Sembrando el Camino – 10ª edición.

Amaneció lloviendo el domingo 1 de diciembre, pero así y todo, 55 intrépidos peregrinos nos dimos cita en la plaza de Santo Domingo para realizar una de las dos actividades que más satisfacen a las personas que pertenecemos a la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León “Pulchra Leonina” que no es otra que “Sembrando el Camino”.

Esta actividad, que consiste en salir a plantar árboles y esparcir semillas a la vera del camino, con nuestro deseo de que en el futuro lleguen a dar sombra y lugar de descanso a los peregrinos que pasen por el lugar, la venimos realizando desde hace 10 años, y estamos seguros de que en años sucesivos seguiremos con ella.

En esta ocasión, en Villadangos del Páramo, lugar dónde comenzábamos plantando, fuimos recibidos por su alcalde, Alejandro Barrera García, y por el presidente de la Junta Vecinal de San Martín del Camino, dónde teníamos previsto terminar el trabajo. Nos facilitaron 30 árboles de diversas especies: castaños de Indias, roble, encina, arce, avellano, tilo, acacia, etc., que fuimos plantando en los hoyos que había realizado el Ayuntamiento, y con algunas herramientas adecuadas a la labor, arrimamos la tierra y les hicimos el alcorque de riego.

Una vez termina la plantación, caminamos bajo los paraguas por el Camino Francés, sembrando otros plantones de árboles con raíces que algunos habían traído, y esparciendo semillas otros, tapándolas con tierra para que la “sabia Naturaleza” haga el resto. Sabemos que solo nacerán una pequeña porción de las semillas que sembramos, y algunas que nazcan no prosperaran, pero tendremos la certeza de que los árboles que crezcan serán por las semillas depositadas por nosotros.

Al llegar a San Martín, y después de un café reparador, visitamos el pequeño museo etnográfico, y los más andarines siguieron caminando hasta Puente de Órbigo.

Desde allí, ya reunidos, hasta Santa Marina del Rey, a degustar una comida de convivencia entre peregrinos -y esta vez, además, laboriosos cuidadores del camino-, y como es habitual, terminamos entonando el himno de nuestra Asociación.