III Ciclo de Conferencias Camino de Santiago, 4ª Conferencia.

Dentro del III ciclo de conferencias sobre el Camino de Santiago 2019, que organiza la  Asociación de Amigos del camino de Santiago de Leon ¨Pulchra Leonina ¨, la cuarta y última fue impartida por el profesor  Emilio Morais Vallejo, Profesor Titular  de Historia del Arte de la Universidad de León.

El profesor Morais hizo un repaso somero de las diferentes fases constructivas de la Catedral de Santiago desde el primer mausoleo que, según la tradición, acogió los restos del Apóstol Santiago, y el primer templo del siglo IX, pasando en su transformación por la iglesia románica (siglos XI-XII), gótica (siglos XIII-XIV) y renacentista. El ponente hizo especial hincapié en la época barroca de la catedral (1600-1759) en la que la misma sufrió una profunda  transformación, sobre todo en su aspecto exterior.

Unos de los artífices de esta profunda transformación fue el canónigo José de Vega y Verdugo (1649-1672), que sin ser arquitecto planificó un cambio total en su aspecto exterior, que hasta entonces, era muy heterogéneo y sin valor estético. Pero la realización fue llevada a cabo por los arquitectos  José Peña del Toro y, sobre todo, por Domingo de Andrade, que realizó la torre del Reloj y el pórtico de Quintana, abriendo espacios para la creación de las plazas de Quintana, Platerías y Azabachería. Pero la obra más importante la llevaría a cabo Fernando de Casas Novoa, a partir de 1711, con la realización de la fachada del Obradoiro (1738-1750) que envuelve sin dañar, a la fachada baja románica que contiene el Pórtico de la Gloria del Maestro Mateo. Este mismo arquitecto llevo a cabo  la construcción de las dos grandes torres que enmarcan el hastial central. De esta forma, la catedral de Santiago, conservando en su interior partes románicas y góticas, queda a partir de mediados del siglo XVIII, recubierta exteriormente de construcciones barrocas que la dan uniformidad y el aspecto con el que hoy la conocemos.

Conferencia espléndida del profesor Morais que logró hacer una buena síntesis histórica apoyándose en numerosos gráficos y fotos que resultó muy amena y divulgativa, manteniendo la atención de los asistentes que llevaban la sala.
 Texto : Manuel Rodríguez Pascual