Camino de Santiago Mozarabe 14ª y 15ª etapas. Castro Donzon – A Laxe – Silleda – Dornelas.

En la madrugada del 5 de mayo, los cargados y abrigados peregrinos pertenecientes a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Leon ¨Pulchra Leonina ¨, casi agradecen el fresco que despierta sus rostros, mientras acomodan equipaje y cuerpo en un completo aútobus.

 Cincuenta y cinco, son los caminantes, la mayoría de ellos trataran de dormir, unos lo consiguen otros van a duermevela la incesante charlas de algunas compañeras, despeja su sueño.

 Tras la parada en Valcárcel, el viaje se sigue haciendo largo y serán casi las 11 de la mañana cuando demos comienzo a la etapa 14. Castro Dozón- A Laxe. Dividida como todas en dos partes.

 10 Kms. hasta A Xesta, con un tiempo excelente y andando a través de unos paisajes verde en una hermosa y primaveral Galicia. Demasiada pista asfaltada, y tras pasar Sto. Domingo otro camino asfaltado hasta Puxallos, donde nos anunciaban una moderna escultura de Santiago Peregrino. Pero ni yo, ni otros compañeros consultados la vimos. (seguramente esté fuera del camino).

 Descendemos el valle del Deza, cruzamos el río Asneiro, para llegar a A Xesta, donde los compañer@s que han comenzado aquí su andadura, nos llevan ventaja para llegar a A Laxe por caminos y paisajes parecidos a los anteriores, con subidas y bajadas, aunque no muy pronunciadas, ni de gran dificultad, pasamos el barrio de la estación de Lalín, Botos y Donsíon con bella iglesia libre de cementerio, dedicada a Sta. Eulalia,pero como casi todas las que encontramos, está cerrada. Dejamos detrás el río Garabitas y entre 14’30 y 17 horas, sellamos en el albergue y unos tomamos café mientras otros comen en el Bar Restaurant. Mª José, antes de poner rumbo a un Lalín en fiestas, por un lado la de exaltación del cocido de Lalín y por otro la del orgullo LGBT.

Nuestra fiesta está en el hotel Villanueva, donde ya duchados y descansados, algunos toman un refresco en la acogedora terraza de dicho hotel y otros aprovechamos para conocer el pueblo desde su precioso paseo fluvial de 3 Kms. de long.
 Cenamos bien y en los postres, la sorpresa. Gaita, dulzaina y tamboril entran en el salón entonando el himno de la asociación. Queimada, música y para los más lanzados unas piezas de baile, antes de irnos a la cama más contentos que unas pascuas. Una aguerrida minoría todavía se animará a asistir a la verbena popular a unos 2 Kms. de distancia.

 El Domingo poco antes de las 9’00 H. ya estamos en marcha a Silleda . Precioso camino, hace calor, pero muchos tramos vamos debajo de pérgolas naturales, encontramos agua en algunos tramos de camino. (nada que ver con las etapas anteriores). Puente románico que sirve de plató para un posado fotográfico de la mayoría andante.
 Silleda, población grande 9.000 Hb. y todos los servicios, algunos abandonan la senda para comer un buen ” pulpo a feira”. se sigue por la Nal. 525 hasta San Fiz, donde tomamos un bonito sendero, se atraviesa el río Toxa y después de esto el camino será más árido y seco, el calor hará mella en ánimo y pies, muchos de los peregrinos comerán en Bandeira, a unos 5 Kms. de la meta, que nos parecerán 10 por la hora y la temperatura.

El bus espera en el camino poco antes de llegar a Dornelas, allí tiene difícil entrar y poco después de las 16’15 horas, ya con todos reunidos y sin novedad, partimos para León con la mente puesta en las próximas etapas. Días 2 y 3 de Junio, con especial relevancia e importancia la del 3, que será cuando abracemos al Santo.
Texto . Paco Gomez Palacios.
Fotografias Marta Roman y Juanjo Robles.

Camino Sanabrés. 12 y 13 etapas. . Orense – Cea – Castro Danzón.

El reloj de la torre sur de la catedral, da la media sobre las 6 de la fría mañana leonesa del 17 de marzo y los buses parten de Santo Domingo con casi cien personas pertenecientes a la Asociación de Amigos del camino de Santiago de León ¨Pulchra Leonina¨.

La gente dormita, las nieves por Sanabria, alborotan a los viajeros que ven admirados los paisajes fronterizos de León con Orense.
 Desayuno entre las nieves del área de servicio. que aprovechamos para una guerra de bolas entre amigos. 100 Kms. faltan para Orense y el Bus pequeño sufre una avería. ( unas 3 horas) esperarán algunos compañeros, eso si confortablemente instalados en un área de servicio que los atiende estupendamente. Se incorporarán a la marcha en el 2º tramo. Tamallanzos-Cea.

Nada más pasar el puente romano de la ciudad de Orense, comenzamos a ascender, subiendo por la C/ Camiño Real. Más adelante Camiño da Costa, nos regala restos de antiguo empedrado tras unas curvas en herradura, bajo la ermita de San Marcos. (Paliza de subida). Llegamos a Sartétigos, casa diseminadas salpicadas de viñedos e incluso ovejas pastando a sus anchas.
 Salimos a una pista asfaltada. La dejamos para adentrarnos al pie del desvío a Fonte do Santo, para tomar un camino que asciende ligeramente y alcanza Oteiros da Forca. Dejamos atrás las últimas casas, siguiendo de frente, tras cruzar la carretera, bajamos por una pista de tierra y seguido a la N. 525. Un camino al borde de la nacional nos conduce a Tamallanzos. Aquí encontramos un pazo barroco y la iglesia de Santa María de base romanica.
   La mayoría paramos en Bouzas, hay bar y allí comemos el bocadillo, nos alcanzan los perdidos por la avería y continuamos todos juntos hasta Cea. Nada más pasar Sobreira, un precioso puente medieval sobre el río Barbatiño, que como casi todos los ríos españoles en estos días lleva un importante y rápido caudal, la senda ascendente que continua el camino es preciosa, pero baja casi tanta agua como el río. Andamos por los bordes entre prados y sendero, rachas de viento y lluvia dificultan aún más nuestro caminar. Pasamos por Faramontaos y Viduelo con su capilla de San Pantaleón, subimos una ultima cuesta que nos desemboca en Casanovas. Preciosa fuente xacobea con bordón y calabaza y una reconfortante indicación Cea a Kms.
 Caminamos por un encharcado y serpenteante camino entre pinos, llegamos a Cea. tras pasar el colegio y un puente bajo una vía rápida, llegamos al albergue en el que destaca un hórreo en forma de L, desde allí vemos la alta torre del reloj. Pero si algo hay que destacar en Cea es su pan. Aquí está el epicentro del pan moreno que fabrican en más de 20 hornos.

Vuelta en bus a Orense y visita guiada por la ciudad, la primera parte bajo la lluvia y la segunda ya con paraguas cerrados, pero realmente helados y los pies congelados. Visita a la catedral, ayuntamiento, edificios e iglesias importante y como no? Las Bulgas, en el mismo centro de la ciudad. Unas termas que disfrutan los ciudadanos en plena calle, a las que tienen que enfriar el agua, pues mana a unos 90 grados.
 Agradecemos la llegada al hotel y sobre todo la ducha caliente, antes de la cena en el hotel
Euroestars Auriense. Bien, sin más, confraternización, con un equipo de rubby santanderino y acaba la cena cantando todos Viento del Norte. Con más cansancio que sueño a las 23 horas estamos todos en la cama.

Sobre las 9’30 de la mañana del dia 18, estamos todos como locos por Cea buscando donde comprar su famoso pan, antes de comenzar la 2ª etapa Cea – Castro Dozón. Aquí hay dos posibilidades por el monasterio de Oseira, más larga o por Piñor más directa a meta. La mayoría optamos por Oseira para conocer su grandioso monasterio. Unos por caminos de agua que les obliga andar por los prados, también aguados pero en menor cuantía, la mayoría  hacemos por carretera los 8’6 Kms.

Hasta llegar al Escorial gallego. Monasterio cisterciense de Santa María la Real de Oseira, 43.000 metros cuadrados que acogen entre sus tres claustros y numerosas estancias, iglesia principal y capillas a 14 frailes. Miles son los visitantes que acuden anualmente a visitar esta joya.
  Pese al frío y la humedad reinante en el recinto, aguantamos estóicos 3/4 de hora de misa y 45 minutos de visita guiada. Obra maestra de la arquitectura del cister, con un marcado estilo románico ojival, con clara influencia de las iglesias de peregrinación (girola). Impresiona su sala capitular, también llamada de las Palmeras.
  Fuerte aguacero a la salida. Muchos optan por comerse el bocadillo en los dos bares cercanos al monasterio y la senda peregrinos.
 Carretera y caminos de agua nos llevan a Vilarello, Cabalediña, Outeiros de Coiras, A Gouxa y finalmente a Castro Dozón, con un restaurante cerrado y el otro que no había sido avisado. atiende como puede, pero con sus existencia da de comer a todos los peregrinos que lo solicitan. No son pocos los que visitan su iglesia y sellan las credenciales con un sello nos dicen de unos 100 años. Sobre las 17’30 embarque y 4 horas después estamos de nuevo en el punto de partida.
Texto . Frascisco Gomez Palacios . ¨Paco ¨.
Fotografía . Carmen Muñoz y Paco.

10 y 11ª etapas del Camino Sanabrés: Alberguería – Xunqueira – Orense.

En una gélida mañana de febrero, los termómetros de la Plaza de  Santo. Domingo marcan -3º, ochenta personas pertenecientes a la Asociacion de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” parten rumbo Alberguería (Orense) donde iniciarán la 10ª etapa del Camino Sanabrés.

Sobre las 11 de la mañana, tras tomar un café en el “Rincón del peregrino”, curioso albergue de donativo decorado, techo y paredes con conchas llenas de nombres, fechas y mensajes. Subimos la primera cuesta para llegar a lo alto del monte Talaviño. Continuamos pasando por las aldeas gallegas del valle Allariz, por una senda prácticamente de bajada alternando camino y carretera hasta Vilar de Barrio. Fin del primer tramo.
 Allí habían comenzado a andar, los compañeros que solo hacen la 2ª parte, algo más larga, pero casi toda de bajada, alternando también el camino (muy bien señalizado) con carreteras de 3ª, poco transitadas. Cruzamos Bóveda y Vilar de Gomareite. Aquí todos los compañeros se habrán despojado de sus chaquetas y cazadoras. El medio día es recuerdo y el despejado cielo gallego nos abriga a una temperatura, de unos 17º. Llegamos a Bobadela, pueblo con bar en una media plaza, donde la mayoría de los caminantes comemos el bocadillo, muchos al sol, las sombras son escasas aunque una gran fuente pilón de 1960, nos refresca el gaznate y la faz.
 Un último esfuerzo y 3 Kms. después estamos en Xunqueira  de Ambía. Mientras esperamos el agruparnos todos, dedicamos el tiempo, unos a ver el partido R. Madrid- Alavés y la mayoría a visitar la impresionante colegiata románica, antiguo monasterio del siglo XII, dedicado a Sta. Mª la Real. Con un claustro entre lo tardogótico y lo renacentista, magníficamente conservado.
  Sobre las 6 de la tarde salimos de la ruta, para acomodar nuestros cuerpos en el hotel Xinzo. (Xinzo de Limia). Buenas instalaciones, mejor cena e inmejorable ambiente. Terminamos todos cantando y algunos bailando.

La mayoría con agujetas, subimos a las 8’30 de la mañana al bus que nos devuelve a Xunqueira, pasan unos minutos de las 9, cuando comenzamos a caminar por carretera, tendremos tramos de camino, para volver al asfalto que será por donde más caminemos en esta etapa las OU-102 y la OU-320. Atravesamos Ponsa, Salgueiros, Gaspar, Penelas, Venda do Río, para llegar a Pereiras en un tramo con alguna subida. El bar está cerrado, aunque una fuente frente a este mitiga la sed del peregrino. Continuamos por carretera atravesando el polígono industrial de Cibrao, girando a la izquierda encontramos un paso a nivel, seguido llegamos a Seisalbo, declarado conjunto de interés etnográfico, a la cabeza su cruceiro del siglo XVIII. Tras pasar la iglesia de San Breixo, entramos en los arrabales de Orense por la Vereda Real que nos lleva a la Av. Zamora y esta a Av. Trevinca, donde esperan los autobuses . Las gentes del pañuelo amarillo se extenderá en grupos por todo el centro de la ciudad. (Queda pendiente para la próxima etapa, una visita turistico-cultural), las pulpeiras de las esquinas y las termas a la orilla del Miño, serán los destinos más buscados.
 A las 17’30 todos al bus y vuelta a León ya con la esperanza e ilusión puestas en la vuelta los próximos 17 y 18 de marzo.
 Texto . Francisco Gomez.
Fotografia . Carmen Muñoz

Camino Sanabrés: 7ª Etapa

No había amanecido la mañana del domingo 23 de octubre cuando dos autocares fletados por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago “Pulchra Leonina” emprendimos la marcha para realizar la 7ª etapa del Camino de Santiago Sanabrés, entre el Santuario de la Tuiza y A Gudiña.

Después de tomar un café para despertar del madrugón en el área de servicio de Padornelo, y por la amenaza lluvia, sacamos los chubasqueros y los paraguas, para poco más tarde comenzar la etapa cerca del majestuoso Santuario de la Tuiza, donde nos esperaban para enseñarnos las maravillas que contiene esta ermita.

Después de hora y media de ascensión en un recorrido precioso, entre las masas de helechos, castaño y roble, acompañados continuamente de incesante lluvia y muchos pasos de regueros (de esto da fe el video Juanjo), llegamos al puerto de A Canda, entrada a Galicia, para seguir por un senderos de tierra hasta el pueblo de A Canda. Dejando atrás este pueblo, nos dirigimos a reponer fuerzas a Villavella, y desde allí pasando junto a la ermita de nuestra Señora de Loreto, continuamos hasta O Cañizo para llegar a A Gudiña, final del camino de hoy, no pudiendo casi hacer turismo por la persistente lluvia.

Etapa preciosa y bien señalizada, entre bosques frondosos, que a las 18 horas, mojados pero satisfechos, dimos por concluida y comenzamos el regreso a León.​