Estadística de paso de peregrinos por León

El 20 de febrero presentamos en el Ayuntamiento de León los datos estadísticos que hemos elaborado desde los registros de paso de los peregrinos de los once albergues de nuestra ciudad. Un enorme trabajo coordinado por José Buzzi, ayudado por varios socios en “el pase” a la base de datos de los apuntes facilitados por los albergues, y que después sirve para elaborar este trabajado informe.

Las cifras reflejan que en el año 2016 pernoctaron en estos establecimientos de León un total de 52 .426 personas, sin contar los que se alojan en hostales, pensiones, hoteles y Parador de San Marcos, que se calculan en unos 12.000 más.

El alcalde, Antonio Silván, y la Concejala de Turismo, Cultura y Patrimonio, se reunieron en esta presentación con Luis Perrino, presidente de la asociación, y con José Buzzi, tesorero y responsable de este estudio estadístico que viene realizando desde hace 20 años.

Llama la atención, según José Buzzi, que León es el segundo punto de salida más importante de lo que se conoce como la Calle Mayor de Europa, solo por detrás de Saint Jean Pied de Port. También que 103 países componen los orígenes de los caminantes, siendo los italianos los que más recorren la ruta jacobea. Alemanes, franceses y, sorprendentemente, los coreanos siguen a los transalpinos, en un auténtico ‘boom’. Desde Asia también comienzan a llegar ciudadanos chinos, en un avance constante. Por contra, los españoles suman menos de la cuarta parte del total.

Como curiosidad, cuatro personas de 90 años pasaron por la capital (tres de ellos mujeres), estando la media de edad en 43 años. Los que más se lanzan a calzarse las botas de andar son los menores de 30 y los mayores de 50 años.

Os facilitamos la estadística realizada con los datos del último año en un formato breve, o si se quiere profundizar más en los datos, el estudio completo. Si estás interesado en los datos de años anteriores, aquí puedes ver las de años anteriores, y si estás interesado en más, por favor, contacta con nosotros.

OTRA FORMA DE VIVIR y DIFUNDIR EL CAMINO DE SANTIAGO

Julio, en una playa de Asturias, y disfrutando del necesario descanso después de haber caminado a Santiago con mi hija Luján desde León.

Aquí empieza la historia.

Entre baño y baño hablábamos de cómo podíamos compartir con nuestra gente esta experiencia, que había resultado tan fascinante, para ella por ser su primer Camino, y para mí por haber podido vivir el Camino una vez más, pero ahora de manera diferente, madre e hija, ¿qué mejor compañía puede desear nadie para llegar a Santiago?

Pues bien, entre todas las ideas que se nos ocurrieron triunfó la de dar a conocer el Camino de Santiago a la gente de Argovejo, nuestro pueblín en la Montaña de León, que, a pesar de estar en El Camino Vadiniense, no disfruta de su tradición peregrina.

¿Cómo haremos? Pues montando un stand sobre el Camino de Santiago en la Cata de Vino que se hace todos los años con el fin de ayudar a la mocedad en los gastos festivos.

Así que nos pusimos manos a la obra.

Decidimos el vino que íbamos a catar, y claro, no podía ser otro que el vino Peregrino, tinto y clarete, podríamos haber llegado al crianza, pero a nuestro pesar lo desechamos, ya que no habría resultado rentable para el propósito económico de la Cata.

 La tapa tenía que ser acorde con el vino, así que pensamos en un buen chorizo a la sidra sobre una rebanada de pan.
Para el montaje del stand pedimos ayuda a la Asociación de Amigos del Camino de León “Pulchra Leonina”, cuyas páginas podéis ver aquí: http://www.caminosantiagoleon.es/
http://caminosantiagoleon.blogspot.com.es
Les faltó tiempo para dejarnos todo tipo de material: fotografías, calabazas, bordón, vieiras…, hasta el traje de peregrina del que solo me atreví a usar el sombrero, porque la tapa en cuestión podía dar al traste con la pulcritud de la tela.

¡Muchas gracias por vuestra colaboración!
De la decoración del stand formaron parte una pequeña exposición de fotografías, murales sobre la vestimenta de los peregrinos en otros tiempos y la comparación con la actualidad, y frisos de banderines con la Cruz de Santiago. Incluso un eslogan que invitaba a comer, beber y caminar.
En fin, todo preparado para el gran acontecimiento.

Toda la familia colaboró en la preparación logística, en la elaboración de la tapa, en el descorche de botellas, etc. El buen tiempo unido a la gran afluencia de gente hizo que el evento, y nuestro stand Peregrino, fueran un éxito.

Si bien, la competencia fue reñida: se degustaron excelentes vinos y tapas y la gente puso a prueba su originalidad para decorar los diversos stands.

Mucha gente se interesó por el Camino de Santiago: nos preguntaban si lo habíamos hecho, desde dónde, si hay suficientes albergues, cual debía ser el peso de la mochila, si es verdad que hay tantos peregrinos por el Camino Francés y cómo van acudiendo a otros Caminos jacobeos, como al nuestro Vadiniense, que podéis ver pinchando aquí:
http://www.rutavadiniense.com/paginas/asociacion_vadiniense/asociacion.htm

 y al Viejo Camino de la Montaña de León, que podéis ver pinchando aquí:
http://rsas0010.blogspot.com.es/2014/05/el-viejo-camino-de-santiago.html
 
Se interesaron por saber de dónde eran las fotos, si es seguro para mujeres hacerlo solas y muchas cosas más…

En fin, creo que ha sido una gratísima experiencia y que mereció la pena la aventura de aunar el Camino con nuestra fiesta de Argovejo, pues ha sido una novedosa forma de darlo a conocer.

¡¡¡Nos vemos en el Camino!!!
Piedad Crespo y Luján Fernández

Mapas del ViejoCamino de Santiago por la Montaña de León

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” después de la reunión de Aguilar de Campóo, en la que se nos encomendó a cada provincia estudiar nuestra parte del ViejoCamino de Santiago, hemos retomado nuestro trabajo y hemos elaborado este mapa.

mcaminos pq-2

Aquí os presentamos los distintos Caminos de Santiago por la provincia de León. El Viejo Camino va por la falda de las montañas, pintado en color rosa.

Los mapas de las distintas etapas de este Viejo Camino las encontraréis en el documento que podéis descargar pinchando en este enlace:
https://www.flickr.com/photos/rsas0010/albums/72157663901856349/with/24121694509/

Corresponden con los datos que distintos autores han ido señalando desde los comienzos de la peregrinación, en aquellos primeros años después del 815, fecha del descubrimiento de la tumba del Apóstol, en que el rey astur-leonés Alfonso II el Casto y luego sus sucesores, fueron organizando puentes, calzadas, y monasterios de acogida para todos los peregrinos que acudían desde la Europa cristiana.

A través de varias  conferencias, así como Las etapas  e Historias publicadas en el periódico La Nueva Crónica de León y la Guía del Viejo Camino  así como nuestras experiencias en el caminar este Viejo Camino que hemos efectuado a lo largo de los tres últimos años y que podéis leer en este blog…tenéis documentación suficiente para comprobar la veracidad de este recorrido.

30ª Historias y leyendas del Viejo Camino de Santiago. Cacabelos

30ª Historias y leyendas del Viejo Camino de Santiago por la provincia de León
Rosa Fadón y Rafael Cid
 
En Cacabelos hicimos un alto donde mataron al lagarto
Cuando un peregrino nota que algo no encaja, sólo investigando encontrará respuestas.
Acompañados por nuestro amigo berciano David González, detuvimos nuestros pasos junto al embalse de Bárcena para releer los viejos libros e imaginar lo que se contemplaba antaño, que hoy se encuentra sumergido. El actual nivel del embalse nos impidió fotografiar el puente romano por el que los peregrinos cruzaban.
D. Augusto Quintana, que anduvo por aquí antes de la construcción del embalse, dice en sus citados Temas Bercianos que la iglesia de Bárcena conservaba una portada románica con arco de medio punto y ornamentación interesante, con un capitel muy finamente tallado y que había una virgencita sentada con niño que podía ser del siglo XII. 

Escribe el Abad Gundisalvo cuando relata la peregrinación de la reina Leodegundia en el año 902: “Bajamos (de la Virgen de la Peña) y por Bárcena fuimos hasta el Río Cúa donde vimos muchos majuelos de uvas que hacen muy buen vino que consumen muy curado, por beber mucho alguien se emborrachó” Del Vexu Kamin de Julián González.

¡No cabe duda, el Bierzo se despliega ante nuestros ojos como un auténtico paraíso de la naturaleza!
Se cita un monasterio en el Tumbo Negro de Astorga cuando el abad Vannaldo recibe una donación en el 962. Incluso Yepes en las Crónicas de San Benito IV fol 273 aventuró que podía tratarse de un monasterio dúplice. D. Augusto cita otro monasterio de San Julián en el año 1101 pero en el 1129 se aprecia el declinar del Viejo Camino y Bárcena queda reducida a simple parroquia. 
Miramos al embalse y dedicamos un recuerdo a todas las familias que dejaron sus hogares y antepasados bajo las aguas que en el año 1958 inundaron su pueblo. Siempre ha sido así, unos se sacrifican por otros, abandonan sus raíces para que otras gentes recibamos un beneficio sin ni siquiera apreciarlo. “Bajos las aguas del Sil” es un libro que lo recuerda y la Asociación de Romeros de Bárcena y Posada del Río trata de mantener viva la memoria colectiva y trasmite algo mágico al hablar de sus recuerdos hoy ahogados.
Al llegar a Cabañas Raras, Pepe nos lleva con Aquilino Guerra, el autor del libro “Las Cabañas del Portier de Don Fernando” que trata de la historia de este pueblo, que así se llamó en otros tiempos. Con las indicaciones de Pepe y Aquilino encontramos uno de los dos puentes romanos que aún se conservan. 
D. Aquilino se reconoce como un cabañés sentimental que lleva a su pueblo en el corazón. En su libro ya en el capítulo primero trata de la vía romana, los puentes de Cabañas, el puente de Congosto y el Camino Viejo de Santiago. También recoge una leyenda, sobre un grupo de los primeros pobladores, que fueron pastores procedentes de las Alpujarras granadinas, que llegaron con sus ganados y se asentaron en cabañas de madera y barro distribuidas en los barrios del pueblo para aprovechar mejor los pastos. En 1568 tuvo lugar la rebelión de las Alpujarras, cuando los sublevados fueron vencidos, más de 80.000 moriscos fueron repartidos por toda la península hasta que en 1609 Felipe III decretara su total expulsión. El nombre de Portiel hace referencia al portazgo o aduana que existió en los puentes, lo de Raras se debe a su organización en barrios alejados y lo de Don Fernando… ¿alguien sabe quién era? D. Aquilino aventura que podría tratarse del tercer Señor de Arganza.
Antiguamente utilizando esta Calzada romana, los peregrinos entraban en Cacabelos más hacia el norte que en la actualidad, donde se encuentran los restos arqueológicos de la Edrada, cerca del cementerio. 
Nosotros llegamos muy de mañana, estaba casi todo cerrado y paramos a la puerta de un conocido restaurante de la localidad. A mis acompañantes les conté que en aquél lugar había una tradición: “convidar” a los peregrinos que por allí pasaban con un trozo de empanada y un buen vaso de vino de la comarca para reponer fuerzas. De repente, al otro lado de la cerrada puerta, sonó una voz que decía: ¡ Y lo sigue siendo. Pasen Vds. por favor…! Estábamos en La Moncloa. Mis amigos y yo cumplimos con la tradición peregrina, a la vez que pudimos ver la fabricación artesanal de los riquísimos pimientos y castañas del Bierzo y reponer nuestras mochilas de chorizo y recuerdos.
Después contamos una leyenda de Mario Roso de Luna, que a pesar de sus varias carreras universitarias pasaría a la historia como el mago de Logrosán y afamado teósofo, así como es conocida la anécdota del enfado con Valle Inclán por no quererle encontrar algún tesoro… Roso de Luna visitó Cacabelos comisionado por un periódico para observar el famoso eclipse de luna y aprovechó para escribir la leyenda del lagarto.
El culebro de Cacabelos era un ser monstruoso que aterrorizaba a la población.
Este culebro era un lagarto monstruoso que aterrorizaba a los aldeanos, al comer sus vacas, ovejas y todo lo que se pusiera por delante. Los vecinos se unieron para darle caza y consiguieron matarlo junto a su cueva, que estaba donde el cementerio. Cuando entraron encontraron la talla de una virgen románica, que llamaron la Virgen de la Edrada. Quizá el nombre le venía de la Hiedra que la rodeaba o del termino “estrada” ya que el lugar se encontraba junto a la vía militar o estrada. Le construyeron allí una ermita en la que rezaban los peregrinos del Viejo Camino, que cruzaban el río por un puente hoy desaparecido y ascendían por la vaguada de la Sellana hasta la iglesia de San Martín de Pieros, consagrada por el obispo Osmundo.
Las razias musulmanas destruyeron estas tierras que en el siglo X Bermudo II dona al monasterio de Carracedo. En el año 1108 el arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez, reconstruye la ciudad y erige la iglesia de Santa María, que hoy conserva su viejo ábside. La rehabilitación consolidó su importancia jacobea, pero supuso un desacuerdo con el obispo de Astorga, pues se hallaba en territorio de su diócesis. La disputa concluyó con la donación de la villa por Alfonso VII a la archidiócesis de Santiago en 1138, a la que perteneció hasta 1890. Se salvó así este enclave que pertenecía al Viejo Camino de Santiago y allí accedió el Camino Francés, que poco a poco fue predominando. Como la Edrada fue perdiendo fieles se trasladó la imagen de la Virgen al centro de la villa, a la iglesia de Santa María que la conserva en el óculo, pero no es la original, pues la han cambiado por una copia, ¿quizá para confundir a los amigos de lo ajeno?
Otra curiosidad que cita Roso está a la salida de Cacabelos en la iglesia de la Virgen de La Quinta Angustia. La devoción popular sintetizó los 7 dolores que padeció la Virgen: el 1º cuando la profecía de Simeón, 2º en la huida a Egipto la 3ª El Niño Jesús perdido en el Templo 4ª Jesús con la cruz a cuestas. La 5º Agonía y muerte en la cruz. La 6ª Descendimiento a los brazos de María y la 7ª Sepultura de Jesús y Soledad de María. ¿Por qué os digo todo esto? Pues porque cuando un peregrino nota que algo no encaja, sólo investigando encontrará respuestas. Quiero decir que si os fijáis la imagen venerada no representa la Quinta si no la Sexta Angustia. El seis es el número de la perfección y enseguida encontramos, el cinco y el cuatro, que se hallan en la simpática Imagen del niño Jesús jugando a las cartas con San Antonio. Se cree que es una alegoría templaria en la que se intercambia el cinco de oros por el cuatro de copas. El Niño da el oro del conocimiento iniciático al recoger el cuatro de copas, símbolo de pasiones mundanas que nos impiden avanzar.
Y cantando una coplilla os dejamos:
“Al entrar en Cacabelos
lo primero que se ve
la Virgen la Quinta Angustia
con los molinos al pie.”
Blog de Excursiones de Rafa y Rosi
Blog de Asociación Camino Santiago de León“Pulchra Leonina”

Foto 1: Rafael Cid: Viejo Camino bajo el embalse de Bárcena
Foto 2: Rafael Cid: Virgen de la Edrada
Foto 3: Rafael Cid: El Niño Jesús jugando a las cartas con S. Antonio

El Viejo Camino de Santiago dará que hablar en la capital de España

La Asociación del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” se desplaza hasta Madrid, llevando en su mochila peregrina los recuerdos del recorrido de las 13 etapas que se realizaron durante estos tres años por el Viejo Camino de Santiago en las Montañas de León.
Aquí os dejamos el artículo de la etapa inicial de este Viejo Camino de Santiago.Ya hablaremos a nuestro regreso de la conferencia en la Casa de León en Madrid.

0 Velilla río Carrión

Para que lo leáis más cómodamente pinchad aquí

Procuraremos dejar el pabellón leonés muy alto, para que el Viejo Camino lo conozcan nuestros paisanos de la capital.

Foto y texto de Rafael Cid y Rosa Fadón

Sembrando el Camino de Villavante a Santibañez de Valdeiglesias

Sembrando el camino 2015

Sembrando CaminoSantiago,15
Hoy hemos realizado una de las actividades mas bonitas de las que organiza La Asociación Amigos del Camino de Santiago de León. Consiste en sembrar un tramo del camino con semillas de distintos arboles autóctonos para que fructifiquen y den sombra a los futuros peregrinos. La etapa iba desde la localidad de Villavante, fin de nuestra siembra del pasado año ( Podéis ver los recuerdos en nuestro blog) hasta Santibañez de Valdeiglesias.
Llegamos a Villavante y recordamos que el año anterior los hospitalarios vecinos de esta localidad habían dejado el listón muy alto. En este pueblo se celebra anualmente un famoso encuentro de campaneros de toda España que desde hace veintitantos años acuden a la llamada con el fin de evitar que esta tradición desaparezca.
Algunos socios subieron a la espadaña, por su curiosa escalera de caracol, hecha con buenos troncos de madera incrustados en los estrechos muros de la torre. José Miguel y Ceferino nos obsequiaron en aquella ocasión con una sesión de toque de campanas aunque hoy no sería correcto despertar a los vecinos pues llegamos al pueblo a las 9 de la mañana. También entonces nuestro compañero Andrés interpretó en el “armonio” algunas piezas. Mientras nosotros contemplábamos las imágenes entre las que se encontraba un Ecce Homo de la escuela de Salcillo. Tocó unos villancicos y más. Lo hizo tan bien que ya está subido a youtube. https://www.youtube.com/watch?v=0uc2Dyyyb_s
Sembrando CaminoSantiago,15
Nos dijeron que en Villavante hay un barrio llamado del Palacio, porque aunque nadie ha visto edificio alguno, los cimientos indican que allí ha habido un edificio importante. Pues bien, vecinos del pueblo movidos por la curiosidad, han tratado de investigar en los archivos del Ayuntamiento, en los de León y hasta han llegado a los de Madrid, consiguiendo información de que antiguamente un rey mandó construir un albergue, para que pudieran descansar los peregrinos que iban hacia Santiago, y al haber sido construido por un rey se le dio el nombre de palacio.
Sembrando CaminoSantiago,15
Disfrutábamos de un día esplendido para comenzar la siembra por el camino que transcurre entre la via del tren y un molino actualmente convertido en hotel. Sembrando seguimos hasta llegar al Puente de Órbigo, desde donde contemplamos el majestuoso río del mismo nombre, escenario de tantos sucesos famosos de nuestra historia.
Imaginamos la batalla de Urbico entre el rey de los suevos, Reciario y los visigodos al mando de Teodorico II, allá por el año 452. La misma ribera, mucho después, fue escenario de la que tuvo lugar entre los Ingleses de Moore, que perseguidos a uña de caballo por franceses, hacen saltar por los aires varios arcos del puente, durante la guerra de la Independencia de 1808.
Isidro siempre feliz
Volviendo hacia atrás, por el túnel del tiempo de la memoria, recordamos que por aquí pasaría César Augusto, el victorioso emperador romano, intentando pacificar Galicia para explotar después la riqueza aurífera del noroeste de España.
Según la leyenda, también caminaría por aquí el emperador Carlomagno, peregrino pionero del Camino de Santiago. Personas de todo rango y condición ennoblecieron con sus pasos el lugar, Dante Alighiery, soñando mientras escuchaba el rumor de estas aguas, con escribir la “Divina Comedia” y Francisco de Asís, propagando su Cántico de amor…y hasta yo, cuando por los años 70 me destinaron a la oficina de Veguellina perteneciente a la hoy desaparecida Caja de Ahorros de León.Pe ro, por lo que en realidad se hizo famoso este puente fue por las Justas Medievales del Paso Honroso, que organizó del caballero leonés D. Suero de Quiñones.
Sembrando CaminoSantiago,15
Cuenta la historia que el caballero D. Suero, al no conseguir el amor de una hermosa dama del lugar, prometió ayunar hasta que ella le otorgara sus favores. El tiempo pasaba y como la promesa era muy dura para un caballero con las obligaciones de la época, pidió licencia al Rey Juan II para cambiar la penitencia por otra más acorde con sus virtudes.
¿Sabéis en que consistió la nueva prueba? Pues ni más ni menos que se ofreció a que por el puente sobre el río Orbigo, lugar obligado para ir en peregrinación a Santiago, no pasaría caballero alguno sin entregarle el guante de su dama o romper una lanza en singular combate, con D. Suero y sus compañeros. Y esta penitencia debería repetirse hasta que se rompieran ¡Trescientas lanzas!.
Como podéis suponer, la noticia corrió como la pólvora, acudiendo a ese lugar no sólo caballeros peregrinos, si no también gentes deseosas de fama y aventura. Los torneos se sucedieron y cada vez acudía más gente a conocer de primera mano a D. Suero y sus mantenedores.
Yo me imagino que el cuello de botella que se formó en el camino sería como la entrada a Madrid el día uno de agosto cayendo en viernes. Quizás por esto o tal vez por celos de las otras ciudades del camino, hicieron presión ante el rey, el cual finalmente otorgó la dispensa al penitente. Era el 12 de julio de 1434 y no se habían roto 300 lanzas pero sí 176 cuando D Suero y los suyos marcharon por el Puente sobre el Órbigo en pos de diferentes aventuras.
Sembrando CaminoSantiago,15
Por este mismo puente que ahora transitamos nosotros camino de Villares, continuando con nuestra siembra. En Villares de Órbigo pasamos ante la iglesia parroquial, un edificio de estilos románico y barroco, que en su interior alberga una hermosa talla de madera de la Virgen del Carmen, acompañada de una valiosa cajonera de castaño y roble. Preside la Imagen del Patrón Santiago. La Iglesia fue construida en la primera mitad del siglo XVIII, es de planta rectangular, en forma de cruz latina.
Villares de Órbigo
El primer libro, del que hay constancia en su archivo parroquial, es el Libro de Cuentas que incluye los años 1607-1676. Comienza con la visita pastoral, en el año 1607, que realizó el Sr. Obispo de Astorga D. Antonio Decares. Celebró el Sacramento de la Confirmación. Por dicho libro conocemos que el sacerdote de la parroquia era D. Fernando Vaca de Reinoso. y que había también un capellán de Santa Catalina, D. Isidro Gutiérrez. Mandó el Sr Obispo que se realice un inventario mediante el cual conocemos los objetos de culto y sus precios.
Villares de Órbigo
Como estaban en misa a nuestra llegada nos dio “corte” hacer fotos, pero sí pudimos admirar el retablo grande, que está en el altar mayor. Se hizo en el año 1693 y fue dorado por Leonardo Sánchez en el 1717 y tardó 5 meses con tres oficiales. Su arquitectura está profusamente decorada mediante guirnaldas y elementos vegetales, las calles se enmarcan mediante columnas salomónicas dobles en el cuerpo central, componiendo el primer cuerpo un sotobanco con sagrario diferenciado cuidadosamente y el cuerpo principal.
Villares de Órbigo
En la hornacina central se encuentra la imagen de Santiago Matamoros a caballo, que en el sombrero lleva la concha de peregrino, es de madera de nogal y se hizo en el año 1630. A su derecha la imagen de San Roque con las conchas de peregrino y a su izquierda San José con el niño estas imágenes son de madera. En el cuerpo superior la imagen de Cristo Crucificado sobre un fondo pictórico donde se representa el calvario. Sobre la hornacina en un primer plano encontramos la imagen de la Virgen entronizada con el niño: “La Virgen del Carmen” de época románica. Tratando de no llamar mucho la atención de los feligreses nos acercamos a otro retablo en el que está representado San Antonio de Padua.Otro más en el altar de Santa Catalina, cuya imagen es de bulto redondo y las tablas pintadas a pincel con las imágenes de la santa, San Bartolomé, San Lorenzo, San Bernardino y otros santos.
Siguiendo el camino aún pude fotografiar a Dani sembrando frutales en un área de descanso compuesta de fuente y bancos todo ellos de piedra. Mientras estuvimos alli pasaron junto a nosotros un peregrinos oriental, una pareja de austriacos y otro extremeño con el que nos habíamos cruzado en Hospital.
Sembrando CaminoSantiago,15
Santibáñez de Valdeiglesias y Valdeiglesias se encuentran posicionados geográficamente en el llamado “Valle de las Iglesias”. Quizás por su posición geográfica, por su tránsito Jacobeo o porque hubo varias iglesias en el entorno.
De Santibañez, destacamos su iglesia parroquial de finales del XIX, que nos mostró amablemente Sofia mientras nos explicaba los cambios sufridos en el pueblo durante los últimos años. La torre de estilo defensivo por la protección que en su día debió prestar dada su envergadura, para mantener la vigilancia, la iglesia está bajo la advocación de la Trinidad, lo que hace suponer a algunos expertos que en este lugar estuvieron asentados los monjes trinitarios, bastante activos en la atención a los peregrinos desde el siglo XIII.
Santibañez de Valdeiglesias
Consta de una sola nave con techumbre plana, destacando en sus paredes interesantes retablos dorados que guardan buenas tallas, como la de San Roque. Al exterior presenta una elevada espadaña, que aloja dos campanas.
Santibañez de Valdeiglesias
Muy cercana a la iglesia se encuentra una curiosa fuente soterrada, a cuya fresca agua se accede descendiendo trece peldaños. Bebimos en el bar un exquisito vino de cosecha de las viñas que todavía se cultivan en el pueblo, hace años vendian tambien la uva pero en la acualidad escasea la mano de obra que quiera trabajarlas.
Pregunté también por el laberinto de maíz que se realizaba en las afueras del pueblo y que suponia una interesante atracción turística para la localidad, pero ahora ya no continuan haciendolo. En el mes de agosto Santibáñez de Valdeiglesias, más bien sus afueras, se conviertian en un inmenso laberinto, el más grande del mundo, El laberinto de Maíz. Este monumento natural cambiaba cada año de fisonomía y temática y en su centro se escondia un enigma, que los que recorren el laberinto y llegan hasta él, tienen que resolver. Este proyecto fue promovido en su día por la Junta Vecinal del pueblo y llevaba realizándose varios años, siendo declarado de Especial Interés y Repercusión Turística Regional por la Dirección General de Turismo de la Junta de Castilla y León. Ahora alquilan los terrenos a un ganadero que cuida sus rebaños
Santibañez de Valdeiglesias
Se dice que el origen del Laberinto de Maíz, juego y reclamo que el pueblo de Santibáñez de Valdeiglesias ofrecía cada año, está relacionado con el Camino y el juego de la oca y que Santibáñez seria la casilla 42 de dicho juego, o sea el laberinto. Para que no os quede mal sabor de boca, en esta página podreis ver alguno de sus dibujos:
Santibañez de Valdeiglesias
Desde aquí volvimos a Hospital de Orbigo y para terminar la jornada, degustamos una exquisita comida de hermandad. Al finalizar el Coro de la Asociación entonó varias canciones dirigido por Conchita que tocaba el acordeón.
DSCF2893
Luego trató de entrar en el acompañamiento Gabriel, tocando la gaita y animado por su madre Amor y las muchachas que querían bailar unas jotas, surgieron las canciones tradicionales de León que todos los comensales canturrearon y a las que acompañó Rosi con la pandereta mientras Rosa Gomez dirigía con la letra de las canciones.
Baile con castañuelas
Un final alegre para una jornada de hermandad.
Hospital de Órbigo
Texto y fotos de Rafael Cid y Rosa Fadón

Etapa inicial: De Velilla del río Carrión a PuenteAlmuhey, Viejo Camino de Santiago

Hacer esta etapa era una asignatura pendiente. Cuando empezamos a investigar el “Viejo Camino de Santiago” los amigos de la Asociación Pulchra Leonina fuimos a Guardo y por Cegoñal llegamos a Puente Almuhey. Los miembros de la Asociación de Vizcaya marcaron la ruta por Valcuende y aunque ambos me pillaron de novato, releyendo el Documento que narra la peregrinación de la reina Leodegundia en el año 902, que recoge el libro del “Vexu Kamin” de Julián González Prieto, que nos ha servido de guía para marcar la antigua ruta medieval, llegué a la conclusión de que el recorrido histórico de los magnates navarros pasó a los pueblos de nuestra provincia de León por más arriba, tal como allí se indica: “Y descansaron en el monasterio de San Román de Entrepeñas y mas cerca otro pueblo con muchas aguas que curan y llaman Velilla”.
 
Velilla-Caminayo-Morgovejo-PteAlmuhey

Así que nos dirigimos a Velilla para desde allí rastrear el Viejo Camino siguiendo las pistas que nos da el libro: “Pasando junto a una loma que llaman Morra de Santiago y la ermita de nuestro patrón y más abajo el monasterio, me dijeron haber visto los aluches por unos prados. Estaban en el corro, todos con madreñas, los de Morgovejo y Prioro y dentro del corro los mozos de ambos pueblos agarrados trataban de tirarse y pudo uno de Morgovejo que no cayó. Dieron convite a los perdidos y sus gentes y me dijeron que mientras duró unos se bañaron en las aguas que manan por allí. Y llegaron a Puente Almuhey donde se cuida a los peregrinos”.

De aquí se deduce que de Velilla vienen a Caminayo, por una amplia vía por el monte, que actualmente se llama “de las minas” porque por ella iban los mineros a su trabajo, hasta las de Velilla.
Por esas casualidades del destino, que tanta gente dice que no son casualidades sino destino puro y suave, fuimos acompañados de un guía de excepción, Zosi el presidente del pueblo de Caminayo, pueblo, que por su proximidad con la Morra de Santiago marcará nuestro siguiente punto en el Viejo Camino.

Puente de Velilla

En Velilla del Río Carrión hicimos la foto de rigor junto al puente medieval construido sobre otro romano del que se conserva un solo arco, los otros dos se los llevó una riada en 1912.
No visitamos las fuentes Tamáricas que ya cita Plinio el Viejo y que se vienen situando tradicionalmente en La Fuente Reana, posiblemente una corrupción de “Romana” ¿la razón? Es de mal agüero intentar visitarlas cuando no corre el agua como le sucedió al legado Larcio Licinio que después de su pretura fue a verlas cuando no corría el agua y murió a los siete días. Aunque muchas personas las visitan cada día sin que las pase nada y si no vas a mirarlas jamás sabrás cuando tienen agua.

La fuente también puedes verla en internet, tiene tres arcos de piedra y seguro que a los antiguos cántabros les impresionaba el ruido subterráneo para empezar a manar. Después, al perder presión el sifón se seca casi instantáneamente. Al ser un lugar de culto fue cristianizado con una ermita, la de San Juan de las fuentes divinas, siguiendo la tradición de relacionar el agua con San Juan Bautista.

reana

Pero ¿por dónde siguieron su camino los peregrinos de nuestra historia? Volviendo al “Vexu Kamin” de Don Julián González: “Pasaron junto al lugar que llaman Morra de Santiago y la ermita de nuestro patrón y mas abajo el monasterio” 

El lugar de la Morra y el Hoyo de Santiago existen como topónimos, próximos al pueblecito de Caminayo, así que allí dirigiremos nuestros pasos y los símbolos jacobeos nos lo atestiguan desde la iglesia.

DSCF2479

La senda va cogiendo altura suavemente y es amplia. ¿sería en tiempos una calzada romana? Nuestros peregrinos medievales dicen que iban “siempre por senda romana” y ya nos había advertido el padre Martíno que durante las guerras cántabras los romanos construyeron multitud de calzadas de conquista por las montañas, para desde lo alto hostigar a los montañeses, hasta rendirles…sería como lo que salvando las distancias llamamos cazar al hojeo.

DSCF2536

Nos desviamos para subir a lo alto de la Collada, llamada Torre Magalana, donde se encuentra el Hito, o Fito nombrado cariñosamente Tío Pinao.

Fito de Torre Magalana

Desde aquí se ven todas las bajadas de la Vía, hacia Valderrueda, a Morgovejo, a Caminayo… Se ven las explotaciones mineras, hoy fuera de uso.

Velilla de Guardo

Al fondo Velilla, la térmica, Guardo…

montes de Caminayo

También teníamos una magnífica panorámica sobre todas las montañas alrededor, desde Espigüete, Las Pintas, PeñaCorada…

Desde Torre Magalana

Sobre aquella montaña se divisaba un río fósil, según nos indicó Zosi.

montes de Caminayo

Contemplábamos los montes tapizados de robles y hayas… Era maravilloso, con el valor añadido de que en esta época del año tuvimos ocasión de escuchar la “Berrea” de los animales en celo.

Bosques de Caminayo

Caminayo es el pueblo donde como antes dijimos viven Zosi y su familia que nos acogieron con esa cordialidad que saben hacer las gentes de la montaña, nos enseñaron la iglesia con su pila bautismal que se trajo de Santa María de Mental, una casería que en lo civil pertenece a Prioro y en lo eclesiástico a Caminayo. También posamos en el arco románico de la iglesia.

Puerta iglesia Caminayo

Estamos también en deuda con D. Matías Diez Alonso por su libro “Las cabeceras del Cea” pues no nos cansamos de estudiar su copiosa información. Explica Don Matías de dónde procede el nombre de Caminayo, si procede de Kaminia, significa horno para hacer leña, pero también puede derivar de un camino difícil. Finalmente la acepción que más nos gustó fue la que procede de las Caminae, las ninfas romanas de agua, que a buen seguro habitan en las cuevas, que hay aquí y que la leyenda cuenta que están esperando ser rescatadas por algún mozo del lugar en la noche de San Juan.

Nuestros pasos se detuvieron frente a una de las alcantarillas del pueblo, que ostenta la concha santiaguera que señaliza el Camino Jacobeo.

Alcantarillado de Caminayo

Pero lo que más nos impresionó fue la copa concejil que aún se conserva, que lleva la inscripción “Soy de la billa de Caminayo año 1726” todo un honor pues por ella bebían antiguamente los regidores y los de estado noble, mientras los del estado general lo hacían por un cuerno de toro, que no se conserva. Quedan algunas copas concejiles más en la provincia, pero ninguna tan bonita y cuidada como esta.

DSCF2551

En Caminayo se conservan las tradiciones, pues llevábamos la referencia de preguntar por Felipe, que nos informaría de todo y allí encontramos a toda su familia dispuesta a ayudarnos. Zosi nos habló de una cueva que en realidad era una mina que atravesaba la montaña por debajo sin tener que subir a la cresta como lo hicimos nosotros, de la cuevona donde están las janas con sus tesoros… aunque el verdadero tesoro es la amistad que nos brindan estas gentes.

Begoña nos llevó hasta la casa de Jesús y con su familia hablamos de caminos, fósiles, topónimos, leyendas y de la historia del cura de Besande, fusilado cuando la francesada.

Nos hubiera gustado seguir más tiempo con nuestros amigos, pero el día sigue y los peregrinos tendremos que seguir hasta el siguiente pueblo, eso sí ya no tenemos que hacerlo como indican nuestros viejos pergaminos:

“Los muchos peregrinos que vienen por los montes dijeron que iban muy juntos por los lobos y los osos que atacan a los que van solos”

porque íbamos protegidos por Roy el perro de Zosi que también tuvo la deferencia de acompañarnos en todo el trayecto.

DSCF2539

El siguiente pueblo con el que nos encontramos es Morgovejo pero antes a nuestra izquierda aún se conserva el topónimo de Thorales donde hubo un monasterio, creemos que es este al que se refiere el documento de Leodegundia que hemos citado más arriba.
Morgovejo tuvo preceptoría donde se educaron militares, juristas, médicos y seminaristas. De nuevo leyendo a Don Matías nos enteramos que “Morgo” es piedra dura y “Veio” blanco o brillante y efectivamente así son sus montañas, refulgiendo al sol. No lejos de aquí hubo un castro celta con fundición de hierro y los restos de un castillo medieval, el de Peñafiel hoy Valdecastillo.

Morgovejo

En Morgovejo charlamos con Delfina y su marido, que nos orientaron hacia el puente de Villaescusa y con Pepe, que nos dio cuenta de varias personas del pueblo que estarían encantadas de charlar con nosotros sobre la historia del lugar. En la plaza de la iglesia estuvimos con dos mujeres y una de ellas, Mercedes nos recitó : Por haber crecido tanto/ te llaman castillo viejo/ si llegas a crecer más/ la torre de Morgovejo.

Efectivamente aún se conserva un rumboso torreón para subir al campanario de la Iglesia.

iglesia de Morgovejo

La Iglesia no pudimos admirarla por encontrarse cerrada a cal y canto ¡Otra vez será! Sabemos de sus magníficos retablos por los libros de arte. De hecho aquí deberíais admirar la foto del Beato Juan de Prado natural de este lugar, martirizado por el sultán de Marruecos cuando se encontraba allí de embajador. Mercedes sentía que su breviario esté en Liegos y muy celosamente lo acompañan los vecinos si viene al pueblo en alguna ocasión.

Desviamos nuestra ruta para visitar el puente de Villescusa donde existió un poblado entre Morgovejo y Las Conjas, enclave geológico de espectacular belleza y posiblemente fuera lugar obligado de paso antiguamente.

Puente de Villaescusa

Por este puente don Manuel Rabanal hace pasar la calzada romana al Pando. En este entorno se bañarían los peregrinos del cortejo de Leodegundia pues así dice el Documento:

“(aluches) … y pudo uno de Morgovejo que no cayó. Dieron convite a los perdidos y sus gentes y me dijeron que mientras duró unos se bañaron en las aguas que manan por allí”

Cerca se encuentra el balneario, uno de los más importantes de la provincia de León, imaginando a las gentes de la “belle epoque” aunque ya se conocía en la época de las thermae publicas de los romanos. Hoy su soledad impresiona.

Balneario de Morgovejo

El Camino sigue a Valderrueda, donde admiramos su emplazamiento escalonado en la montaña aprovechando el sol.

Atrio iglesia de Valderrueda

La iglesia conserva el portalón en el que se acogía los peregrinos en aquellos tiempos medievales, en los que eran llamados “los santos” por haber renunciado a su casa y bienes, para caminar pobremente en busca del Apóstol, intercesor ante Dios, que le prestaría ayuda en sus necesidades. Nos gustó la casa rectoral junto a la iglesia, con cubos amurallados y fuertes paredes de piedra y a la entrada el escudo de los Valbuena.

Valderrueda

El pueblo tiene tres barrios: las viñas, el de abajo y la vega. Cerca del puente de entrada se encuentra el Santuario de la Virgen de la Vega, pero el tiempo se nos echa encima… así que caminamos sin más paradas hasta Puentealmuhey, donde dice el relato que acogían a los peregrinos.

La siguiente etapa va por el valle del Tuéjar siguiendo los pasos de Leodegundia que encontramos en el Documento:

“Llegaron a Puentealmuey donde se cuida a los pergrinos. Caminaron por San Martín y las Fuentes a la vera de Peña Corada hasta el río Esla que por Mercadillo pasaron”

Podéis encontrar el relato de las etapas del Viejo Camino de Santiago pinchando en este enlace de
nuestra Guía del Viejo Camino de Santiago por la Montaña de León.

Podéis ver el reportaje fotográfico de esta etapa pinchando aquí.

Foto y Texto de Rafael Cid y Rosa Fadón

Guía del Viejo Camino de Santiago en la provincia de León

Os presentamos un camino antiguo, el Viejo Camino de Santiago, Camino de la Montaña o Camino Olvidado, ruta medieval, al pie de las montañas de la cordillera cantábrica, que resurge hoy en día como si entráramos en un túnel del tiempo, metiéndonos en la mentalidad del hombre medieval.
Fasgar
Porque es esta una vía de peregrinación que se usó tras el hallazgo de la tumba del Apóstol Santiago, en los años próximos a aquel 813.
Cuando aparece la tumba del Apóstol aumenta la devoción en todo el mundo cristiano, promovida por los reyes, Alfonso II el Casto, el gran difusor, o Alfonso III el Magno, el gran repoblador de estas tierras leonesas, entre otros. Vienen peregrinos de todos los puntos de España y de la Europa Cristiana.
Se diseñó el Camino a la orilla de las montañas, huyendo de la amenaza árabe, amparados los peregrinos por los nobles encargados de la repoblación, al calor de monasterios y hospitales.
Los peregrinos recorren el Viejo Camino caminando sobre las calzadas romanas, trazadas durante las guerras contra cántabros y astures en la dominación romana y los cuatro siglos de su posterior estancia en la Península Ibérica.
Investigadores de las huellas romanas, como el P. Martino o Siro Sanz, nos muestran las innumerables calzadas, que fueron trazadas en la conquista, nos hablan en sus libros de restos arqueológicos, Vadinienses, topónimos y puentes de origen romano.
Hay libros que citan  las peregrinaciones de reyes y nobles, documentando esta ruta medieval.
Valdorria
Nosotros seguimos un documento, que se incluye en el libro Vexu Kamin, de Julián González. Fue escrito en latín, el año 902 en carta del abad Gundisalvo, del desaparecido monasterio de Viseo, próximo a la Valdorria leonesa, a su fundador San Froilán y se tradujo a la lengua de aquí por el monje Valerio en el 1002. 
Narra la peregrinación a Santiago, del cortejo real de Leodegundia, hermana del rey Alfonso III el Magno, casada con García rey de Pamplona, desde donde inician la peregrinación. El texto va puntualizando la ruta y las curiosidades del viaje, como un predecesor del Códice Calixtino.
Pendones, SFroilán, León
Nuestra montaña, repoblada para recuperar el territorio reconquistado a los árabes, bajo la protección de reyes y magnates, estuvo sembrada de monasterios. Al refugio de los castillos, los bravos montañeses, capaces de cultivar y guerrear al mismo tiempo, van consiguiendo para la cristiandad un terruño recuperado del poder agareno, jalonado por la devoción jacobea.
Fue muy importante la labor civilizadora de la Iglesia. Los monjes se encargaban de reedificar templos y dependencias en las que cobijarse, con los restos de fortalezas romanas y godas, que habían sido derruidas o abandonadas precipitadamente durante el avance musulmán. Reutilizaron las piedras desparramadas y levantaron monasterios, hospitales, ermitas e iglesias. Por eso tantos templos conservan su estructura de fortaleza y están ubicados en lugares elevados, con aspecto defensivo.
El Viejo Camino mantuvo su esplendor hasta finales del siglo XI, cuando la frontera con los moros recuperó las tierras más llanas. Entonces Alfonso VI, abre nuevos monasterios o traslada los que aquí había, para poner en marcha un Nuevo Camino, el Camino Francés y con su política expansionista europea da entrada a los monjes cluniacenses.
Aún la antigua ruta perdura siglos, va adaptándose con varios ramales, que acogen posteriores devociones.
Hoy en día, que todos queremos recuperar nuestras raíces y cultura, nosotros promovemos esta ruta devocional con mucho cariño, deseando dinamizar nuestra provincia de León, esperando que el Apóstol nos proteja.
Virgen de Velilla, León
La Asociación del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” ha realizado las etapas del Viejo Camino desde su inicio en la provincia de León. Ved nuestros reportajes sobre las etapas: 
1.-  Velilla del río Carrión-Caminayo-Morra de Santiago-Morgovejo-Valderrueda-PuenteAlmuhey
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/10/andando-me-hallo-camino-de-caminayo.html

2.- Guía de PuenteAlmuhey a la Mata de Monteagudo, Virgen de la Velilla
http://rsas0010.blogspot.com.es/2013/01/guia-de-puentealmuhey-la-mata-de.html 
De Puente Almuhey y a La Virgen de la Velilla (río Valdetuéjar)

2.- De La Virgen de Velilla a Cistierna (río Esla).
3.- De Cistierna a la Ercina y a Boñar (río Porma)
4.- De Boñar a Valdepiélago (río Curueño) y a Villalfeide (río Torío)
5.- De Villalfeide a Coladilla y a la Vid de Gordón (río Bernesga)
6.- De La Vid de Gordón a Buiza y a Pola de Gordón (río Bernesga)
7.- De La Pola de Gordón a Viñayo y a Canales (río Luna)
8.- De Canales a Riello y al Castillo de Omaña (río Omaña)
9.- De Castillo de Omaña a Barrio de la Puente y a Fasgar (río Vallegordo)
10.- De Fasgar a Colinas de Martín Moro Toledano (río Boeza) y a Igüeña.
http://rsas0010.blogspot.com.es/2014/10/fasgar-iguena-viejo-camino-de-santiago.html 
Campo de Santiago
11.- De Igüeña a Quintana Fuseros y a Losada
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/05/iguena-losada-viejo-camino-de-santiago.html

12.- De Losada a Rodanillo y a La Virgen de la Peña en Congosto
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/05/viejo-camino-de-santiago-por-la.html
De Losada a la Virgen de la Peña
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/08/29-historias-losada-la-virgen-de-la-pena.html

13.- De la Virgen de la Peña a Bárcena a Cacabelos 
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/09/30-historiascacabelos.html
De Cacabelos a Villafranca y a San Fiz
http://rsas0010.blogspot.com.es/2015/09/31-historiasvillafranca.html
 
En el texto de la peregrinación de Leodegundia se acaba aquí el relato del viaje, pues en Burbia, que es como se llamaba entonces la que después de instituirse el Camino Francés llevaría el nombre de Villafranca, deja de escribir el monje Gundisalvo para que un monje que parte a León pueda llevar su carta al obispo de León, San Froilán.

Pero el cortejo sigue hasta Santiago y regresa por Lugo y Oviedo a veneran las reliquias de la Cámara Santa de Oviedo. En esta guía hemos peregrinado hasta Villafranca del Bierzo, que es el punto hasta el que hay anotaciones para seguir sus pasos y sus etapas.

A continuación os dejamos nuestras publicaciones sobre el Viejo Camino de Santiago por La Montaña Leonesa, que han salido en el periódico La Nueva Crónica de León en los Suplementos de Cultura:

Año 2014:
Etapas del Viejo Camino de Santiago publicadas en el periódico de La Nueva Crónica de León:
http://rsas0010.blogspot.com.es/2014/07/queridos-amigs-el-periodico-de-la-nueva.html

Año 2015:
Historias y leyendas del Viejo Camino de Santiago en la provincia de León, publicadas en el periódico de La Nueva Crónica de León:
http://rsas0010.blogspot.ie/2015/02/la-nueva-cronica-de-leon-vuelve.html

Podéis consultar los siguientes libros:
“Viexu Kamin”, de Julián González Prieto
“El Viejo Camino de Santiago“, de José Fernández Arenas
“Moros y Cristianos” de José Javier Esparza
“Roma contra Cántabros y Astures” del padre Eutimio Martino
”La Huella de las Legiones”, Cuadernos de Campo de Eutimio Martino y Siro Sanz
“Por tierras de León” del P. César Morán, Diputación de León, 1987
“Las Cabeceras del Cea” Matías Díez Alonso y Olegario Rdgz Cascos, 2007
“Omaña, pueblos, paisajes, paseos” Julio Álvarez Rubio, Edilesa, 2007
“Guía de Patrimonio Cultural de las comarcas de Cuatro Valles”, Asoc 4Valles, 2001
Consultad también los espacios web especializados en el Viejo Camino:
“Excursiones de Rafa y Rosi”:
Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina”:
¡Buen Camino, peregrinos!
   
Fotos y Texto de Rafael Cid y Rosa Fadón

Etapas del Viejo Camino de Santiago en La Nueva Crónica de León

Queridos amig@s:  En el periódico de La Nueva Crónica de León  estamos publicando las etapas que hemos realizado en el Viejo Camino de Santiago por la provincia de León.

Nuestro objetivo es promocionar este Viejo Camino, que tuvo su esplendor en los años posteriores al descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago, hace más de mil años, en una época en que la España cristiana estaba amenazada por los musulmanes y la peregrinación se hacía bajo la protección de castillos y monasterios al resguardo de las montañas.

El Viejo Camino de Santiago recorría el pie de la Cordillera Cantábrica siguiendo el trazado de antiguas calzadas romanas. Hoy tiene un alto interés paisajístico e histórico.

Por si alguien quiere consultar los ejemplares que ya han sido publicados os pongo aquí los enlaces:

1ª Etapa en la provincia de León: De La Espina a La Virgen de la Velilla

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

2ª Etapa en la provincia de León: De La Virgen de la Velilla a Cistierna

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

3ª Etapa en la provincia de León: De Cistierna a Boñar

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

4ª Etapa en la provincia de León: De Boñar a Villalfeide y Vegacervera

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

5ª Etapa en la provincia de León: De Villalfeide a la Vid de Gordón

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

6ª Etapa en la provincia de León: De La Vid de Gordón a La Pola

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

7ª Etapa en la provincia de León: De La Pola a Canales

La Nueva Crónica, Viejo Camino Santiago

8ª Etapa en la provincia de León: De Canales al Castillo de Omaña

<a href="https://drive.google.com/file/d/0B8B6TE9X5vWZdUNRX0NvWW5adHVLVFNOcEdvbExnMXNMVGQw/edit?usp=sharing" target="_blank">

9ª Etapa en la provincia de León: De Castillo de Omaña a Fasgar

https://drive.google.com/file/d/0B8B6TE9X5vWZWFFLZng2X295OXlIaEpTZC01R2pBRUEtSU1B/view?usp=sharing

10ª Etapa en la provincia de León: De Fasgar a Igüeña

https://drive.google.com/file/d/0B8B6TE9X5vWZLUdUdTJNWHlyUG9FbmJBUlVjWWdxZmIzX0hB/view?usp=sharing

11ª Etapa en la provincia de León: De Igüeña a Congosto

https://drive.google.com/file/d/0B8B6TE9X5vWZN1huTFhZTWJhRDFETmhZendaamRVZ3NPU3ZF/view?usp=sharing

Aquí se acaban las etapas publicadas en los suplementos de este verano en la NCL, pero nuestro caminar por el Viejo Camino de Santiago por la provincia de León no ha terminado, nosotros lo seguimos recorriendo y publicando en este blog y en la prensa. Así que prepararos y sed de los primeros en leerlas y en caminar por estas hermosas localidades, montañas y campos de nuestra tierra.

Texto y Fotos de Rafael Cid y Rosa Fadón

31ª Historias y leyendas…Villafranca en el Viejo Camino de Santiago

31ª Historias y Leyendas El Viejo Camino de Santiago en la provincia de León.
             
 Rosa Fadón y Rafael Cid

De Cacabelos a San Fiz llegamos a nuestro final feliz
Los peregrinos encontrarán historias y leyendas por todo el Camino de Santiago.

31 Villafranca

Para ver más cómodamente el artículo pinchad aquí.

En Cacabelos madrugamos para seguir el Camino, no sin antes encomendarnos a la Virgen de la Quinta Angustia que guarda una de las leyendas relacionadas con siete hermanas que peregrinaban a Santiago y fueron milagrosamente transformándose en imágenes de la Virgen. Comienza esta leyenda en Foncebadón, donde la mayor de las hermanas se quedó curando a la más pequeña que tenía ampollas en los pies, de esas que atormentan a menudo a los peregrinos para expiar nuestros muchos pecados…  

Las otras cinco hermanas exploraron los hermosos parajes de los alrededores del Camino, por los que se perdieron. Así que la hermana mayor para encontrarlas al atardecer subió al pico de la Aquiana y fue entonces cuando contempló el prodigio: sus hermanas esparcidas por diferentes lugares del Bierzo brillaban como por arte de magia, más que las estrellas de la Vía Láctea. Ante tal contemplación la hermana mayor quedó petrificada allí mismo en la Aquiana, donde los pastores del lugar le construyeron una ermita.

Cuando las buenas gentes de esos lugares tuvieron conocimiento de tal cosa, fueron construyendo las ermitas para las demás, allí donde fueron encontradas. Ya hemos pasado nosotros por algunas de ellas, hablando en anteriores reportajes, como por la Virgen de la Peña. A las otras peregrinas se las encontró, cerca del castillo templario en Fonballa la una,  otra en Llamas de Cabrera, otra en Valdeprado pues se extravió y se dirigió al norte hasta el arroyo del mismo nombre y otra más en el valle de Fornela. La ermita de la Quinta Angustia se construyó aquí en Cacabelos para la peregrina que se quedó junto al río Cúa. Pero ¿qué fue de la más pequeña? Ella creyó que había sido abandonada, imaginándose ser una carga para sus hermanas. Entonces fue a esconderse a un bosque cercano a Manzanedo de Valdueza donde también la construyeron una ermita, la de la Virgen de los Escayos. Si os fijáis esta piadosa leyenda de las siete Vírgenes señala los lugares míticos del Bierzo, a los que todo peregrino debería acudir para hacer un alto en el Camino, para visitarlos e impregnarse de su paz.

La leyenda de las siete Vírgenes señala los lugares míticos del Bierzo.

Sigamos tras los pasos que en el año 902 llevaba Leodegundia en su peregrinar:

 “Al llegar a Cacabelos la princesa fue a ver Villabuena donde disfrutó de descansar y visitar el palacio y a sus gentes con quienes vivió su niñez. Y por San Clemente, a través de muchas huertas fuimos hasta un pueblo que llaman Burbia donde se juntan dos ríos, que fue donde don Bermudo perdió con los moros y dejó el reino a don Alfonso, el de las dichas de conocer la noticia del sepulcro, visitarlo y protegerlo.”    “Vexu Kamin” de D. Julián González

Así que caminamos hasta Villafranca, para llegar a San Fiz donde dimos por terminado nuestro Viejo Camino de Santiago, ya que aquí termina el documento diciendo que siguieron a Santiago por:  “las sendas que vos bien conoce en los lugares de su vida de joven junto al Señor”   San Froilán, que era a quien iba dirigido el relato no necesitaba más indicaciones del trayecto.

Al llegar a S. Fiz dimos por terminado nuestro Viejo Camino de Santiago, ya que aquí acaba el relato del documento.

Villafranca , que anteriormente se llamó  Burbia junto al lugar de la derrota  de Bermudo, Villafranca de Bucca Vallis Carceris como se la llama en el códice Calixtino.

En el Siglo XI se fundó el burgo de los francos Villafrancorum  de señorío real, después de los Osorio hasta que en 1486 se creó el marquesado de Villafranca. Hubo un tiempo en que fue capital de la provincia del Bierzo. Ahora lo más importante para los concheiros que andamos por el Camino es que el Papa Calixto II concedió a su iglesia de Santiago  un privilegio por el cual, los peregrinos que no pudieran proseguir a postrarse a los pies del Apóstol por encontrarse enfermos  ganaban el jubileo aquí, eso sí, con tres requisitos: confesar, comulgar y rezar a Dios por el papa Calixto y sus sucesores…

Pero nosotros después de degustar la estupenda gastronomía berciana, nos encontramos fuertes para seguir.

No tenemos espacio aquí para contaros todas las bellezas de la ciudad elegimos el convento de San Francisco, para rendir tributo al Santo peregrino y a uno de los poetas más importantes que han dado estas tierra y que descansa para siempre en este lugar, Enrique Gil y Carrasco.
A medio camino entre Villafranca y Cornatel junto a una  frondosa vegetación divisamos la iglesia del antiguo monasterio de San Fiz de Viso, fundado en el siglo VII por S. Fructuoso, obispo berciano con sangre de nobleza goda. Conocemos su vida gracias a S. Valerio  “Vita Sancti Fructuosi” que cuenta entre sus hazañas la de matar un dragón que asolaba la comarca cercana a San Pedro de Montes.

La Iglesia actual es de finales del XII. Nos sentamos junto a su entrada donde el guarda del monasterio  contó  que durante una de las restauraciones se encontraron en la zona próxima al altar los restos de gruesas paredes probablemente de una cisterna de agua y que el interior de la iglesia fue utilizada como cementerio.

Nos chocó el nombre del monasterio San Juan de San Feliz, parece una repetición de nombres pero resulta que la iglesia del monasterio perteneció a la orden de los hospitalarios de San Juan de Jerusalén y posiblemente con anterioridad a los templarios según indican los paneles.

En San Fiz  los monjes regalaron al cortejo de Leodegundia: 

“vino muy curado y unas escudillas cerradas con lo que llaman orujo y cerezas de su huerta, también comimos botillo que tanto gusta a usted (San Foilán). Allí nos contaron la historia del Peregrino que por no tener para la comida y para la posada le despojaron de su tabardo y del sombrero y al llegar a Santiago allí estaba junto al sepulcro y regresó con ellos muy contento.”

Recordamos que esta misma historia la contó muy bien entre música de gaitas bercianas,  Jovino Andina en un programa de radio sobre el Viejo Camino, en el que también participábamos nosotros.

Vimos pasar a unos peregrinos y sentimos deseos de acompañarlos hasta el mítico enclave del Cebreiro. Como en otras ocasiones visitar su iglesia, recordar la leyenda griálica, rendir homenaje junto a su monumento a D. Elías Valiña gran impulsor del Camino, contemplar las pallozas y la arquitectura tradicional y si la climatología nos lo permitiera, observar las magníficas vistas de las sierras do Courel y os Ancares, pues no en vano nos encontraríamos a 1290 m. de altitud.

En el siglo IX se fundó en el Cebreiro un monasterio regido por frailes de San Giraldo de Aurillac durante casi 400 años. El templo prerrománico conserva la talla de Santa María la Real de O Cebreiro, patrona de la comarca. Si la observáis con detenimiento comprobaréis que tiene la cabeza inclinada. ¡Es por el milagro de la transustanciación! Cuando en la Edad Media el pan y el vino se transformaron en carne y sangre de Jesús.

En la capilla de la derecha veréis el cáliz conocido desde entonces como “el grial del Cebreiro” y las ampollas en las que aún se conserva la prueba de la transustanciación, que fueron donadas por los Reyes Católicos. Esto también tiene su leyenda pues la reina Isabel consciente de la magia, trató de llevarse consigo el fruto del milagro, pero los caballos que transportaban las reliquias se negaron a seguir cuando llegaron a Pereje, cerca de Villafranca e Isabel comprendió así que debía devolver lo sustraído. Milagros o física cuántica, según el gusto de cada cual, no podéis perderos la oportunidad de rememorar estas historias.

Pero en esta ocasión, nosotros lo dejamos aquí en S. Fiz porque la narración de  los pergaminos del Vexu Kamin aquí termina.

A los que se animen a seguir queremos deciros que no os faltarán hermosas historias y leyendas como las que os hemos contado y otras muchas, para acompañaros durante este trayecto vital que también es Vía iniciática y que una vez que volváis de Finisterre os hallaréis transformados.

 

Foto 1: Rafael Cid: Villafranca, puerta del perdón
Foto 2 : Rafael Cid: Villafranca, Sepulcro de Gil y Carrasco

Foto 3: Rafael Cid: S. Fiz de Viso

Texto y fotos de Rosa Fadón y Rafael Cid