial. Nos desviamos unos 100 metros a la derecha de la ermita, por la carretera que conduce al caserío, y en la primera casa que encontramos, visitamos el albergue de peregrinos inaugurado en 2010.
Albergue de peregrinos de Valdeviejas
Nos estamos acercando a la mitad de la mañana y ya el calor comienza a notarse; la temperatura ha subido bastante y no tenemos posibilidad de buscar sombra, así que nuestra botellita de agua es una de las mejores compañías.
Dejamos atrás la ermita y salvamos, por un paso elevado la autovía A-6, tomando un andadero al pie de la LE-142y mas adelante salvamos el cauce del río Jerga. Nada mas pasarlo, nos encontramos con un curioso matrimonio y su perrito (el es portugués y la señora es gallega) que están realizando el camino Lisboa-Santiago-Jerusalem, y a los que les deseamos ¡¡¡buen Camino!!!
Matrimonio que realizaba el Camino Lisboa-Santiago-Jerusalem
Continuamos pegados a la carretera para, en unos 400 metros, salir por la izquierda y atravesar Murias de Rechivaldo, población maragata, y donde ya hemos caminado 8,52 kilómetros. La parroquial de San Esteban, del XVIII, queda a mano derecha y nosotros pasamos junto al mesón El Llary el albergue privado Las Aguedas, tomando en ese momento una larga recta, de 2,5 kilómetros, en ligera subida

Camino a la salida de Murias de Rechivaldo
Este nos lleva a cruzar, con gran cuidado, la LE-142, y tomar un andadero pegado a la LE-CV-192. Cerca de media hora después, ascendiendo de forma muy tendida, pasamos junto a un área de descanso que nos queda la derecha y, acto seguido, arribamos a Santa Catalina de Somoza, donde ya hemos caminado 12,86 kilómetros, mas de la mitad del recorrido. Es un antiguo pueblo de arrieros maragatos, de recias casas con portalones de doble hoja siempre pintados de algún color primario. Un par de albergues, dotados de bar, y un mesón, nos pueden permitir un pequeño descanso si así se requiere. Atravesamos el pueblo por la calle Real y, prácticamente al final del caserío, salimos a la carretera justo donde se halla un moderno crucero sobre base de piedra
Crucero a la salida de Santa Catalina de Somoza y miembros de la Asociación caminando
Caminamos casi 300 metros por la LE-CV-192y recuperamos el andadero que va pegado a ella, que de nuevo sigue en un ascenso casi imperceptible. Caminados 16,94 kilómetros desde el inicio, llegamos al caserío de El Ganso y en él nos encontramos el famoso Cowboy bar, lugar donde algunos reponemos nuestra necesidad de hidratarnos.
 

Entrada al bar Cowboy
Pasamos después junto a una fuente pegada a la iglesia de Santiago, accediendo de nuevo al asfalto de la carretera, continuando unos metros por ella y, finalizada la localidad, nos aguarda el mismo guión: la monotonía del andadero, que en algunos tramos se estrecha y obliga a caminar muy pegados al asfalto, aunque también se ensancha junto a un pinar. Después dejamos a mano derecha el cruce a las localidades de Rabanal Viejo y La Maluenga y, tras pasar sobre el río Rabanal Viejo, abandonamos la carretera por la derecha, para tomar una senda que sube entre un robledal, avanzando pegados a una valla rematada de cruces hechas con palos, donde algunos peregrinos se detienen a colocar la suya.
Cruces de madera colocadas por los peregrinos en la valla metálica
Volvemos de nuevo junto a la carretera y vemos, a mano izquierda, el monumental roble del peregrino, conocido por el sobrenombre de carballo de Fonso Pedredo
Roble del peregrino, cerca ya de Rabanal del Camino
Seguimos nuestro camino y un poco mas adelante, también a mano izquierda, está la ermita del Cristo de la Vera Cruz, propiedad de la Junta Vecinal y, antes de llegar al asfalto de la LE-142, tomamos por la derecha para acceder, por la calle Real, al caserío de Rabanal del Camino, donde hemos caminado los 23,96 kilómetros de nuestra etapa. Una vez allí, hemos dado buena cuenta de las viandas de la comida, bien las que hemos llevado cada uno de nosotros o las que nos han proporcionado los diversos establecimientos con los que cuenta la localidad. Un bien merecido reposo, tras la comida, y una visita a la iglesia de la localidad, nos acerca a la hora de partir en autocar hacia León. Son las 18:30 de la tarde y nos despedimos de Rabanal; tras casi una hora de viaje, estamos de nuevo en la ciudad de León y hemos dada por concluida la actividad del día de hoy.
JOSE MARIA GUERRA VALLE

Reinauguración de la Ermita del Puente en Sahagún

El Camino de Santiago antes de entrar en Sahagún pasa por la sugestiva Ermita de la Virgen del Puente, llamada así porque para acceder a ella había que pasar un pequeño puente romano de dos ojos, en característico estilo mudéjar facundino.
 

 

El pasado día 25 se reinauguraron las obras de este templo que tenía adosado un Hospital de Peregrinos. 

Comenzaron los actos con una misa en el interior de la ermita y la posterior procesión llevando  a la Virgen en unas andas  al ritmo de la dulzaina. El grupo que acompañaba eran personas de Sahagún, personas de pueblos de los alrededores, el sacerdote, las concejalas y el Presidente de la Asociación de amigos del Camino de Santiago de León «Pulchra Leonina».

También se inauguró el Hito «Centro del Camino de Santiago» del artista Marín de la Red que está compuesto por la escultura de Alfonso VI, el rey que protegió y dinamizó El Camino de Santiago, vestido de guerrero y mirando hacia Sahagún.

También la escultura  Bernardo de Searic, abad benedictino que mira a los Peregrinos y sostiene en una mano una gavilla de trigo y en la otra el libro de las horas con su lema «Ora et Labora» que desarrolló la vida monástica en el gran Monasterio de San Benito. Ambas esculturas de 2,20 m de altura se elevan sobre peanas alcanzando los 3,70 m con la leyenda y escudos de ambos Es el Centro del Camino estando la villa de sahagún a la misma distancia de Roncesvalles que de Santiago de Compostela.

Terminó esta romería ofreciendo pan, queso y vino a cuantos Peregrinos pararon y a todas las personas que asistieron a esta Romería en honor de San Marcos Evangelista como marca la tradición. Un día importante para el Camino de Santiago en su entrada en la provincia de León.

Fdo: Luis Perrino

José Ajenjo, arte en el Camino

José Ajenjo es un Amigo de la Asociación del Camino de Santiago, Pulchra Leonina. A la vez, es un enamorado del Camino y en el Camino ha ubicado su Taller-museo.

José Ajenjo, escultor leonés

El otro día un grupo de socios nos acercamos hasta su Museo-Taller.

En la finca, un Santiago peregrino en piedra, se alza en su pedestal, vigilando y protegiendo el Camino, que aquí discurre por la otra acera.

José Ajenjo, escultor leonés

No es la única representación del apóstol que señorea su jardín, aquì se puede ver otro muy esbelto y de aspecto fresco, meditativo, con su libro en la mano…

José Ajenjo, escultor leonés

Y nos dijo que aún hay otro en la parte trasera de la finca, como no lo fotografiamos este día, otra vez será.

Hay allí árboles y prado. Vemos a lo lejos un simpático burrito peludo. Anuncian nuestra entrada el ladrido de los perros y unos caballos se acercan a ver quien viene.

José Ajenjo, escultor leonés

Un Don Quijote a caballo está a lo suyo, con su espada en ristre. Es una obra de Ajenjo, que debería llevarla a los Guiness, pues es la más grande que se ha realizado hasta el momento, de nuestro inmortal caballero.

José Ajenjo, escultor leonés

No lejos se encuentra una Natividad en gran tamaño, en metal, de estilo moderno.

José Ajenjo, escultor leonés

Todos estos elementos, artísticos y naturales están compartiendo espacio y sol, en este rinconcito de León.

El maestro José Ajenjo nos recibe en la verja y nos adentra en sus estancias, disfrutando de la hospitalidad, mostrándonos con todo afecto lo que ha atesorado, sus querencias de muchos años.

José Ajenjo, escultor leonés

Realizamos un recorrido sincero por la vida de este artista, desde la juventud con sus trabajos escolares, pulcramente enmarcados, de dibujo al carboncillo, para los exámenes en Madrid ante su exigente profesor, hasta su actividad profesional posterior, como imaginero de pasos de Semana Santa, al lado de Víctor de los Ríos y por separado, haciendo imágenes para varias ciudades andaluzas, así como sus muchos monumentos de obra civil.

José Ajenjo, escultor leonés

Supimos de sus comienzos. Admiramos el primer trabajo que hizo de un Crucificado, cuyos brazos fueron tallados en otra madera distinta del roble, que usó en el cuerpo, ¡porque el roble era muy caro..!

Nos habló de materiales, como el marfil, que usó para la cara y las manos de José y María y para el cuerpo de un Jesusito, mientras el resto iba en madera policromada. Consiguió así un Misterio de gran belleza.

José Ajenjo, escultor leonés

Nos mostraba o enseñaba los libros y modelos por los que estudió todos los músculos del ser humano, algo imprescindible para tallar el cuerpo de Jesús. Descubrimos que era también un buen bibliófilo.

José Ajenjo, escultor leonés

Pudimos comprobar su maestría tocando una de sus esculturas, la de Cristo en la flagelación, palpando los músculos y los huesos de la rótula. Habló de sus estudios e investigaciones, ya que una pieza escultórica es el resultado de conocimientos muy variados. En esa obra los pies de Cristo están separados por unos grilletes, algo que acostumbraban a hacer los romanos, para infringir mayor daño, evitando en la tortura, que se acercasen los pies.

José Ajenjo, escultor leonés

Con veneración nos mostró muchos recuerdos de su maestro Víctor de los Ríos, del que es conservador oficial de su obra, por mención expresa del artista.

Mientras que paseamos por la gran sala, va desgranando experiencias de su vida y nosotros vamos descubriendo otras de sus aficiones, las obras de arte en general, los grabados, óleos, muebles, libros, el Quijote, objetos que otros desechan y él recupera con tenacidad y dedicación.

Debido a su capacidad pedagógica, conserva una muestra de la escultura medieval, tal como se hacía en su tiempo. Son varias piezas, que marcan las etapas de la realización de una Virgen románica, desde la preparación de un trozo de madera, comenzar a tallar respetando los puntos más externos, la talla final, la base del color, el dorado, el trabajo del buril.

José Ajenjo, escultor leonés

Tiene una talla en madera de un Cristo yacente, en ejecución, porque hay unos escultores alemanes que vienen cada cierto tiempo a estudiar sobre ella el proceso y la continuación de su elaboración.

José Ajenjo, escultor leonés

Muchas cosas nos contó que os podríamos relatar aquí, pero lo que merece la pena es oirlo de sus labios a la vista de los objetos que él va mostrando, porque, ciudadano del mundo que es, siempre está dispuesto a recibir a los peregrinos.

Deseamos que este museo sea conocido y protegido, como se merece, pues constituye un valor incalculable para nuestra cultura y estímulo para nuevas generaciones.

José Ajenjo, escultor leonés

Podéis ver parte de su trabajo en este reportaje fotográfico, pero sobre todo, podéis contemplarlo en persona, contactando con él, al teléfono: 666331634. En mi opinión no estaría de más, un pequeño donativo para el mantenimiento del museo, creo sinceramente que la ocasión lo merece.

Unimos a nuestra entrada las siguientes informaciones:
http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Jose-Ajenjo-Vega-Escultor-De-Utopias-vn82802-vst233

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/cuando-arte-reposa-en-camino_625077.html

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/jose-ajenjo-crea-una-moderna-interpretacion-del-nacimiento_113037.html

De Sarria a Compostela, en el Puente de la Inmaculada.

Aprovechando que tenía unos días de descanso acumulados y el Puente de la Inmaculada marché hasta Galicia para andar unos días por el Camino de Santiago. Os pondré unas fotos de los lugares por donde pasé y paré.
Tomé el tren hasta Sarria, el domingo por la tarde, y llegué sobre las 7 de la tarde. Ya anochecido.

Encontré alojamiento en el albergue Casa Don Alvaro, uno de los pocos que estaban abiertos y me encontré con un ambiente fenomenal. Especialmente un grupo de peregrinos navarros animaron la velada, al calor de la lumbre, hasta pasadas las 12 de la noche.
Empezamos bien el Camino.

El primer día de andadura una etapa corta y bonita. De Sarria a Portomarín. Un trayecto muy bonito y que además tuvimos la suerte de que no lloviera nada.
Las típicas paradas intermedias, en mi caso en Mercado da Serra para desayunar, pues al salir tan temprano de Sarria no encontré nada abierto, a si que en el primer bar abierto parada y fonda.
En estas fechas casi todos los bares, mesones, albergues, etc, están cerrados. A si que si encuentras algo abierto hay que comprar lo necesario pues puedes pasarte horas andando hasta encontrar una tasca abierta.
La fuente de peregrino, y algunos rincones preciosos del Camino convertidos en muladares es lo mas reseñable de la etapa. Una buena parada en Casa Cruceiro, de Ferreiros, y después continuar de una tacada el resto de etapa. Al ser el primer día mejor tomárselo con calma.
Llegué a buena hora a Portomarin y me alojé en el albergue O Mirador, que además es restaurante. Como anochece tan pronto hay que aprovechar las pocas horas de luz para hacer alguna foto.

El martes amaneció cubierto y lloviznando así que hasta las 9 de la mañana no me puse a caminar. Después de dos horas de largas cuestas paré en el bar de Gonzar para tomar algún refresco y comprar unas latas que llevar en la mochila. En las tres horas siguientes no encontré nada abierto.
El paisaje gallego otoñal y misterioso te hace disfrutar intensamente. En Ventas de Narón paré en un merendero para descansar un poco al lado de la ermita.

Al pasar por Airexe encontramos un mesón abierto y casi todos los que íbamos caminando se quedaron a comer. Yo preferí seguir caminando hasta llegar a un albergue abierto.

En Palas de Rei tan solo estaba abierto el albergue de la Xunta de Galicia; pero aún llegué a tiempo para comer en el Mesón da Ulloa, que regenta mi amigo el chef Joan Alcalá Sanchís. Gran gourmet y gran conocedor del Camino de Santiago.
No se si habrá alguna ruta por donde no haya caminado este catalán tan andarín.
Por la noche casi todos los que estábamos en el albergue, unos 20 peregrinos, fuimos a cenar a su mesón.

La etapa siguiente, hasta Arzúa, es larga pero Melide queda a mitad de camino.
Amaneció lluvioso, aunque no una lluvia fuerte y llegando al Polígono Industrial de Melide paró e incluso abrió un poco el cielo.
Entré a conocer la popular pulpería Ezequiel, pero eran las 11 de la mañana y no tenía cuerpo mas que para unas pepsicolas. El polbo galego en otra ocasión.

Después de Melide viene un tramo muy bonito, con el paso por Raído y su puente de piedra sobre el arroyo. Después parada a visitar Santiago de Boente, que siempre está abierto al paso de los peregrinos, y un bar de A Portela para refrescarse un poco.
Aunque llueva o llovizne no por ello deja uno de sudar con la caminata y la mochila a cuestas.

Continuas por carreteras, andaderos, y pistas forestales hasta bajar al albergue de Ribadiso de Baixo, que estaba abierto en estas fechas. Este es uno de los pocos albergues de esta zona gallega del Camino Francés que funciona a base de Hospitaleros Voluntarios.
No paré mas que para hacer alguna foto pues hay que subir unas buenas cuestas y 3 kilómetros largos para llegar hasta Arzúa.

Y poco después de las 3 de la tarde ya estaba en el albergue de la Xunta en Arzúa. Pasamos la tarde charlando y tomando café o cañas en lugares tan populares como la confitería La Esquina. Para cenar elegí el Mesón do Peregrino. Estupendo.
La tarde lluviosa y la noche mas lluviosa aún.

Al día siguiente una buena chupa de agua era lo que nos esperaba. En Pedrouzo-Arca estaba casi todo cerrado, parecía un pueblo fantasma, así que continué y al anochecer ya estaba pidiendo habitación en un popular hostal de Santiago de Compostela. A Tafona do Peregrino. Se come muy bien en este establecimiento.

Aún me dio tiempo, aquella noche, para salir a tomar un chato y cenar algo por la zona del Franco; donde volví a encontrarme con los peregrinos navarros. Pero pronto para la cama que estaba deshecho.

Así pues me quedé dos días en Santiago de Compostela. La misa del peregrino del día de la Inmaculada es algo muy especial, con botafumeiro incluido.

Y después tienes tiempo para hacerte las típicas y tópicas fotos por Compostela y recorrer sus calles; que es una ciudad con un encanto muy especial.

Y nada más. Si tenéis unos días libres tomar la mochila y salir al Camino. Da igual lo que digan, que si el turismo, que si masificación, que si patatín, que si patatán.
Fuera de la temporada turística se anda estupendamente por el Camino en cualquiera de sus rutas y esta zona gallega del Camino Francés siempre tiene algún sitio abierto donde comer y dormir.
Hasta la próxima.
Si queréis ver mas fotos mías podéis pinchar en mi blog: http://caminodelasluciernagas.blogspot.com.es/